Anticipación, caída y oportunidad: el impacto covid-19 en el Puerto de Tarragona

0
24

Pese a la bajada de los tráficos durante el primer semestre, el Puerto de Tarragona se reivindica como motor de recuperación económica

Durante los primeros seis meses del año, el Puerto de Tarragona registró una caída del 25% de los tráficos. De este porcentaje, de un 6% a un 8% se atribuye a los efectos directos de la pandemia del coronavirus y de la parada del tráfico de mercancías. También han influido otros imprevistos, como el temporal Gloria, que paró el Puerto durante casi dos semanas; el accidente de IQOXE, que hizo bajar la producción de las empresas químicas de Tarragona; o cuestiones como el conflicto internacional del crudo o el alto nivel de producción nacional de cereales, que ha frenado las importaciones. Además, también se han reducido algunos tráficos que ya se habían previsto, como lo del carbón o el de la sal potásica. Los cruceros, de momento, continúan suspendidos.
 

Vista aérea del Port de Tarragona. Foto: cedida.
 
Para 2020 ya estaba contemplada la caída de algunos de estos tráficos, que en el pasado habían sido estructurales para la infraestructura tarraconense. Pero ni los imprevistos ni la pandemia formaban parte del calendario. Aún así, el presidente del Puerto, Josep Maria Cruset, asegura que «la actitud de anticipación ante los factores previstos» ha permitido que el descenso general esté en la media de la reducción del resto de puertos del estado. Una teoría que ha defendido en una conferencia virtual organizada por la Cámara de Comercio de Tarragona titulada Impacto de la Covid-19 en el tráfico portuario y propuestas de futuro.
 
Pese a la situación de parada económica y empresarial que ha comportado la pandemia, Cruset explica que el Puerto de Tarragona no ha parado su actividad durante estos meses de confinamiento. Por ejemplo, se ha reforzado el transporte de cereales por ferrocarril, se ha hecho la primera carga de haba de soja de su historia o se han acogido barcos de enormes dimensiones, de hasta 275 metros de eslora.
 
También ha habido dos operativas de récord, como la carga más grande de animales vivos de la historia del Puerto de Tarragona: 21.000 reses con destino a Arabia Saudí. O la operativa más grande de pasta de papel. Aparte, se han puesto en marcha un project cargo nuevo, y un nuevo servicio de bunkering en la zona de fondeig.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.