La transformación social perfila la labor de FCC en su 120 aniversario

0
131

La España de 1900 se encontraba en un proceso de evolución social, urbanística y cultural derivado, en gran medida, de una transformación demográfica que obligó a contar con nuevas empresas capaces de construir las necesidades de la sociedad, entre las que surgió el grupo empresarial Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

La empresa española, cuya sede se encuentra en Barcelona, cumple 120 años con la intención de continuar como “agente del cambio” y hacer frente en el futuro cercano a los retos globales de sostenibilidad, respeto por el medio ambiente y eficiencia.

“El compromiso con la sostenibilidad se refleja en ser la primera constructora que obtiene el certificado del sistema de trazabilidad de gestión de residuos “Residuo Cero”, concedido por AENOR”, han comentado a Efe desde el departamento de Comunicación y Marketing del área de construcción del Grupo FCC.

También han querido destacar que fue la primera empresa española en unirse al grupo “Finanzas Sostenibles” del Pacto Mundial de Naciones Unidas (United Nations Global Compact, en inglés), participando activamente en el 20 aniversario de esta coalición que cuenta con el apoyo de más de 10.000 empresas para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por la ONU para 2030.

Además de la sostenibilidad, la portavocía de FCC ha explicado que el 120 aniversario de la constructora se basa en los ejes de “responsabilidad, innovación y excelencia”, los cuales les han permitido diseñar y ejecutar “infraestructuras necesarias para la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”.

Entre sus principales avances se encuentra el uso, por primera vez en España en 1910, de los firmes bituminosos mediante riego con alquitrán; una acción básica para la pavimentación y el adoquinado de las principales ciudades españolas.

Algunas de las obras de FCC se han convertido en símbolos urbanísticos de estos entornos como, por ejemplo, las torres Puerta de Europa de Madrid, el hotel W en Barcelona, la sede del Parlamento de Andalucía en Sevilla, la ciudad de la Justicia en Valencia y la participación en el 33 % de la construcción de la línea ferroviaria de alta velocidad de España.

A nivel internacional, el grupo obtuvo su primer contrato en 1979 para canalizar 640 kilómetros (km) de la red telefónica de Trípoli (Libia); tras este proyecto han construido la terminal de pasajeros del aeropuerto de Santiago de Chile (Chile), la autopista I-95 en Miami (Estados Unidos), el puente sobre el Danubio que une Rumanía con Bulgaria o el metro de Doha (Qatar), entre otras.

En los últimos años, FCC ha conseguido la adjudicación de sus primeros proyectos en Noruega y Países Bajos y la construcción del tramo más largo del Tren Maya a su paso por el Golfo de México, 262 km aproximadamente entre Escárcerga y Calkini, que recorrerá las principales atracciones turísticas de la Península del Yucatán.

Así pues, según cifras del Grupo FCC, durante su experiencia de 120 años han realizado “más de 700 km de túneles, 8.500 km de carreteras, 1.650 puentes, 2.600 km de vías férreas, 48 presas, 98 plantas de tratamiento de aguas residuales, 10.500 km de tuberías de agua, 76 km de muelles, 3.000 km de gaseoductos y oleoductos y 2.300.000 metros cuadrados de terminales de aeropuertos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.