Jorge Ríos

CEO de Etecnic Energy and Mobility

Movilidad inteligente

“Trabajaremos con la energía como trabajamos ahora con los datos»

Etecnic está presente en España, Rumanía, Inglaterra y Colombia y lidera su mercado en Catalunya.
0
3621

En el actual debate por la transformación del modelo energético, surgen alternativas que pasan por la movilidad eléctrica. Etecnic es una compañía catalana que lidera el mercado en este segmento. Hoy visitamos su sede en Reus para hablar con Jorge Ríos, su fundador.

¿Cuál es el origen de etecnic?

Hace doce años éramos una ingeniería profesional especializada en el sector eléctrico. Entre nuestras actividades estaba la auditoría energética, las legalizaciones, etcétera. Pero ya en esas fechas intuía que algunos procesos de la ingeniería se iban a automatizar y pasarían a ser meros trámites administrativos. Pensé que podíamos ir un poco más allá.

¿En qué sentido?

Por ejemplo, me inspiraron unas palabras de Norman Foster y de otros que, como él, hacían ingeniería en mayúsculas con grandes equipos. Decía algo así como que ellos eran los responsables de los proyectos y desarrollaban las ideas, pero que para llevarlas a cabo contrataban a terceros. Yo tenía esa visión.

También tenía otras dos: por un lado, la de que teníamos que estar en el mundo digital. Y por el otro, que la movilidad eléctrica era un campo muy interesante, porque aunaba dos de mis pasiones: el sector eléctrico y la automoción.

Y convirtieron la ingeniería en el proyecto que es hoy.

Tras diversos intentos, y contactos con muchas empresas, resultó que el cambio de la normativa de 2015 hizo viable el proyecto y me empujó definitivamente a adoptarlo.

Por otra parte, en Reus, donde nos encontramos, se iniciaron algunos proyectos de recarga eléctrica. Esto dio pie a la creación del etecnic actual, que se dedica a la instalación de infraestructura de recarga, y que tiene presencia y liderazgo en toda Catalunya, en algunos puntos del Estado y en países como Rumanía, Inglaterra o Colombia.

Se dice que aquí vamos siempre con retraso y que nos costará llegar a la media europea en cuanto a movilidad eléctrica y puntos de recarga. ¿Qué opina?

Como soy un poco romántico, me gustaría proponerle una analogía. En tiempos del Renacimiento, mucha gente de distintos países y regiones se iban a Roma o a Florencia y descubrían ese arte. Luego se volvían a sus zonas de origen y hablaban como locos de lo que habían visto allí. Creo que hoy en día la situación es parecida…

La gente ve lo que pasa en Europa y habla maravillas.

Es normal que en ciertas ubicaciones de Europa todo vaya más rápido. Y la buena noticia es que, a diferencia de lo que pasó hace siglos, no vamos a tener que esperar 100 años para pasar del Renacimiento al Barroco.

Yo creo que en Catalunya ya tenemos una cierta diferenciación con el resto del Estado en cuanto a infraestructura de recarga. Quizás sea una mayor sensibilidad debida a la mayor proximidad geográfica con Europa. Los datos lo dicen así.

Creo que en Catalunya ya tenemos una cierta diferenciación con el resto del Estado en cuanto a infraestructura de recarga

¿Por ejemplo?

En 2021 había un cargador público por cada 1.500 habitantes en Holanda. En Catalunya, creo, estamos en los 3.000 habitantes por cargador. Estamos lejos. Pero creo que mucho más cerca de lo que está el resto del Estado. Para entendernos, esto significaría que en una ciudad de 100.000 personas, tendrían que haber unos 60 cargadores disponibles, más o menos.

¿Y nos costará llegar al nivel de Holanda?

Tenemos casi todo lo necesario. Por ejemplo, existen muchas ayudas públicas que nos empujan a avanzar. Y nos llega la corriente del centro de Europa, que dice que el futuro de la movilidad es la electricidad. Pero también tenemos reticencias y problemas.

Tenemos casi todo lo necesario para llegar al nivel de países como Holanda

Nos dirá alguna.

La primera es que llevar a cabo este tipo de proyectos te lleva más de un año. Y los años van pasando. Creo que necesitamos una mayor velocidad de crucero. En el caso de etecnic, que tiene una manera de hacer muy holística y que reduce mucho los tiempos, hacemos todo lo posible por alcanzar esa velocidad: aprovechamos muchas instalaciones existentes, las dotamos de infraestructuras de recarga y reducimos los tiempos de ejecución.

