Reinvención Laboral: la clave para sobrevivir en un futuro que es hoy

0
48

Seguramente alguna vez habrás escuchado la frase “renovarse o morir”. Su origen se remonta a finales del siglo XIX, pero lo cierto es que nunca había significado tanto. Una cifra puede valernos más que mil palabras: el 50% de los empleos actuales no existirán en 2030 debido al impacto de las nuevas tecnologías, y la mayoría de los que sobrevivirán se verán transformados casi por completo según corrobora un estudio publicado por Thomas Frey, director del Instituto Da Vinci.

En su informe Frey también refleja rayos de esperanza y asegura que también se crearán empleos, aunque advierte que requerirán de nuevas habilidades y competencias. De este modo, en la actualidad hay puestos de trabajo que ya se están ofertando y para los que todavía no existen profesionales cualificados. De ahí que, según la Comisión Europea, entre 500.000 y 750.000 vacantes relacionadas con las nuevas competencias tecnológicas se quedarán sin cubrir.

Adaptar el mercado laboral a esta nueva realidad en constante evolución es uno de los mayores retos que enfrentaremos como sociedad durante la próxima década. Un desafío que implica tanto a trabajadores como a empresas, instituciones, administraciones, universidades y centros académicos.

Es por eso que, para apoyarles en la compleja transición hacia un futuro que ya es hoy, ha nacido The Work of the Future Centre de EAE, un instituto de formación e investigación aplicada de EAE que estudia el impacto del actual y cambiante entorno socio-económico y potencia la empleabilidad sostenible en entornos frágiles, inciertos y digitales.

El empleo ni se crea ni se destruye

“Hay sectores que ya se han desgastado y no van a generar más oportunidades de empleo, mientras que hay otros que sí están generando nuevas posiciones y que no se cubren por falta de perfiles. El trabajo es como la energía, ni se crea ni se destruye pero se está transformando rapidísimamente. Es nuestra responsabilidad frente a la sociedad formar a los profesionales no para el presente sino para ese futuro en constante evolución”, explicaba Pilar Llácer, Head of Research del Work of the Future Centre el pasado miércoles en Madrid durante la presentación del nuevo instituto, en la que participaron también algunos de nuestros principales partners, como Manpower Group Talent Solutions, Fundación Once, la Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios (CEAJE), CATENON o la Asociación de Directores de Recursos Humanos.

Para cumplir con esa responsabilidad ante la sociedad, uno de los objetivos de The Work of the Future Centre es promover la reinvención laboral, un concepto que hasta hace poco tiempo se asociaba con situaciones límite como la pérdida del empleo o el fracaso de una iniciativa empresarial, pero que ahora es una realidad que requiere de una cultura de lifelong learning. El Centre aporta insights, herramientas, tendencias y soluciones para profesionales y empresas que promuevan la empleabilidad sostenible, además de influir en la constante renovación de los programas, metodologías, y servicios que ofrece la institución.

Así es. Da igual el área en el que trabajes o el puesto que ocupes, es importante que te actualices constantemente. Según las palabras de María José Marín, directora general de ManpowerGroup Talent Solutions: “Lo que está pasando en este momento es un cambio de tal alcance que ya no tiene sentido debatir sobre si nos reinventamos o no, es que o nos reinventamos o nos quedamos en fuera de juego”.

Precisamente para guiar a los profesionales en este proceso durante este primer trimestre de 2021, The Work of the Future Centre ha publicado El Libro Blanco de Reinvención Profesional, un estudio que ofrece las principales claves para emprender con éxito el proceso de reinvención profesional a partir del análisis de casos reales de personas que lograron reorientar su carrera en diferentes sectores y actividades.

Las dos claves de la reinvención profesional

¿Pero qué es exactamente la reinvención profesional? Según el estudio, engloba cuatro procesos:

  • Cambiar de sector con las mismas funciones.
  • Cambiar de sector con distintas funciones.
  • Cambiar de funciones dentro del mismo sector.
  • Emprender, ya sea en el mismo sector o en uno nuevo.

Las características del mercado laboral dificultan mucho tanto el cambio de funciones como el de sector, motivo por el que la mayor parte de los profesionales que participaron en el estudio (cerca del 25%) optaron por el emprendimiento como vía de reinvención profesional. Para superar estos obstáculos, la totalidad de los profesionales que participaron coinciden en que hay dos elementos esenciales: la mentalidad y la formación .

“La mentalidad y la educación son claves. No concibo que haya profesionales de la rama que sea y con la responsabilidad que sea que no tengan una mentalidad en crecimiento, con muchísima flexibilidad y con una capacidad de adaptación al cambio bárbara. El futuro va a demandar profesionales que estén en continua formación. Si quieres continuar con tu empleabilidad y tener capacidad para crecer, la formación es la clave. Ahí va a estar la diferencia entre unos profesionales y otros”, aseguraba María Sánchez, directora de Personas, Calidad y RSC en IFEMA, y miembro de la Asociación de Directores de Recursos Humanos.

Este proceso no sólo implica un esfuerzo personal del trabajador, sino también un profundo replanteamiento del sistema educativo y de enseñanza que, al menos en España, no está respondiendo a las necesidades del mercado laboral. Según María José Martín, hay más de 200.000 puestos de trabajo tecnológicos que no se cubren porque no hay perfiles a pesar de las elevadas tasas de paro juvenil y de la célebre sobreformación de los jóvenes españoles.

Un nuevo enfoque de empleabilidad

Más del 60% de las empresas no encuentra el talento que busca, es por eso que el modelo educativo necesita transformarse y evolucionar para satisfacer las necesidades del mercado de trabajo. “Hay que hacer algo y hay que hacerlo rápido para conseguir adaptar el mercado al mundo de hoy”, explica Martín.

Cristina Villanova, Corporate Managing Director de CATENON, puso sobre la mesa otro dato tremendamente revelador: en España hay 80.000 vacantes sin cubrir en el campo de la ciberseguridad. Y no todas ellas son para perfiles informáticos o lo que coloquialmente conocemos como hackers: “La ciberseguridad es un campo multidisciplinar en el que tienen cabida abogados, perfiles comerciales y un amplio abanico de profesionales”.

Y es que, tal y como aseguró Manuel Pimentel, Of Counsel de Baker Mackenzie, el hecho de vivir en un mundo digital no significa que todos tengamos que desempeñar roles técnicos. De hecho, humanizar lo digital va a ser uno de los desafíos más importantes de esta nueva era, y eso va a hacer que las llamadas soft skills (competencias que permiten a las personas integrarse con éxitos en los ambientes laborales) sean tanto o más importantes que las hard skills, entre las que se incluyen las habilidades en el manejo de las herramientas necesarias para desempeñar nuestro trabajo.

“Hay un reto importante que es llevar el humanismo a lo digital y para eso no hace falta tener un conocimiento profundo de los algoritmos. El que sepa cómo tocar la fibra humana a través de la pantalla tiene mucho ganado. Desde cosas como por ejemplo el estilo con el que se escriben los correos electrónicos y los mensajes, que hay gente que te golpea y te seduce con las palabras, como en la vida”, explicó Pimentel.

Una reflexión que se relaciona con la cita del filósofo Miguel de Unamuno, autor de la cita que abre este artículo: “El progreso consiste en renovarse”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.