Tips para crear un perfil profesional de éxito en redes

0
168

Decía Philip Kotler, considerado por muchos el “padre” del Marketing, que “si no eres una marca, serás una mercancía”. Una afirmación que, décadas después de haber sido formulada, está más vigente que nunca en un escenario laboral cada vez más exigente y volátil.

Con las empresas y procesos cada vez más digitalizados, es fundamental crear una marca personal fuerte en la que mostremos aquello que nos hace diferentes, lo que queremos potenciar y desarrollar para destacar entre otros profesionales.

Giovanna de Prat, Consultora de Negocio y Headhunter con una larga trayectoria, ofreció a los participantes de la EAE Webinar “Las claves para mejorar tu marca personal en redes sociales” una serie de tips para crear con éxito nuestra propia marca profesional en redes sociales.

1. Nuestra marca, la más potente herramienta para ‘vendernos’.

Todos nos hemos preguntado alguna vez qué es lo que buscan las empresas en un candidato. Una cuestión para la que no hay una respuesta genérica, más aún en un escenario tan cambiante como el que vivimos actualmente. Sin embargo, sí hay una serie de rasgos cada vez más demandados en el mercado laboral post-Covid: profesionales capaces no sólo de adaptarse a los cambios, sino de generarlos, multidisciplinares pero no generalistas, especializados en varias áreas y, sobre todo, estratégicos y que sean capaces de formar parte del negocio.

Pero, ¿Cómo podemos convencer a las empresas de que somos lo que necesitan? La clave está en proyectarnos como un “producto” con una Unique Selling Proposition que nos diferencie de los demás y que nos haga únicos. O lo que es lo mismo, crear una marca profesional que nos lleve a alcanzar nuestros objetivos trasladando, como si de un producto o servicio se tratara, nuestros valores de marca y expertise al público objetivo.

2. Si no estás en redes, no existes… pero hazlo bien.

No cabe duda de que las redes sociales se han convertido en el mejor escaparate para desarrollar esa marca personal y ponernos en el radar de nuestro público objetivo. Pero, así como el diseño de un escaparate obedece a una estrategia y estética definida, el modo en que nos presentamos en redes debe seguir un plan de acción cuidadosamente trabajado.

Esta estrategia debe comprender todas las redes sociales en las que tenemos presencia ya que, como señaló Giovanna de Prat durante su exposición, los reclutadores habitualmente consultan todos los perfiles sociales de los candidatos en redes, incluso aquellas consideradas como más lúdicas o personales como Facebook, Twitter o Instagram.

El motivo es que estos canales ofrecen a los headhunters y reclutadores información muy valiosa como los gustos, opiniones y la curiosidad e interés que mostramos en diferentes áreas. Por ello es fundamental que lo que mostremos en nuestros perfiles sociales sea coherente y ajustado a nuestros objetivos y, aunque suene obvio, alejado de mensajes de odio y polémicas que puedan perjudicarnos.

3. LinkedIn, “the place to be”

Pero si hay una red profesional en la que hay que estar es Linkedin, no solo por el gran volumen de usuarios que acumula (en España hay 14 millones), sino porque es el lugar idóneo para mostrar y desarrollar nuestra marca profesional, compartir nuestras experiencias y crear una red de contactos acorde con nuestros objetivos. Pero no todo vale. Ni nos será útil estar por estar, ni agregar contactos por mera acumulación. Nuestra presencia en Linkedin debe obedecer a una cuidada estrategia que contemple desde el diseño de nuestro perfil a la generación de contenidos y al desarrollo de una red de conexiones orientada a crear oportunidades. Dicha estrategia se basa en tres patas fundamentales:

  • Un perfil que seduzca y enganche.
    La primera impresión es importante. A la hora de crear nuestro perfil de Linkedin, es imprescindible invertir tiempo en pensar cómo queremos presentarnos para transmitir lo que somos y lo que queremos conseguir:
    • Banner. Una buena foto, neutra y profesional, una imagen de fondo atractiva y, sobre todo, un headline que nos defina con keywords que relacionen nuestro perfil con el cargo o sector en el que tenemos foco son fundamentales. Seamos específicos para facilitar que nos busquen y nos encuentren.
       
    • Acerca de. Como si se tratara de un elevator pitch, tenemos una serie de caracteres limitados para captar la atención y enganchar a headhunters, reclutadores y todo aquel que se asome a nuestro ‘escaparate’ online. No nos limitemos a enumerar funciones o habilidades, trabajemos un storytelling conciso y claro que defina nuestra profesión, ocupación y habilidades aprovechando las keywords (hay herramientas como Google Trends que nos pueden ser de utilidad). Mostremos en qué somos buenos y qué soluciones podemos ofrecer. No hay que olvidar nunca añadir un call to action y nuestros datos de contacto.
       
    • Experiencia. Aunque es fácil caer en la tentación de poner una “parrafada” con todos nuestros trabajos y funciones, hay que pensar nuevamente en lo que los reclutadores quieren saber sobre nosotros. Por ello, es conveniente describir las funciones que hemos realizado pero orientadas a logros, explicando concisamente qué hemos conseguido durante nuestra experiencia.
       
    • Aptitudes. Muchas veces no le damos la importancia que tiene a esta sección, pero funciona como un motor de búsqueda muy útil que puede llegar a multiplicar las visitas a nuestro perfil. Lógicamente, es importante seleccionar aquellas aptitudes que sean verdad (es fácil caer en la tentación de exagerar) y obviar aquellas que no aporten.
       
    • Logros. Este es el espacio idóneo en el que contar todos los cursos, formación extra, voluntariados etc. que hemos llevado a cabo. Pero, igualmente, es importante seleccionar aquellos que sean coherentes con nuestros objetivos y que estén alineados con ellos.
       
  • Comparte contenido y comenta, pero de forma inteligente.
    De poco sirve tener un perfil magníficamente creado y optimizado si no compartimos contenido en él. Sin embargo, muchos usuarios no saben qué compartir o se muestran inseguros sobre ello. Perdamos el miedo y, si no nos vemos capaces de crear contenido original, actuemos como content curators seleccionando y compartiendo los de otros. Eso sí, siempre aportando algo, con un breve párrafo de nuestra creación basta. Igualmente, comentar los post de otras personas y no quedarse en el mero like nos ayudará a ganar credibilidad y visibilidad.
     
  • Aportar y que te aporten, claves para generar contactos. 
    A la hora de crear nuestra red, hay que dejar de lado la obsesión por tener muchos contactos. Más allá de si son 100 o 500, lo interesante de Linkedin es tener contactos de los que vayamos a aprender algo. Del mismo modo, tenemos que generar interés por nuestro perfil. Para ello hay que dejar de lado las peticiones de contacto automatizadas y las invitaciones con mensajes vacíos. Independientemente de si se trata de CEOs de grandes empresas o de reclutadores, nuestros mensajes deben tener un valor y enganchar por lo que les estamos transmitiendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.