El Tesoro reduce 10.000 millones la emisión neta de deuda en 2024 hasta 55.000 millones gracias al sólido crecimiento económico y a la consolidación de las cuentas públicas

0
1896

  • La ratio de deuda pública sobre PIB seguirá su senda decreciente, alcanzando en 2024 el objetivo del 106,3%, lo que supondrá una caída de 19 puntos porcentuales en menos de 4 años, desde el pico en 2021
  • Se mantendrá la vida media en el entorno de los 8 años, obteniendo el grueso de la financiación a través de instrumentos de medio y largo plazo
  • Esta política prudente ha permitido suavizar el impacto de la subida de los tipos de interés, con un coste medio de la deuda en circulación que ha aumentado únicamente 45 puntos básicos, frente a la subida de 450 puntos de los tipos oficiales del Banco Central Europeo (BCE), situándose en el 2,09% a finales de 2023
  • Se mantendrá el objetivo de diversificación de la base inversora, que ha conseguido mantener las tenencias de deuda en manos de inversores internacionales por encima del 40%, lo que pone de manifiesto su confianza en la economía española
  • Se seguirá apostando por la emisión de bonos verdes como elemento estructural del programa de financiación, reforzando el mercado de finanzas sostenibles en España
  • La estrategia, como en ocasiones anteriores, está marcada por la prudencia y flexibilidad ante el actual contexto de incertidumbre internacional
  • Se espera que el Tesoro siga manteniendo una posición sólida, un acceso profundo al mercado y una prima de riesgo estable y contenida

9 de enero

El Tesoro Público ha presentado hoy su estrategia de financiación para 2024 con una reducción de 10.000 millones de euros de las emisiones netas frente el cierre de 2023, situándose en 55.000 millones de euros. Se mantiene así la senda de disminución en la emisión neta de los últimos años gracias al sólido crecimiento económico y a la consolidación de las cuentas públicas. 

Esta reducción está en línea con el compromiso del Gobierno de reducir el déficit y la ratio deuda/PIB, que mantendrá su senda descendente este año con la previsión de situarse en el 106,3%, lo que supondrá una caída de 19 puntos porcentuales en menos de 4 años, desde el pico en el primer trimestre de 2021.

La estrategia de financiación se desarrollará en un entorno internacional que continúa siendo complejo y con tipos de interés más elevados que en el pasado. Por ello, el programa mantiene la prudencia y flexibilidad de años anteriores para hacer frente a la evolución de las necesidades de financiación. Adicionalmente, se seguirán recibiendo recursos del programa Next Generation EU, que permitirán mantener el impulso inversor y reformista del Plan de Recuperación, incluida la Adenda aprobada recientemente.

En este contexto son especialmente relevantes la positiva evolución de la economía española que, junto con el compromiso con la consolidación fiscal y el trabajo realizado por el Tesoro durante los últimos años, están permitiendo mantener una sólida y diversificada base inversora y contenidos los costes de financiación, que se reflejan en el aumento de la participación de inversores extranjeros y en el mantenimiento de la prima de riesgo en el entorno de los 100 puntos básicos.

La emisión bruta prevista ascenderá a 257.572 millones de euros, un 2% superior a la de 2023 debido al incremento de las amortizaciones, y el grueso se cubrirá mediante la emisión de instrumentos a medio y largo plazo con el objetivo de mantener la vida media de la cartera de deuda pública. .De esta forma, la previsión es mantener la vida media en el entorno de los 8 años, lo que ha permitido suavizar el impacto de la subida de los tipos de interés y contener el coste de la deuda en circulación

Se mantendrá el objetivo de diversificación de la base inversora y se seguirá apostando por la emisión de bonos verdes como elemento estructural del programa de financiación, reforzando de esta forma el mercado de finanzas sostenibles en España. Para ello el Tesoro continuará realizando reaperturas del bono verde emitido en 2021 con el objetivo de alcanzar en los próximos años un volumen similar al del resto de referencias de la curva del Tesoro y seguir contribuyendo a la financiación de los proyectos de transición ecológica.

Toda la financiación neta se obtendrá a través de la emisión de instrumentos a medio y largo plazo, que ascenderá a 55.000 millones, correspondientes con una emisión bruta de 173.118 millones de euros. Por su parte, la emisión bruta de Letras del Tesoro será de 84.454 millones de euros, cifra similar a la del pasado año. 

Por lo que respecta a las emisiones regulares de valores del Tesoro, está prevista la realización de 48 subastas ordinarias de Letras y Bonos y Obligaciones del Estado.

En 2024, el Tesoro recurrirá nuevamente a las sindicaciones para la emisión de determinadas referencias de Obligaciones del Estado.

Cierre ejercicio 2023

El Tesoro cerró el programa de financiación de 2023 con una emisión neta total de 65.126 millones de euros, con una reducción de casi 5.000 millones sobre la previsión inicial, gracias al mayor crecimiento económico, la buena evolución de los ingresos públicos y la prudencia en las estimaciones. Por su parte, la emisión bruta fue de 251.995 millones de euros.

En un contexto marcado por la incertidumbre internacional, el incremento de los tipos de interés y la finalización de las compras netas por parte del Banco Central Europeo, el Tesoro mantuvo una posición sólida en el mercado, con una gran demanda tanto en las sindicaciones como en las subastas ordinarias. De esta forma, la reducción gradual del balance del BCE fue bien absorbida por el mercado gracias al fuerte apetito de los inversores por la deuda pública española.

En efecto, se siguió incrementando y diversificando la base inversora, gracias a la fluida e intensa interlocución con los inversores y la emisión de otros instrumentos de financiación, como los bonos ligados a la inflación y los bonos verdes, que contribuyen a la financiación de proyectos públicos sostenibles y la promoción del mercado de finanzas sostenibles en nuestro país.

En este sentido, en 2023 destacó el fuerte interés de los inversores institucionales internacionales y el incremento histórico de las compras minoristas de las Letras del Tesoro.

Durante el pasado año fue especialmente significativo el elevado interés de los inversores domésticos en las Letras del Tesoro, que han encontrado en este producto un activo líquido, seguro y rentable. Así, los inversores minoristas han elevado sus tenencias hasta casi los 23.000 millones de euros a cierre de octubre, representando más del 31% del total de Letras en circulación, un máximo hasta la fecha que compara con el 2,4% de finales del pasado año, pasando de esta forma a ser su principal tenedor.  

También en 2023 los inversores no residentes aumentaron sus tenencias de deuda del Estado, tanto en términos absolutos como relativos, situándose en el 40,7% del total, poniendo de manifiesto su confianza en la situación y perspectivas de la economía española.

Asimismo, el importante esfuerzo que ha hecho el Tesoro por mantener la vida media de la deuda, que se sitúa actualmente cerca de los 8 años, está permitiendo suavizar el efecto del alza de los tipos de interés y reducir el riesgo de refinanciación. Así, el coste medio de la deuda en circulación se sitúa en el 2,09%, solo 45 puntos básicos sobre el mínimo histórico de 2021. Se trata de un incremento diez veces menor que la subida de 450 puntos básicos experimentada por los tipos de interés del Banco Central Europeo durante el mismo periodo. Esta política está permitiendo contener y estabilizar la carga de intereses sobre el PIB, reforzando la sostenibilidad de la deuda pública española.

Ver Estrategia de Financiación Tesoro 2024 (PDF – 269 KB)

Fuente: Ministerio de Economía, Comercio y Empresa


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.