Josep Maria Martí

CEO de MOVENTIA

Itinerario generacional

«La columna vertebral de la movilidad será el transporte público»

El CEO de Moventia también augura “grandes inversiones” en infraestructuras de recarga para vehículos privados eléctricos.
0
2743

Imprescindible para la actividad económica y social, la movilidad es un punto clave en la agenda de gobernantes y naciones. Hoy le pedimos a Josep Maria Martí, CEO de Moventia, que nos dibuje el escenario de la movilidad sostenible a unas décadas vista.

En 1923 su abuelo fundó la compañía que hoy es Moventia. Aquellos fueron unos tiempos de cambios vertiginosos, como los actuales.

Ahora que tanto se habla de disrupción, me gusta recordar que mi abuelo, junto con otros, fueron de los primeros en disrumpir el sector. En los años 20 del siglo pasado cambiaron el paradigma del transporte público al sustituir la tracción animal por la mecánica. Aquella fue una gran transformación, sin duda. En cierto modo, hoy estamos en una situación similar. La movilidad está cambiando mucho y nos hallamos ante grandes oportunidades.

La movilidad está cambiando mucho y nos hallamos ante grandes oportunidades.

Su abuelo logró adelantarse diez años a los cambios. ¿Cómo lo hacen ustedes para imitarle?

De entrada creo que no hay profetas. Y menos en su propia tierra. Creo que si alguien de verdad logra anticipar lo que pasará en los próximos diez o veinte años lo hará poco más que por suerte. Pero lo cierto es que en Moventia somos optimistas de cara al futuro, porque tenemos una visión y un conocimiento muy transversales del sector.

En Moventia somos optimistas de cara al futuro, porque tenemos una visión muy transversal del sector.

Sus actividades abarcan distintos ámbitos de negocio.

Se las detallaré: Moventia es el nombre de la empresa matriz. Y ésta engloba otras dos marcas: Moventis y Movento.

Todo relacionado y en movimiento.

Moventis ofrece servicios de transporte público que integran desde los autobuses urbanos, los autocares, los trenes turísticos, los tranvías e incluso la bicicleta pública. Son actividades de movilidad pública colectiva. Con Moventis nos presentamos a concursos en todas partes y, gracias a ello, actualmente, gestionamos unos 75 servicios en régimen de concesión, tanto en Catalunya como en el resto de España.

Por ejemplo, en Pamplona, hemos recibido el premio al mejor transporte urbano del año pasado. También esperamos expandirnos en Mallorca. Estamos ya en ciertos municipios franceses, como París y hemos llegado a Finlandia. Pronto estaremos también en Estocolmo, Gdansk…

Interesante.

Por su parte, Movento se dedica a la movilidad privada. Vendemos y reparamos turismos, motocicletas y vehículos comerciales. Disponemos de una red de 45 concesionarios de distintas marcas, desde las del grupo Seat-Audi-Volkswagen, hasta Mercedes, Hyundai, Renault-Dacia…

Así que también venden vehículos.

La idea la tuvo mi abuelo. En los años veinte creó una tienda de recambios para así poder disponer de piezas a buen precio para reparar sus propios autobuses. Lo que hemos hecho nosotros es seguir su estela.

Pero, como le decía antes, como tenemos un amplio conocimiento del sector de la movilidad pública y de la privada, creemos que nuestra visión es transversal y diferencial. No la tiene casi nadie más en la industria. Así que somos optimistas: podemos equivocarnos en nuestras previsiones, pero tenemos mejor información y estamos más cerca del sector. 

En los años veinte, mi abuelo creó una tienda de recambios para así poder tener piezas a buen precio para reparar sus propios autobuses.

Seguro que en sus reuniones de consejo de administración tienen la transición energética encima de la mesa.

¡Absolutamente! Lo tenemos de manera permanente. Y nuestra mayor preocupación es que la transición ecológica y la descarbonización sean justas. Ningún integrante de la cadena de valor actual debe quedarse atrás por ese motivo. Ese es el reto.

En Moventia hace tiempo que lo estamos practicando. De nuestra flota de unos 1.400 autobuses, el 10% son híbridos, eléctricos o de gas. En Pamplona, como le decía, el jurado nos ha reconocido nuestro trabajo de tres años. No es un jurado cualquiera: lo forman las asociaciones de transporte, las de consumidores y el ministerio del ramo.

Nuestra mayor preocupación es que la transición ecológica y la descarbonización sean justas. Ningún integrante de la cadena de valor actual debe quedar atrás por ese motivo.

Dijo que ya trabajan en Finlandia. Allí tienen fama de ser muy avanzados en sostenibilidad y movilidad. ¿Cómo una empresa de aquí gana un concurso para gestionar un servicio público en Helsinki o Tampere?

Helsinki está tan lejos de aquí como Moscú, ¡poca broma!… Se podría decir que al principio no entendíamos ni el “buenos días”. Así que fuimos un poco atrevidos: vimos la oportunidad, la preparamos y enviamos una buena oferta. Lo cierto es que allí hablan muy buen inglés y que son gente muy seria. Nosotros también: trabajamos con KPIs, buenos procesos, calidad, orientación al servicio y somos muy observadores de todos los requisitos, por lo que hemos encajado con ellos a la perfección. Estamos muy contentos los unos de los otros. Comenzamos en Helsinki y fuimos entrando gradualmente en otras ciudades.

