Hablaron los Headhunters: la rigidez es nuestro peor enemigo hacia el futuro

0
96

Si algo nos ha enseñado la pandemia del Covid-19 es que, como en los versos de Radio Futura, “el futuro ya está aquí”. De golpe, la tan augurada digitalización del entorno laboral se ha hecho realidad. Sin preámbulos ni dilaciones; por fuerza mayor. Poco a poco, vamos saliendo de la situación de excepcionalidad que ha vivido la economía y el empleo en España, mientras la presencialidad regresa con cuentagotas frente a la primacía del teletrabajo. Pero sabemos que no habrá “vieja normalidad” en el ámbito laboral: la transformación digital no es que se asome a la ventana, es que ya está entre nosotros.

Pero el campo digital es sólo una (aunque sin duda capital) de las numerosas transformaciones que enfrentará el mercado laboral en los próximos años. Conocerlos es fundamental tanto para los cazadores de talento como para los trabajadores, mandos y ejecutivos. “Aunque os digan que el futuro del trabajo no existe, que no sabemos a qué nos vamos a dedicar en los próximos años, sí tenemos algunas certezas: que las competencias digitales son críticas y que el futuro va a estar impactado por el cambio climático. El cambio de modelo de energía va a afectar a todos y cada uno de los trabajos”, asegura Pilar Llácer, profesora de Recursos Humanos en EAE y moderadora de la charla “Meet the Headhunter: Upskilling & Reskilling”.

1. Transformarse sin excusas y constantemente

Para Mauricio Jiménez Morón, managing director de Wyser, no tiene sentido hablar ya de “transformación digital”, sino sencillamente transformación, “pues lo digital ya está en todo”. Así, es fundamental tener claro que el mundo avanza veloz hacia un cambio de paradigma que requiere cintura y creatividad por parte de seleccionadores y empleados. En ese sentido, dos conceptos como Upskilling, que vendría a ser el aprendizaje de nuevas competencias (especialmente tecnológicas) dentro de un mismo campo, y Reskilling, la formación del empleado para su adaptación a un nuevo puesto en la empresa, son capitales. “Las empresas quieren gente que se adapte a los cambios”, señala Mauricio, quien destaca la importancia de aportar soluciones creativas y contar con altas dosis de inteligencia emocional.

2. El mercado no encuentra lo que necesita

En los últimos años, los desajustes entre demanda y oferta laboral se han incrementado. España vive una crisis de empleo profunda. Pero esa tendencia es global más allá del desempleo. Ni las empresas encuentran lo que buscan ni los profesionales hallan su hueco. Según informes de consultorías, en 2030 habrá hasta 80 millones de vacantes en el mundo. Algo está fallando. Pero Cristina Villanova, corporate manager director de Catenon, prefiere ser optimista: “Estamos a tiempo de subirnos a esa ola de la transformación y ser conscientes de dónde se encuentran las nuevas oportunidades para ajustarnos a ellas a través de la formación”.

3. Tu trabajo todavía está por estrenar

“El 65% de las profesiones que va a haber en 2030, ahora mismo no tiene un título”. Tras la frase de Raquel González Cruz, de Spring Spain, se esconde el apasionante reto de lograr que nuestros profesionales del mañana adquieran las competencias necesarias para sumarse a las profesiones del futuro y a los nichos de mercado que más van a despuntar. “Ya lo hemos visto con la pandemia, donde hemos trabajado con equipos en remoto. Hay que tener visión estratégica para liderar estas situaciones”. Este ajuste a una nueva realidad está implicando grandes cambios en las plantillas, con salidas de numerosos empleados o la adaptación a nuevos roles. Con todo, en términos netos, recuerda Cristina Villanova, se están creando empleos.

4. Se acabó hacer siempre lo mismo

La vieja concepción de la formación y la especialización, que hace que los trabajadores persistan años en su mismo desempeño, está en desuso. Formarse constantemente, tocar otros palos, nuevos roles dentro de la empresa o en distintas firmas, cotiza al alza. La rigidez es el peor enemigo del trabajador del futuro. “Todas las grandes compañías están cambiando servicios”, opina Mauricio. El Mindset Digital será transversal a estas transformaciones, la mentalidad digital que se filtra en todo. “Las compañías piden gente que tenga hambre de conocimiento y se mueva bien en la incertidumbre”, añade Cristina. Casos como la compañía de perfumes Alvarez Gómez, que pasó a vender geles hidroalcohólicos en pandemia, demuestran que estar preparados para las circunstancias que sobrevengan es ya un paso decisivo para el futuro de una empresa y que los profesionales que sepan adaptarse de forma flexible a nuevas necesidades serán más demandados.

5. La competencia es mundial

El mercado ha pasado a ser global. El trabajo en remoto hace que un profesional en España tenga que competir con trabajadores de todo el mundo. Eso implica ventajas de mercado pero también una feroz competencia. El e-commerce, el marketing digital, el diseño web se han visto impulsados por este ecosistema global. Pero en un entorno tan cambiante como el que vivimos, hay que estar atento a la dirección en la que sopla el viento. “La capacidad de anticiparse hará que destaques”, recuerda Pilar Llácer.

6. Posiciones en auge

El VII Informe EPyCE 2020 de Posiciones y Competencias más Demandadas, realizado por EAE Business School con la participación de la Asociación Española de Directores de Recursos Humanos (AEDRH) y el Foro Inserta de la Fundación ONCE, ya apuntaba en marzo a estos ámbitos en auge: experto en blockchain, especialista en machine learning, coordinador de salud y bienestar, gestor de residuos, gestor de chatbots, experto en ética de datos y privacidad… Además, grandes sectores como las energías renovables cotizan al alza. Tener en cuenta qué podemos aportar a un negocio, sea en el sector que sea, es importante para afinar en el mercado laboral tan complejo en el que nos movemos. “Conocerse a uno mismo, la formación y experiencia, es fundamental”, concluye Mauricio. A partir de ahí, hay que asumir que buscar trabajo es un trabajo en sí mismo, que requiere que movilicemos todas nuestras energías y capacidades, estableciendo redes de networking y analizando todas las opciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.