“El 90% de las start ups lideradas por mujeres triunfan”

0
386

Teresa Alarcos, autora de ‘Emprendedoras’:“Está demostrado que los equipos donde hay diversidad son muchos más eficientes y productivos”

En los Siglos de Oro, Italia era la Meca del arte, el lugar en el que se daban cita la innovación de uno y otro lado de Europa y la inspiración en el pasado. De allí se trajeron Garcilaso y Boscán el soneto “al itálico modo” que hizo brillar luego a la poesía en castellano y de ahí, entre muchos otros, se trajo Diego de Velázquez un nuevo modo de pintar que catapultó al barroco español. “Los pintores en la época de Felipe II se inspiraban en los grandes maestros italianos y los copiaban para innovar”, recordaba María Teresa Alarcos en la presentación de su libro “Emprendedoras. Las líderes que cambian el mundo en la era digital” para Women Iniatitive de EAE. No hay emprendimiento sin inspiración previa, sin experiencia (buena y mala) de la vida, sin referentes externos ni la audacia de trasladar ideas de un entorno a otro. Para Alarcos, “la mujer emprendedora es bastante libre, se ha impregnado de formas de hacer, ha vivido en varios países, es respetuosa con ellos e integra esa experiencia al volver”.

“Un hijo de la pandemia”

Hacía tiempo que Teresa Alarcos, directora de Woman Start Up Community quería verter en un libro su experiencia en el emprendimiento y el de todas las mujeres con las que ha tratado en todos estos años. “Empecé en el mundo de las corporaciones y ya entonces, hace 30 años, recuerdo querer emprender, pero entonces prácticamente no existía eso”. En el campo de la innovación tecnológica, Teresa fue adquiriendo experiencia y relevancia. “Trabajé como una bestia”, explica. Una vez tuvo hijos, su vida cambió de enfoque y se lanzó al ámbito de las start ups: ha fundado dos y dirige una asociación presente en 22 países, Woman Start Up Community, que promueve puentes entre las mujeres emprendedoras “para transmitir conocimiento y emociones”.

Durante la pandemia, retomó las 60 páginas de su libro que ya había escrito y empezó a llamar a las mujeres de todo el mundo que podían servir de ejemplo de disrupción e inspiración para las nuevas generaciones. “He puesto mucha pasión y corazón en este libro. Se puede decir que es un hijo de la pandemia”. “Emprendedoras” ofrece veintiún ejemplos reales de mujeres de éxito que reflexionan sobre los retos y estímulos de lanzarse a la aventura de innovar.

El primer aprendizaje es el fracaso

Pedro “Perico” Delgado corrió once veces el Tour de Francia y sólo lo ganó en una ocasión. Recientemente, unas declaraciones suyas se han hecho virales: “Estamos enseñando a ganar, cuando deberíamos enseñar a perder, porque sencillamente ocurre más. Ganar es el objetivo, pero no es lo que define al deportista. Lo que le define es todo el trabajo que hace para intentar ganar”. En la empresa, aprender a digerir el fracaso y transformarlo en estímulos para el futuro y herramientas de mejora, es clave. “No siempre vas a tener éxito y hay que aprender a asumirlo”, señala Teresa Alarcos, quien ha visto a muchas mujeres caer para levantarse.

El 25% de las mujeres que emprenden lo hacen en serie, es decir, una vez tras otra. De ese empeño puede surgir la idea disruptiva que logre abrirse paso. Por supuesto, hace falta altas miras y apertura de mente, sobre todo en esta cuarta revolución industrial en la que “todo va muy rápido y todo queda obsoleto al instante. Hay que tener el foco en lo que pasa fuera para no quedarse atrás”. Alarcos concibe a la mujer emprendedora tipo como una mujer muy preparada, que busca la excelencia, consigue becas y vive en varios países. Tiene experiencia en corporaciones y cuenta con una red de proveedores y contactos.

Emprender para crecer

¿Qué lleva a las mujeres a lanzarse al emprendimiento, y sumergirse en un ámbito tomado por masculino? “Muchas emprenden porque no les dejan crecer”, señala Teresa. Existe aún hoy en día un sesgo negativo hacia ellas: les cuesta más lograr financiación que a los hombres, cuentan con un problema de visibilidad y se les acusa, falsamente, de estar sólo atentas al emprendimiento social. Son muy escasas las empresas lanzadas sólo por mujeres. En cualquier caso, los números apuntan a que ellas emprenden mejor. Según estudios del MIT, de las start ups lanzadas en su seno, el 70% de las lideradas por hombres, triunfó; una cifra que escala al 90% al hablar de empresas lanzadas por mujeres. “Cuando el capital se entere…”, aventura Alarcos.

Combatir esa brecha de la visibilidad es uno de los empeños de “Emprendedoras”, un libro que ha contado con el apoyo de grandes empresarios como Antonio Abril, Antonio Huertas, Pilar Manchón o Isabel Dutilh. “Realmente hay mujeres increíbles, pero poco conocidas. Hay que empujar esas ideas porque estamos en todas las industrias: retail, fintech, educatech…”, señala Teresa, para quien la diversidad (de razas, de sexos, de opiniones) es una gran baza a la hora de emprender: “Está demostrado de los equipos donde hay diversidad son muchos más eficientes y productivos porque ven la realidad desde distintos ángulos y son complementarios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.