Xavi Bassons

CEO y cofundador de Monday Working Spaces

Oficina multilocalizada

©FeedbackToday/Nacho Roca

«Si cambias tu manera de trabajar, cambiarás tu manera de vivir»

La pandemia y el confinamiento han cambiado los hábitos de trabajo de manera permanente, asegura el CEO de Monday
0
356

Monday es una reciente iniciativa que ahonda en el concepto del coworking. Con tres centros abiertos en Barcelona, y otro por abrir en Madrid, ofrecen ventajas distintivas a sus usuarios. Hoy hablamos con su CEO y cofundador, Xavi Bassons.

Por lo que dicen de usted es una persona joven pero que ya ha visto mucho mundo.

He tenido esa suerte. Y también la de empaparme de cosas buenas allí donde he estado, casi sin buscarlo. De cada lugar donde trabajé o viví me llevé algo importante. Por ejemplo, estuve un tiempo en Privalia, en el gran consumo. Fue una experiencia breve pero intensa al lado de los fundadores. También estuve unos años en Pepsi España y descubrí el valor del marketing y de la analítica d ellos datos. Más tarde me fui a vivir a París dos años, y me dediqué a la publicidad. Ya de vuelta a Barcelona trabajé para Unibail-Rodamco, una multinacional francesa que gestiona grandes espacios comerciales. Me pareció una especie de ejercicio sociológico.

He tenido la suerte de empaparme de cosas buenas allí donde he estado.

¿Por qué razón?

Porque terminas descubriendo que a los grandes espacios comerciales acuden decenas de miles de personas todos los días. No solo a comprar. También hay quien queda y socializa, y quien va a pasar el día en familia. Algunos y algunas se dan el primer beso en ellos.

Analizar grandes espacios comerciales es como un gran ejercicio sociológico. La gente va a comprar, a socializar o a darse el primer beso.

¿Qué aprendizajes se llevó de Pepsi?

Lo bueno del grupo Pepsi en España es que anteriormente había sido la compañía Matutano y que mantenía mucha independencia de la matriz. Digamos que teníamos mucho poder de decisión local, como si España fuera una especie de silo dentro del gran grupo. A nosotros nos era muy útil tener un buen conocimiento de las tendencias locales.

Además, en esa multinacional hay procesos claros. Por ejemplo, uno consigue un insight (conocimiento de mercado), define un concepto, lo concreta en una estrategia y, finalmente, saca un producto. Al acabar el proceso aparece toda la fuerza de ventas de Pepsi, que es quien pone ese producto en el mercado. Y lo hacen muy bien.

Vayamos a su negocio, Monday. Había una canción que se titulaba “no me gustan los lunes”. ¿Tienen ustedes la intención de aumentar el cariño por los lunes?

Siempre le repito una frase a mi equipo: “si cambias tu manera de trabajar, cambiarás tu manera de vivir”. Tener un horario para trabajar de 9 a 5 y un horario para vivir a partir de las 5 es malo. A veces parece que la persona y el trabajador sean dos entidades distintas y que uno aparezca en unas horas y el otro aparezca en otras.

Se nota cuando vives así porque en las tardes de los domingos te comienza a entrar una depresión previa al lunes. Yo quiero cambiar eso. Quiero que el trabajo y la vida de los usuarios se entrelacen y que vivan de acuerdo con lo que hacen en cada momento. Hay que vivir las 24 horas del día.

Tener un horario para trabajar de 9 a 5 y un horario para vivir a partir de las 5 es malo. A veces parece que la persona y el trabajador sean dos entidades distintas y que uno aparezca en unas horas y el otro aparezca en otras.

¿Por qué eligió Barcelona para iniciar el proyecto?

Porque es el lugar donde nací y crecí. Es donde más cómodo me encuentro para ejecutar mi plan. Además, conozco al target y sé cómo llegar hasta él. Es menos complicado que la gente de aquí entienda lo que puede ser Monday para ellos.

¿Y qué es lo que distingue a Monday de otras opciones de coworiking?

Nuestra actitud de servicio. Yo quiero que mi equipo esté al 100% encima de los usuarios y creo que hemos aprendido a hacerlo muy bien. También apostamos mucho por el deporte. Somos la única red de coworkings con un gimnasio en cada centro. Incluso uno de los centros tiene una pista de squash, que es un deporte que fue más popular en otros tiempos. Pero hemos decidido mantenerlo.

Todos esos metros cuadrados dedicados al deporte podrían dedicarse a ofrecer más mesas o despachos para los clientes. Pero apostamos por el deporte, porque creemos en el servicio al usuario.

Somos la única red de coworkings con un gimnasio en cada centro.

¿Y la gente lo practica cuando quiere, o disfrutan de supervisión?

Las dos cosas. En cada centro Monday, todos los días, hay una clase con un experto que ofrece una sesión dirigida. Quien lo desea, puede apuntarse a ella a través de la intranet. Además, todos los usuarios tienen abierto el gimnasio las 24 horas del día, todos los días de la semana. Somos muy flexibles en el concepto. 

Mi idea es la de proveer a la gente con un abanico de decisiones posibles y quitarle todas las barreras. Si uno quiere acudir a trabajar o a entrenar un sábado en la madrugada, puede hacerlo. Y si quiere ir al centro Monday de Madrid, también puede. La manera de ofrecer muchos síes a los usuarios es restándole muchos noes.

