La marca de un país

0
39

Tras más de siete años de entrevistas en Feedback a todo tipo de voces autorizadas en el mundo de la empresa, de los negocios, de los proyectos empresariales, uno vive con cierta estupefacción lo que está ocurriendo en los últimos tiempos en relación a lo que ha dado en llamar el deterioro  de la “marca España”. Y es que se recurre a opiniones de políticos que nos aseguran que, por culpa de lo que se está contando por parte de los medios de comunicación, desde la corrupción de tesoreros, de presidentes autonómicos, de alcaldes, de directores generales de consejerías autonómicas, de princesas intermediarias, de infantas imputadas, de yernos aprovechados, se recurre, pues a todo eso para determinar que España está perdiendo  imagen cara al exterior, acercándose más a una historia digna de Mortadelo y Filemón, que a generar una imagen de país con ganas de hacerse un hueco entre los que quieren remontar en estos tiempos de crisis.
 
Y es que en todo este tiempo en que Feedback ha recogido las opiniones de los auténticos expertos en Branding, en marca, poco o nada se ha buscado la opinión de los mismos, y la voz que parece primar es la de un ministro de Exteriores que se lamenta de estar dando una imagen poco propicia a la hora de que en Bruselas, en Berlín o en Washington, nos tengan en buen lugar.
 
Me gustaría oír la voz de aquellos que saben analizar, de verdad, cómo afecta a la imagen de marca todo lo que ha pasado en estos últimos tiempos en España, que nos ratificaran o desmintieran si ahí afuera, nos han hecho caer al pozo de “bananeros” y ya no vendemos ni modernidad, ni innovación, ni emprendeduría .Que el hecho que se contraten espías para espiar al compañero de partido o de coalición, que se saqueen fondos públicos in rubor, que se encuentren cajas de cartón repletas de billetes enterrados en el jardín de alguien nos hace retroceder en un ranking que tanto tiempo había costado conseguir como creíamos que se había conseguido.
 
Una imagen de marca que, de estar tan devaluada, no provocaría que miles de jóvenes, y no tan jóvenes profesionales españoles fueran requeridos en todas partes para incorporarse a proyectos que, quizás, hubieran podido crearse aquí.
 
Nuestra imagen de marca no ha impedido , de momento, ser un paraíso de destino turístico, aunque convivan los del crucero de lujo con los del Salou fest. Ni que millones lleguen aquí cada año para disfrutar del enorme patrimonio cultural .Y es que, al final, esa imagen de la que hablan algunos que habría que preservar, ocultando la suciedad, y es posible, quizás se refieren sólo a la que les llega a los grandes poderes económicos, esos inversores in cara que han puesto a esta sociedad patas arriba.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.