Lo que Blade Runner no nos contó sobre el futuro (laboral)

0
320

Con un monólogo para la historia acababa una de las mejores películas del cine de ficción. Ridley Scott acercaba en 1982 hacia un futuro distópico ambientado en un imaginario 2019 en su película Blade Runner. Coches voladores, androides casi imposibles de diferenciar de los humanos, inteligencia artificial, tarjetas en lugar de llaves, vigilancia en cada esquina…

Esta pieza de culto del cine, además de dejarnos una banda sonora espectacular, nos dejó preguntas: ¿Qué nos depara el futuro? La mejor manera para que los cambios que se acercan no nos pillen por sorpresa es prepararnos para su llegada. Así que, en EAE hemos querido contar con Roxana Suciu Headhunter, Engineering, E-commerce & Retail Division Manager sobre adquisición de talento y empleabilidad, para que nos diese pistas para prepararnos para los cambios que están por venir y las claves del trabajo en el futuro más cercano.

El trabajo del mañana, hoy.

Si no es el futuro que imaginaba Ridley Scott, algo muy parecido ya está aquí. Los coches todavía no vuelan, pero la industria automóvil ha experimentado grandes avances. La automatización, los bots y la inteligencia artificial ya forman parte de nuestro día a día, en las empresas y en nuestro hogar. El mundo avanza.

La pandemia ha significado el pistoletazo de salida que ha dado lugar a un acelerón de cambios en el entorno laboral. Los protocolos de sanidad nos han llevado a idear nuevas formas de trabajar juntos a pesar de la distancia y el teletrabajo se ha apoderado de los procesos de todas las empresas. Está modalidad seguirá conviviendo con las empresas en el futuro. Grandes organizaciones como Deloitte ya han comunicado a sus empleados la libertad de elegir trabajar desde las oficinas o desde sus casas. Según Roxana, la pandemia ha hecho el trabajo aún más globalizado, y es que teletrabajar permite conectarnos desde cualquier parte del mundo, lo que nos brinda nuevas oportunidades. Se ha generado una tendencia a contratar perfiles independientemente de su lugar de origen, lo que nos permite postular a trabajos sin preocuparnos por la localización.

Los androides

¿Seremos sustituidos en nuestro trabajo por un robot? Para 2022 se estima que los robots lleven a cabo el 42% de tareas de las empresas y un 53% en 2025. Pero no nos asustemos, aunque muchas labores pasen a ser mecanizadas, lo cierto es, que los robots, junto con las nuevas industrias que los rodean, generarán también empleo. Se estima que en el año que viene se crearán 58 millones de puestos de trabajo vinculados a estos. Ahora bien, tendremos que formarnos, avisa Roxana, “en 2022 el 54% de una plantilla habrá tenido que reinventarse”. Los robots y sus mecanismos requieren de conocimientos así que es importante que nos formemos y adquiramos tanto hard skills como soft skills.

El remake de las empresas

La capacidad de adaptación para las empresas se vuelve algo trascendental. “Las organizaciones de nuestro entorno centrarán sus prioridades en definir las necesidades futuras de los empleados para transformar sus formas de trabajar” dice Roxana. La incorporación de las innovaciones tecnológicas a los procesos y la creación de 58 millones de nuevos empleos hace que las empresas tengan que preparar a sus empleados para el cambio. Un ejemplo claro lo podemos encontrar en el mundo de la automoción, donde los coches aún no vuelan pero sí se han transformado en eléctricos. Por esta razón, en la actualidad las empresas están reinventando a sus profesionales del ámbito mecánico a la parte eléctrica a través de cursos de formación.

Las empresas del futuro también son mucho más comprometidas con el bienestar de sus empleados, y es que las nuevas generaciones valoran mucho más las facilidades y la flexibilidad a la hora de elegir dónde desarrollarse profesionalmente. Es por esto que cada vez más empresas y reclutadores intentarán atraer a sus empleados por las condiciones laborales además de por los proyectos.

El teletrabajo plantea un nuevo reto en las organizaciones. El principal desafío de las empresas aquí es desarrollar la motivación de sus trabajadores y su felicidad. En la actualidad ya se está trabajando a través de programas para cuidar la forma física de los empleados, la creación de hábitos saludables, el manejo del estrés y combatir cualquier tipo de problema que pudiese generar trabajar desde casa. Las empresas del futuro, por tanto, se preocupan mucho más en generar entornos agradables para sus trabajadores.

Los humanos

“Las habilidades digitales son importantes pero, hoy en día, nuestros clientes buscan perfiles transformacionales”

Roxana nos cuenta las características que debemos desarrollar para poder desenvolvernos con éxito en las empresas del futuro.

Para prepararse para el mañana, los trabajadores deberán gestionar su propia marca personal. Las redes ya se han apoderado de nuestra forma de vida y nosotros debemos aprovechar este escaparate para posicionarnos. Ser activos y compartir publicaciones del sector al que queremos dirigirnos ayudará a formar parte de las empresas.

Debe tener capacidad de adaptación y espíritu emprendedor. En la actualidad existen numerosos ejemplos de empresas que crecen a raíz de la innovación de sus empleados. Muchas de estas corporaciones crean startups a raíz de ideas de las personas que las componen, lo que es una oportunidad única para ambas partes. Para la empresa por poder crecer y evolucionar en nuevos ámbitos y para el empleado por poder llevar a cabo su emprendimiento y hacer realidad su idea sin el riesgo de tener que soportar por sí mismo los requisitos económicos. Por lo tanto, en este punto podemos englobar también la necesidad de ser creativo e innovador.

El empleado de las empresas del futuro debe saber idiomas, en plural y con muchas eses. Además de ayudar al desarrollo cognitivo y ser beneficioso para el cerebro, en el mundo globalizado en el que vivimos y con la transformación de la búsqueda de talento en todo el mundo por parte de las empresas, los idiomas se convierten en algo imprescindible. Roxana avisa: “cuantos más mejor, con el inglés nos quedamos cortos”.

Perfil digital transformador, “las habilidades digitales son importantes pero, hoy en día, nuestros clientes buscan perfiles transformacionales” Con esto, Roxana hace referencia a aquellos perfiles que aportan un esfuerzo adicional a la empresa. Nuevas ideas, nuevos conocimientos… los perfiles transformacionales son cada vez más buscados.

Conocimientos tecnológicos. La digitalización es importante en todos los perfiles. En el 2033, el 66% de la población activa serán Millennials y Post Millenials, lo que significa que habrán crecido con una tablet debajo del brazo. No obstante, deberán de seguir formándose y adquiriendo nuevos conocimientos, la tecnología va más rápido que nosotros.

Roxana, además, nos deja algunas core skills básicas que se exigirán en los empleos del futuro y comenta: “el 42% de las core skills de los actuales empleos habrán cambiado”. Capacidad de adaptación, resiliencia, trabajo en equipo, colaboración, flexibilidad, capacidad analítica, comunicación y autonomía. ¿Cuántas de ellas tienes ya?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.