La manera de ofrecer muchos síes a los usuarios es restándole muchos noes.

Durante la pandemia, algunas empresas multinacionales han dado permiso a sus trabajadores para teletrabajar desde el extranjero. ¿Encajarían en su perfil de usuarios?

Claro. Si quieres venir a trabajar a Barcelona es porque te gusta. La multinacional le da carta blanca al empleado para que trabaje desde donde quiera. Y uno puede elegir la ciudad porque le gusta el clima, o por el nivel educativo, o porque tiene familia aquí, o porque quiere que sus hijos nazcan y se críen aquí. Al final, trabajar aquí es lo mismo que trabajar en Sidney, San Francisco o París. Y es algo muy bueno.

Por cierto, ¿les ha afectado negativamente la crisis de la COVID?

Creo que no. Más bien lo contrario. Hemos avanzado en muchas cosas. Por ejemplo: hemos sabido crear nuevos planes, con más flexibilidad. Y también bonos de horas, pases diarios, semanales y mensuales. Ahora los clientes tienen la opción de reservar salas por horas sueltas. Y todo esto no lo teníamos antes.

Creo que adaptarnos a las nuevas necesidades del cliente nos ha hecho avanzar mucho. Es cierto que estas personas pueden trabajar en sus casas, pero si por alguna razón no les es cómodo, pueden venir aquí. Incluso si vienen como grupo de empresa podemos preparar propuestas adecuadas a cada una.  

¿Y las empresas entienden la ventaja de su servicio? ¿Les ofrecen suficientes medidas de seguridad a sus empleados?

Tenemos todas las garantías. Además, les damos a los empleados la opción de hacer deporte, o de conocer a personas de otras empresas, lo cual les va bien para hacer networking o generar nuevos negocios. Más que un centro, Monday es una red de espacios que se pueden aprovechar para ello. Ya sea en Barcelona o bien en Madrid, o en Málaga, que será lo siguiente. Cuanto más grande sea la red, mejor para todos.

¿Cuántos usuarios tienen al día, normalmente?

Somos más de 500 usuarios entre los 3 centros de Barcelona. No vienen todos a la vez pero, como le digo, la comunidad se va ampliando.

Y al llegar al coworking, ¿los usuarios “fichan” como si estuvieran en una empresa normal?

¡Qué va! No estamos ni por asomo en el modelo de “fichar”. Pero cada usuario dispone de una llave electrónica y cuando entra por la puerta, controlamos el acceso. Además, la mayoría de las mesas están asignadas, así que tenemos el aforo controlado en todo momento. Nunca se encuentra en ningún centro más gente de la permitida.

Cuando la pandemia termine, ¿cree que su modelo seguirá teniendo sentido?

Lo creo, claro. Como le decía, la pandemia nos ha hecho acelerar en el tiempo. Tal vez tres años, por decir algo. Para nosotros ha sido un gran salto. Durante los meses de abril, mayo y junio de 2020 los expertos y los medios de comunicación debatían públicamente sobre los cambios en los modelos de trabajo profesional. Pensaban en términos de futuro. Para nosotros ese futuro ya es el presente. Sé que todos vamos a cambiar y que seremos otras personas. Pero Monday será una opción para esas personas.

Durante los meses de abril, mayo y junio de 2020 los expertos y los medios de comunicación debatían públicamente sobre los cambios en los modelos de trabajo profesional. Pensaban en términos de futuro. Para nosotros ese futuro ya es el presente.

Este mes de abril abrirán un nuevo centro en Madrid. ¿Tendrá una idiosincrasia distinta a la de los centros de Barcelona?

Será un centro adaptado a las particularidades del público local, sí. Aunque seamos prácticamente vecinos, Madrid es una ciudad distinta. Otra de las cosas que aprendí de mi época en Pepsi: cuanto más local hables, mejor te entienden y más rápido llega tu mensaje.

Al igual que algunas cadenas de gimnasios, los usuarios de Barcelona podrán utilizar los despachos de Madrid, o de Málaga, o de donde abran.

Así es. Monday es una oficina muy grande, un espacio de trabajo multilocación. Con una misma llave un usuario puede abrir todas las puertas. La tecnología nos lo permite. Con esa llave sabemos cuándo entras y sales y cuántas fotocopias haces. También podemos darle seguridad al cliente.

Detrás de Monday hay un fondo de inversión.

Así es. Urbania, es el accionista mayoritario de la compañía. Y es la manera que tenemos de abrir más espacios y de crecer. 

¿Cuáles son sus planes de futuro?

Sin duda, abrir más centros. Todavía no sabemos cuántos, ni con qué fórmula. Por ahora tenemos espacios de distintos tamaños, aunque el idóneo será el de Madrid. Y con este modelo iremos replicando.

Licenciado en ADE por el IQS en Barcelona. Comenzó su carrera profesional dedicado al marketing de gran consumo, primero en el grupo Privalia y luego en Pepsi, donde aprendió la importancia del análisis de datos y de contar con un proceso claro. Vivió y trabajó como publicista en París durante dos años y luego volvió a Barcelona, donde colaboró con el grupo francés Unibail-Rodamco, especializado en gestionar grandes superficies comerciales. Un día descubrió el modelo de trabajo de WeWork y decidió que quería traerlo a su Barcelona natal. Creó su propio business plan y llamó a todas las puertas posibles hasta encontrar al fondo de inversión que actualmente le ayuda a crecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.