Elena Gómez

Fundadora de Baby Friendly Companies, Bebedeparis.com y Womenalia.com. Presidenta de Adigita

Secretarias y bebés

©FeedbackToday/Nacho Roca

«El mundo idílico no existe… Si no te apasiona la idea, mejor no emprendas»

Los programas Baby Friendly Companies acercan el concepto de salario emocional a las empresas
0
2330

Antes del año 2000, Elena Gómez del Pozuelo ya era experta en el negocio digital. Hoy lidera un equipo de 14 personas y una red de especialistas en Baby Friendly Companies. Hablamos con ella sobre su proyecto actual.

Se la considera a usted toda una referencia en el ámbito del emprendimiento digital.

Puede ser. Mi primer trabajo fue como directora general de lo que entonces se llamaba la Asociación Española de Ventas a Distancia. Eran las empresas que, recordará usted, vendían por catálogo y que fueron precursoras del ecommerce. En 1998 transformamos la entidad y la convertimos en la Asociación Española del Comercio Electrónico. La gestioné directamente hasta el año 2000, en la que pasé a presidirla sin función ejecutiva, porque cree mi propio proyecto.

Mi primer trabajo fue como directora general de lo que entonces se llamaba la Asociación Española de Ventas a Distancia.

¿Cuál era?

Sellamaba “secretariaplus.com” y fue la primera comunidad electrónica profesional para secretarias, cuando ni existía LinkedIn ni nada parecido. Hace veinte años las asistentes de dirección fueron las primeras personas en la empresa en tener acceso a la internet. Muchos jefes ni siquiera manejaban un ordenador. Y, desde luego, el teléfono móvil no permitía conectarse a la red… Tuvimos un éxito apabullante.

Cree la primera comunidad electrónica profesional para secretarias, cuando ni existía LinkedIn ni nada parecido

Fueron los primeros en llegar.

Le diré que no teníamos ni una página web propia. Íbamos a buscar inversores con un documento en papel (o un “papelito”, si lo prefiere). Y conseguimos el equivalente a 4,5 millones de euros actuales en capital de inversión, a cambio del 45% de la empresa. Entraron socios como Tecnocom y un grupo alemán. Fue un éxito bestial, pero cometimos un gran error.

¡Qué me dice!

Con aquel capital nos fuimos a muchos países de manera rápida: Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y México. No teníamos un modelo de negocio confirmado en España y nos gastamos todo el dinero de la inversión en esos países… Pero en 2000 y 2001 vino el pinchazo de las puntocom y los atentados de las Torres Gemelas. Todo se cayó. Y, casi, de ser vistos como héroes, los emprendedores de aquel tiempo pasamos a ser considerados como villanos, porque mucha gente había invertido dinero y lo perdió de la noche a la mañana.

En 2000 y 2001 vino el pinchazo de las puntocom y los atentados de las Torres Gemelas. Todo se cayó. Y de ser vistos como héroes, los emprendedores pasamos a ser considerados villanos.

Las personas emprendedoras como usted tardan poco tiempo en levantarse tras esos golpes.

Cerramos la presencia en todos los países y nos concentramos solamente en España. Seguimos peleando muy duro y llegamos a remontar la situación. Fuimos rentables otra vez, facturando 3,5 millones de Euros anuales y con un EBITDA de 300.000. Así que nos vino a comprar un grupo holandés. Y ganamos todos diez veces lo invertido.

Por mi parte, me quedé unos años con ellos pero el grupo holandés fue absorbido a su vez por Randstad y más tarde vendieron todo lo que tenían en España. El equipo directivo que todavía seguía allí terminó haciendo un management buy out (compraron la empresa) y ahí siguen aún. Actualmente se dedican a la selección y formación de secretarias.

Y de las secretarias pasó a los bebés… ¿Qué sucedió?

A veces parece que cuando montas un proyecto las ideas vienen ligadas. Aprendí que las asistentes de dirección toman muchas decisiones en cuanto a regalos de empresa y cosas así. Justo entonces, con una amiga, teníamos una tienda de ropa para niños pequeños en Sant Cugat del Vallès y nos planteamos hacer algo para que las empresas felicitaran a los empleados que estuvieran esperando hijos.

