El poder del directo

0
47

Estamos mal acostumbrados. En los últimos tiempos, los habitantes del mundo Occidental, los que consumimos información y entretenimiento a todas horas, tenemos la posibilidad de estar, permanentemente, en el lugar donde se produce la noticia. Los medios audiovisuales, en sus informativos, nos dan un plano perfecto, con lo que llamamos una cámara tonta, “trincada”, es decir, plano fijo, de los enclaves, calles, plazas en donde se está gestando el titular, ya sea Sol, la Plaça de  Catalunya, Kiev o Simforopol…Y claro, ha llegado un momento en que hemos dejado de valorar ese “directo”. Esos enlaces permanentes con los lugares donde se está fabricando la Portada del periódico del días después.
 
Muchos medios online trabajan al momento la información. Puede que, con ello, se pierda el arte de contar  las cosas que daba el periodismo sosegado, sí, pero ahora lo que se impone es el periodismo deletreado, tecleado, “taquigrafiado”… Quizás ambos vayan a seguir coexistiendo en mundos paralelos, acorde con la necesidad del consumidor, como piensan los más optimistas, y habrá un espacio para cada uno. El mismo nicho que anda buscando el medio radiofónico , que ha apostado decididamente por la profundización en los contenidos y las opiniones sin desterrar, del todo, la vertiginosa actualidad.
 
Pero volviendo al televisor… lo que está claro es que el futuro va a pertenecer a aquello que se esté produciendo en aquel instante, es decir, al directo. Y por ello, la apuesta por las manifestaciones deportivas más importantes va a ser la  protagonista de los próximos meses. Y si no, solo hace falta comprobar la apuesta de Movistar por los contenidos deportivos, que la va a  llevar  , en breve plazo, a adquirir Canal Plus al grupo Prisa, y convirtiendo a Movistar TV en producto obligado para ver lo más importante que se da en el ámbito deportivo. Aunque el peligro es que la existencia de una sola plataforma de pago pueda caer de nuevo en el concepto de monopolio, algo que a Telefónica le debe sonar, ¿no?
 
El directo, en vivo, adrenalina en estado puro para el que lo ve y para quien lo ofrece…pero también, un gran hándicap en muchos casos, que puede estropear un buen negocio .Y si no, que se lo pregunten a Telecinco, que tras grabar todos los programas de La Voz Kids, líder de audiencia hasta ahora desde su inicio, ha visto  como una filtración en las redes, revelando el supuesto nombre de la ganadora puede dar al traste con el interés de lo que queda por ver. Y uno se pregunta cómo es posible que los trescientos espectadores que asistieron a la gala final, sus amigos y conocidos, los trabajadores de la productora y la cadena, sus amigos y conocidos, no hubieran filtrado nada de nada, obedeciendo las instrucciones de confidencialidad que les indicaron en su momento…
 
Puede que algunos se crean que es cierto, que “ella” ganó el concurso grabado en verano, que otros duden de la veracidad y que ello les lleve a querer comprobarlo hasta el último instante. El poder del directo es enorme, pero en este caso, vamos a ver si el “poder viral”  de internet es capaz de igualarle.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.