Bicicleta, patinete, autobús… ¿Qué fotografía se imaginan de la movilidad en la Europa del 2050?

Pues es la pregunta del millón de dólares… Lo que está claro es que este siglo XXI nos ha traído grandes cambios en los patrones de movilidad y una aceleración en los procesos de transición ecológica y digital.

Y, aunque muchas startups nos hablan del patinete y de la micromovilidad como soluciones de futuro, nosotros creemos que solo resolverán una parte de la necesidad, la última milla, por decirlo así. Pero la base y la columna vertebral de la movilidad en las ciudades será el transporte público.

Este siglo XXI nos ha traído grandes cambios en los patrones de movilidad y una aceleración en los procesos de transición ecológica y digital.

Barcelona ya está trabajando en ese sentido.

Así es, es un caso bastante desarrollado. Pero todos sabemos que todavía tenemos un reto importante en las entradas y salidas de la ciudad y en las denominadas segunda y tercera corona. Aquí nos queda por desplegar más servicios de autobuses y trenes. Deberán hacerse importantes inversiones en infraestructura y transporte colectivo, porque, como le decía, va a ser la columna vertebral en el futuro.

Y, en cuanto a la movilidad privada, lo que vamos a ver serán grandes inversiones en infraestructuras que permitirán enchufar y recargar las baterías de los nuevos vehículos eléctricos. Esa es la foto: habrá una gama nueva de productos y servicios con los que moverse. Pero necesitamos que sean sostenibles.

Deberán hacerse importantes inversiones en infraestructura y transporte colectivo porque va a ser la columna vertebral en el futuro.

Volviendo a la visión de su abuelo: ¿sigue siendo Moventia una empresa familiar?

Actualmente lo es al 100%. Y propiedad de nuestra familia. De hecho, somos la tercera generación, todos hermanos. Y es como si fuéramos la segunda, porque comenzamos de una manera bastante temprana: mi padre sufrió un problema de corazón y tuvo que apartarse de la gestión cuando tenía mi edad actual. 

Yo ya me había puesto el mono de trabajo con 14 años para entender cómo funcionaban los motores diésel, pero, con 24, recién terminados los estudios de Ingeniería de Caminos, mis padres me pidieron que echara una mano en el negocio familiar… Me hubiera gustado estudiar un máster en Estados Unidos, pero no pudo ser.

¿Cómo se manejan entre hermanos?

En el año 2007 firmamos un protocolo familiar y definimos nuestro plan estratégico. Decidimos que íbamos a ser una empresa familiar y que la gobernaríamos de una manera altamente profesionalizada. Actualmente contamos con un equipo de profesionales excelentes, que saben mucho más que yo y que hacen mejor las cosas… Ya se sabe: siempre hay que rodearse de personas que hagan mejor las cosas que uno mismo.

En el año 2007 los hermanos firmamos un protocolo familiar y definimos nuestro plan estratégico.

¿Y la cuarta generación? ¿En qué estado se encuentra?

Nosotros intentamos inculcarles la pasión. Gracias al protocolo familiar, sabemos que debemos pasar nuestros valores y los de nuestros ancestros de una manera ordenada. Así que, del mismo modo que yo decidí en su día estudiar Ingeniería de Caminos para no ser tildado de “hijo del dueño”, pedimos algo parecido a los de la cuarta generación.

Son doce. Algunos quizás no estarán en la gestión el día de mañana. Pero, para que puedan estar, deben juntarse el hambre con las ganas de comer. Es decir: tienen que querer entrar a trabajar y nosotros debemos tener una necesidad para integrarles. Aquí no hacemos favores… De este perfil ya tenemos a dos sobrinos míos. Ambos directivos dentro de la empresa y con más de 10 años trabajando con nosotros.

Ustedes han hecho crecer el proyecto de su abuelo. A menudo integrando compañías preexistentes, como la Sarfa, que llevó a muchas familias de Barcelona a la Costa Brava.

Nuestra segunda residencia siempre estuvo en la Costa Brava y sentíamos mucho cariño por esa marca. Como bien dice, de jóvenes muchos la utilizábamos para ir de vacaciones.

Lo cierto es que, tanto en Moventis como en Movento, hemos ido incorporando diversas empresas familiares que, por alguna razón, estaban amenazadas: o iban mal, o no tenían sucesores o, simplemente, porque se las querían vender. En algunos casos, sus ejecutivos se vinieron también con nosotros y las siguen gestionando. Nosotros aportamos nuestros procesos y ellos su conocimiento.

Formado como Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la UPC y diplomado en Alta Dirección de Empresas en IESE, Josep María Martí es parte de la tercera generación de un grupo empresarial creado por su abuelo en 1923. Cuenta que, con 14 años, ya se había puesto el mono de trabajo para conocer los secretos de los motores diésel de los vehículos de la empresa. En 1987, recién terminada la carrera, se integra en la gestión de la compañía.

Actualmente, la empresa cuenta con más de 4.000 colaboradores y se define como proveedora de servicios de movilidad, colectiva o privada, a las personas. Tiene dos actividades de negocio: Moventis, que actúa en el sector del transporte urbano e interurbano, y Movento, que actúa en la venta y reparación de automóviles y motocicletas de diversas marcas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.