En 2014 arrancamos la web bebedeparis.com, que actualmente es un comercio electrónico líder en Europa en regalos para bebés. El 70% de nuestros clientes son, precisamente, empresas. Y fuimos creciendo. Pero en 2017 averiguamos que había otro problema.

En 2014 arrancamos la web bebedeparis.com, que actualmente es un comercio electrónico líder en Europa en regalos para bebés. El 70% de nuestros clientes son empresas.

No me lo diga: la natalidad en España está descendiendo.

Pues sí, y mucho. En 2008, nacieron 630.000 niños. Este año van a nacer la mitad. Es una reducción bestial, del 50% en menos de 15 años. Y será el mayor problema de España, porque nos quedaremos sin gente para trabajar ni para compensar las pensiones… Lástima que los políticos piensen solamente a dos años vista y no en lo que pasará el día de mañana.

Es un problema grave, sí.

Tal y como están las cosas, hay muchas personas que actualmente tienen que decidir entre crecer profesionalmente o fundar una familia. Casarse o vivir en pareja no cambia la vida profesional de nadie, pero tener hijos sí.

El gran momento de la desigualdad profesional entre los hombres y las mujeres se produce en el momento de la maternidad. A ellas les afecta muchísimo más que a ellos: en un 70% de las ocasiones, cuando se convierten en madres, su progresión profesional se detiene o se revierte. En el caso de los hombres solo sucede en un 4%. Y es ahí donde hay que incidir. Decidimos aportar un grano de arena a la causa…

Tal y como están las cosas, hay muchas personas que tienen que decidir entre crecer profesionalmente o fundar una familia.

¿De qué modo?

Creamos el proyecto Baby Friendly Companies con el que ofrecemos programas de acompañamiento a las empresas para empleados que vayan a ser padres o madres. Se basa en un código ético con el que, ya desde antes de la pandemia, promovíamos valores de flexibilidad horaria, teletrabajo, conciliación, reconocimiento de las personas y celebración. Y todo ello lleva vinculados servicios de coaching.

Eso ayuda claramente a los colaboradores, pero ¿y a las empresas?

Hay estudios que muestran que el 85% de empleados que deciden cambiar de empresa no lo hacen por motivos económicos sino por el salario emocional. Si la empresa en la que trabajas no está alineada con tus valores como persona, es probable que a la larga te marches y que la ellos pierdan tu talento. Así que una manera de retenerlo es hacer que los empleados se sientan a gusto. Y, para ello, se vuelven más sensibles a las necesidades de las personas que están esperando hijos o que los tienen… Más de 200 empresas ya han decidido ser “baby friendly”.

Hay estudios que muestran que el 85% de empleados que deciden cambiar de empresa no lo hacen por motivos económicos sino por el salario emocional.

Y con eso tienen también acceso a una gama de servicios.

Así es. Lo más elemental es una canastilla de felicitación por el natalicio. También una guía especial llamada “Vamos a ser padres” para que la empresa lo regale al trabajador/a en el momento en que se comunica el embarazo… Vimos que había muchas mujeres que temían decir en la empresa que estaban esperando hijos. Y ahora, como la baja es la misma para hombres que para mujeres, el miedo se comparte entre géneros.

Vimos que había muchas mujeres que temían decir en la empresa que estaban esperando hijos. Y ahora, como la baja es la misma para hombres que para mujeres, el miedo se comparte entre géneros.

Las guías siempre son buenas.

Ser mamás y papás es todo un cambio. Pone a las personas ante situaciones en las que hay que gestionar como el dormir, el amamantar, el ánimo post parto, la ganancia de peso o la reorganización del hogar. Así que también ofrecemos sesiones de coaching que los trabajadores deciden a qué quieren dedicar. Tenemos una red de coaches expertos y organizamos webinars en las propias empresas. Es algo que une mucho a la plantilla y que crea buen ambiente.

¿En qué sentido?