La segunda es que la visión de muchos empresarios es la de buscar los beneficios rápidamente. Si no ganan, se van y deslocalizan. Pero creo que una estructura de recarga pública es un negocio muy interesante a cinco o diez años vista. Así que nos faltaría una visión más a medio y largo plazo.

Una estructura de recarga pública es un negocio muy interesante a cinco o diez años vista

Difiere mucho el desarrollo de las infraestructuras de recarga pública y privada?

Hace poco salió una normativa que obliga de manera retroactiva. Es decir, cada aparcamiento público no residencial deberá contar con una plaza para cargador eléctrico cada cuarenta disponibles. Esto ha estimulado mucho el que las empresas y los centros comerciales, por ejemplo, instalen este tipo de infraestructura, porque es normativo.

¿En etecnic tienen un departamento de innovación y desarrollo?

No tenemos un responsable de innovación y desarrollo, más allá de mi mismo. Somos una empresa innovadora y trato de ser el primer innovador. Es mi responsabilidad.

Lo que sí tenemos es un departamento de desarrollo de software que trabaja constantemente en la innovación de la plataforma que gestiona los cargadores. No hace mucho hemos recibido una ayuda para uno de nuestros proyectos.

Somos una empresa innovadora y trato de ser el primer innovador. Es mi responsabilidad

¿En qué consiste?

Pues, básicamente, la gestión de la energía que se autoproduce en paneles fotovoltaicos y se almacena en baterías de iones de litio con los que podemos alimentar cargadores, ofreciendo las mejores tarifas posibles.

Si usted es un centro comercial, tiene unos cargadores y los conecta a la red eléctrica, por ejemplo, tendrá que asumir el precio de la electricidad que fije esa red. Pero si tiene unos paneles solares conectados a un waffer de energía que se llena y se vacía a su conveniencia, puede producir energía a coste cero y almacenarla para poder suministrarla cuando quiera. Imagínese, por ejemplo, que la ofrece a un precio muy barato en momentos de menos afluencia al supermercado…

Con la electricidad más barata, es previsible que vengan más clientes a llenar la batería y de paso entren en la tienda.

Exacto. Pues nosotros estamos trabajando en la aplicación que le dará la información a ese cliente a tiempo real. Generaremos el hábito para que esas personas vayan a cargar sus baterías cuando a usted le sea más conveniente.

Usted dijo que se sentía visionario. ¿Cómo ve la energía en los próximos años?

Yo creo que deberíamos fijarnos en cómo funcionan los datos en la actualidad y llevar la energía a ese mismo punto. Hoy en día nadie se acuerda ya de cuando nos preocupaba la cantidad de megas que pesaba un documento electrónico, o un email, o una película. Tampoco nos preocupa si pagamos más o menos por el consumo de Internet. Creo que con la energía nos va a pasar algo parecido: seremos capaces de gestionar nuestra energía, de producirla, almacenarla y llevarla de aquí para allá en un vehículo. Trabajaremos con la energía como trabajamos con los datos.

Deberíamos fijarnos en cómo funcionan los datos en la actualidad y llevar la energía a ese mismo punto

Cambiando al panorama internacional, dicen que China se está convirtiendo en una gran potencia en este tipo de movilidad.

Existe una lucha histórica entre Japón y China. En el caso de Japón tenemos a compañías como Toyota, que se han posicionado muy fuertemente en contra de la movilidad eléctrica. Lo que han fabricado han sido híbridos, pero eso no es movilidad eléctrica, sino un mejor sistema de arranque para los vehículos de combustión. Pero se han enrocado en ese concepto.

En cambio, en el vehículo eléctrico todo es mucho más sencillo. Incluso el modelo de negocio. Es menos complejo en cuanto a ingeniería, porque no deja de ser un ascensor con ruedas (y lo digo de forma honorable, porque lo veo muy bien, y es muy sencillo de arreglar).  Y, por otra parte, se basa en materiales como el litio, en los que China tiene muchísimas reservas. Así que la industria entera va a favor de China. En Japón, Alemania o Estados Unidos, en cambio, lo que destaca es la ingeniería compleja.

En el vehículo eléctrico todo es mucho más sencillo. No deja de ser un ascensor con ruedas

La gran cuestión está en el tipo de batería. ¿Hacia dónde estamos yendo?

Algunas de estas baterías actuales todavía tienen un gran recorrido. Siempre digo que el hidrógeno tendrá éxito hasta donde se lo permitan las baterías. A medida que la densidad energética de éstas aumente, el hidrógeno se quedará sin terreno.

Actualmente existen más de 16 familias electroquímicas: está el litio, el sodio, los ferro-fosfatos… Y también están distintas arquitecturas de construcción de baterías, como las de estado sólido, que se pueden incluso cortar con una tijera y siguen dando energía, no estallan ni tienen problemas de sobrecalentamiento.

A medida que la densidad energética de las baterías aumente, el hidrógeno se quedará sin terreno

Caramba… ¿Todas igualmente reciclables?

Creo que la movilidad eléctrica ya debe salir al mercado con la obligación de ser reciclable. Pero, más allá de esto, lo más interesante es que una vez que extraemos una batería de la primera vida de tracción de un vehículo, le podemos dar una segunda vida. No solamente reciclar o revalorizar, sino también dar una segunda vida y alargar la perdurabilidad del producto.

Hablemos de municipios. ¿En qué mejoran con la movilidad eléctrica?

Cuando hacíamos consultoría e ingeniería, averiguamos que las dos grandes contaminaciones que tiene una población de, digamos, cinco mil habitantes, eran el ruido y las emisiones de los vehículos. Con la movilidad eléctrica eliminamos ambas cosas.

Las dos principales contaminaciones de una población son el ruido y las emisiones de vehículos

¿Y de qué manera se aproximan ustedes a los ayuntamientos para explicárselo?

Estamos trabajando de la mano de la Associació Catalana de Municipis. Cualquier ayuntamiento que tenga interés en crear una infraestructura propia puede contactar con nosotros a través de esa entidad.

Solo hay que pensar que, en Catalunya, el 60% de los vehículos existentes se aparcan en la calle. Digo yo que estos vehículos deberán tener las mismas oportunidades para recargar baterías que los que aparcan en garajes. Este es un tipo de servicio que los municipios podrían tener al igual que tienen agua o alumbrado, y que podría suministrarse de noche a un coste muy bajo.

¿Los vehículos eléctricos son caros?

Depende. Actualmente, una marca alemana está vendiendo su vehículo más pequeño a un precio que ronda los 18.000 euros. En general, los precios de los vehículos de combustión han subido mucho, sean de diésel o de gasolina. Además, están habiendo cambios importantes en los canales de distribución y luchas entre las marcas.

Por el contrario, el precio de los vehículos eléctricos está reduciéndose porque cada vez hay más oferta. La marca Dacia, por ejemplo, tiene un utilitario eléctrico de correctas prestaciones y un precio cercano a los 20.000 euros, con las ayudas públicas. Y otras marcas como Hyundai o Kia tienen modelos de 400 km de autonomía a precios que rondan los 25.000 euros, con ayudas.

No hay tantísima diferencia, entonces.

Sobre todo, porque los vehículos estándar han aumentado mucho de precios. Pero también están bajando los eléctricos. Tesla, por ejemplo, hace campañas continuamente y ha anunciado una rebaja de precios pronto. A medida que haya más producción y volumen, veremos ofertas más agresivas también.

A medida que haya más producción y volumen de vehículos eléctricos, veremos ofertas más agresivas

¿Cuál es la vida de un vehículo eléctrico? ¿Dura más o menos que uno convencional?

Ahora comenzamos a ver casos de los primeros vehículos eléctricos que se lanzaron hace unos años. Todos los primeros modelos son los que, normalmente, más sufren. Sin embargo, en estos casos, han llegado a una vida útil de 300.000 km. Un taxista de Valladolid, por ejemplo, los ha alcanzado con un Nissan Leaf. Y están cambiando las baterías para mejorar su autonomía.

Yo creo que un vehículo eléctrico aguanta incluso más que uno convencional. Sobre todo porque es menos agresivo en cuanto a vibraciones y desgaste de elementos mecánicos. Son mucho más sencillos y me atrevería a decir que superarán la vida útil de un coche normal.

Jorge Ríos es CEO Etecnic Energy and Mobility. Es ingeniero técnico de formación y emprendedor. Durante un lustro trabajó para Endesa Distribución en proyectos importantes como los del Aeropuerto de Reus, donde se encuentra la compañía que fundaría un tiempo después. En 2015, el cambio legislativo y su convicción personal en “ir un paso más allá” hicieron que transformara lo que inicialmente era una oficina de consultoría ingenieril en una empresa especializada en gestión de redes y cargadores en la movilidad eléctrica a través de software.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.