Usted reúne a todos los empleados de una empresa que están esperando un bebé o que lo han tenido recientemente y promueve que compartan sus problemas o sus consejos. Eso les da paz. Algunos padres, incluso, nos pidieron si podíamos ayudarles a teletrabajar con sus hijos adolescentes en casa. 

Además de todo esto, ofrecemos telepediatría online o una base de datos con canguros de confianza. Son cosas prácticas que las empresas pueden dar en un paquete de servicios a sus empleados, para que no tengan que angustiarse con nada de esto.

En los últimos años todos los consejos para la paternidad y maternidad han cambiado…

Antes leíamos muchos libros. Cuando fui madre por primera vez, leí cuatro o cinco. Pero hoy hay más formación y los coaches son muy expertos. Además, antes se tenían más hijos. Ahora, la media en España es de 1,2 criaturas por mujer, de manera que cualquier ayuda es buena.

¿Cómo gestiona su tiempo profesional?

Estoy dedicada a Baby Friendly Companies en el 90% de mi tiempo. También presido Womenalia.com. A través de la inteligencia artificial tratamos de ayudar profesionalmente a cada mujer para que pueda llegar a donde ella decida, ya sea emprendiendo, reinventándose, o buscando empleo… Depende de cada una. Y, aunque le puedo dedicar poquito tiempo, me gusta ayudar en Adigital.

Usted también ha sido inversora y promotora del talento en femenino. ¿Sabe reconocer un proyecto de éxito?

Quizás con el suficiente tiempo. Yo he invertido como business angel y a veces he fallado. Recuerdo que una vez ayudé a una pareja con una idea prometedora, pero se divorciaron y la empresa cerró. El asunto terminó como el rosario de la aurora, y eso es algo que no puedes prever.

Pero cuando una mujer viene y me dice que quiere dejar un buen empleo para montar su negocio y así vivir mejor y conciliar el tiempo, le digo que mejor no lo haga, porque va a tener que trabajar muchísimo más. Ganará menos dinero y, encima, dispondrá de menos tiempo. Ese mundo idílico del emprendedor no existe.

Cuando una mujer viene y me dice que quiere dejar un buen empleo para montar su negocio y así vivir mejor y conciliar el tiempo, le digo que mejor no lo haga, porque va a tener que trabajar muchísimo más.

¿Y qué hace que una emprendedora tenga éxito?

Tiene que ser una persona luchadora, resistente a los noes, buena comunicadora… Cuando emprendes debes enamorar a inversores, a clientes, a equipos profesionales. Si no sientes pasión por la idea, mejor no lo hagas.

Me considero muy amiga de Carlota Pi, fundadora de Holaluz. Ella se presentó al premio de Womenalia de hace 10 años, cuando creó la empresa, y lo ganó. Al año siguiente se lo dimos a Sara Werner, creadora de Cocunat. He invertido personalmente en ambas empresas, porque creo en estas dos mujeres.

¿Tiene hijos emprendedores?

Tengo tres hijos. Los dos mayores, chicos, estudiaron Derecho en ESADE y comenzaron su carrera profesional a la manera tradicional, uno trabajando para Cuatrecasas y otro en PWC. Hace un año ambos dimitieron y montaron una empresa familiar dedicada a la elaboración de medicinas a partir del cannabis. Han logrado la primera licencia para cannabis médico que se ha otorgado en Catalunya.

Es un tema muy interesante.

Su trabajo ahora está centrado en la cuestión legal, con la Agencia del Medicamento. Pero ya comienzan a tener algunos clientes en Alemania, donde las cosas están más avanzadas… Creo que con persistencia y con buenos acompañantes se llega a todas partes, pero hay que tener una especie de callo especial.

Madrileña de nacimiento y afincada en Sant Cugat del Vallès, Elena Gómez del Pozuelo es una emprendedora apasionada por arrancar e impulsar proyectos empresariales. Fundó BebedeParis.com, Womenalia y Baby Friendly Companies. También es accionista y consejera en numerosas startups como Incipy, Inesdi, Cocunat, Brainsins o Gopopup. Es madre de tres hijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.