Joan Uriach

Consejero de Laboratorios Uriach

 Grupo Uriach, empresa farmacéutica líder en el mercado español y europeo.

 "No existimos sólo para pensar en nuestro beneficio."

 "Ayudar a la gente continua siendo una gran idea."
0
188

Desde su fundación en 1838, el grupo Uriach se ha consolidado como una de las empresas farmacéuticas líderes en el mercado español y europeo. Tras más de 165 años de historia y después de cinco generaciones, Uriach sigue su andadura con el claro objetivo de seguir proporcionando más y mejores medicamentos para la prevención y cura de todo tipo de enfermedades. Poco podía imaginarse Joan Uriach Feliu, el fundador de la casa, que su pequeña droguería en Barcelona se convertiría al cabo de los años en una compañía con presencia en los cinco continentes y con un conglomerado de siete empresas dedicadas a la investigación, fabricación y comercialización de productos farmacéuticos. Uriach cuenta con un equipo de I+D de más de 150 personas y suyos son medicamentos tan conocidos en el mercado español como Biodramina, Utabón o Lipograsil. Hoy hablamos con una representación de la quinta generación de la estirpe farmacéutica: Joan Uriach, Doctor en farmacia, que se encuentra al frente del consejo de la empresa.

«Hasta hoy, los países del Este han crecido con una buena base y con unos proyectos de crecimiento muy importantes»

Hagamos un poco de introducción de lo que es el Grupo Uriach. ¿Qué empresas lo forman?

Actualmente estamos compuestos por siete empresas. Para empezar, decirle que nos dedicamos a la comercialización y a la distribución de productos farmacéuticos de venta ética, que son los medicamentos que vienen soportados por la Seguridad Social. Por otra parte tenemos Uriach OTC, que se encarga de comercializar medicamentos de venta no controlada, es decir, aquellos medicamentos publicitarios que se pueden adquirir sin receta, como por ejemplo la Biodramina. Después existe Pharmagenus, que es la rama dedicada a la venta de productos genéricos. Tenemos también Urquima, una empresa de química, que es la que fabrica las materias primas de nuestras moléculas. Dimportex la vertiente que se dedica a la compra y venta del material. Después está Fatro Uriach Veterinaria, que se creó en el año 2000 y que trata la fabricación, desarrollo y comercialización de productos para la salud animal. Y por último, mencionar la Fundación Uriach, con la que otorgamos premios a investigadores españoles en activo por el desarrollo de un trabajo que hayan realizado.

«Hemos descentralizado Europa y hemos colocado en Polonia una base de gestión autónoma sobre la cual crecerán todos los negocios»

¿Proyectos de investigación médica o farmacéutica?

Investigaciones dentro del sector de las ciencias de la salud. Cada dos años proponemos un tema como por ejemplo…, las enfermedades de la piel. Se presentan los fenómenos de aquí y nuestra fundación sirve de trampolín para ellos y sus trabajos.
 
Recientemente el Vaticano ha criticado duramente a la industria farmacéutica por las ayudas que debería proporcionar a la población que no tiene acceso a la medicación para luchar contra el SIDA. ¿Cómo se ve esto desde dentro del sector farmacéutico?
Personalmente, creo que hay que ofrecer ayuda a la gente que no tiene acceso a los medicamentos. De hecho, Uriach lo hace dentro de sus limitaciones. No existimos sólo para pensar en nuestro beneficio y lucro económico. Ayudar a la gente me parece fabuloso y no sólo porque lo diga el Papa. Las multinacionales, que son las que tienen estos productos para el tratamiento y prevención del Sida, son las que más pueden contribuir. Por otra parte, en el tema de investigación en Uriach dedicamos entre el 15 y el 18 por ciento de nuestra facturación. Sin embargo, las primeras compañías del mundo están gastando más de 1.500 millones diarios. Lo digo en antiguas pesetas porque creo que la cifra es impactante. Lo que gastamos en un año ellos lo hacen en dos días.

 «Profesionalizarlo, darle más información y más medios para poder ser más competitivo y que encuentre en sus márgenes el secreto y el servicio para poder hacer frente a la competencia brutal que hay en estas grandes marcas”

La industria farmacéutica catalana siempre ha tenido tradición. ¿Hay algún motivo por el cual se mantenga esto en el siglo XXI?

En efecto. La industria farmacéutica nacional se concentra en Cataluña, en parte porque es un tema de tradición familiar soportado por el espíritu catalán de continuidad. Las primeras generaciones comenzaron en el siglo XIX, el abuelo de mi abuelo fue el fundador de la casa en 1838.

¿Que medicamentos había en esa época?, ¿Remedios de botica?
Sí, exactamente. Ungüentos y extractos de materiales muy curiosos. Y decirle que por aquel entonces, y desde un punto de vista logístico, el lugar más importante era Barcelona gracias a su ubicación y conexiones. A Barcelona llegaban todos los productos farmacéuticos de fuera, y poco a poco, se fue configurando como centro neurálgico de la industria farmacéutica en Cataluña y en España. Lo que ocurre ahora es que la industria en general se está desplazando, y la farmacéutica se está trasladando a Madrid, sobre todo por las subvenciones. Actualmente en la capital hay unos avances logísticos tremendos. Pero retomando lo que comentaba sobre la tradición de la farmacia en Cataluña, decirle que tiene razón. Actualmente hay empresas farmacéuticas como Esteve o Almirall que ya van por la tercera generación. Ambas con un bagaje histórico muy importante. Y lo más destacado es que ninguna tiene participación de multinacionales.
 

¿Uriach ha resistido alguna oferta de absorción por parte de alguna multinacional importante?

Sí, aunque la generación actual es más pragmática y no se descarta nunca nada. De todas formas el espíritu de continuidad que antes le comentaba es maravilloso y yo creo que se ha perdido porque los efectos de la globalización son totales a todos los niveles industriales.
 

Sorprende este espíritu de continuidad en una empresa familiar. La dinámica de este tipo de empresas siempre se había visto desde la perspectiva de que la primera generación es la que empieza un patrimonio, la siguiente lo consolida y la tercera lo dilapida. ¿Existe el peligro de que las futuras generaciones rompan con la tradición y piensen que la mejor opción es adherirse a una multinacional?

Creo que hay que dejar muy claro cuál es la estructura de futuro de tu empresa y saber adecuar en cada momento tu modelo de negocio. Le pondré un ejemplo. De todas nuestras empresas actualmente invertimos mucho esfuerzo en OTC Uriach, que hoy por hoy es la empresa farmacéutica española líder en la venta sin receta. Estamos invirtiendo y comprando en este sector. Con productos como Utabon, Biodramina, Aerored… Además hay que contar con que dentro de este negocio la dependencia ministerial es muy fuerte, porque los productos los aprueba el Ministerio, y es éste quien pone los precios. Son precios intervenidos.

«Actualmente nos encontramos en un momento de recuperación. Las empresas de este sector no han podido superar el bache. Solo empresas con concepto de anticipación, como ha sido la nuestra, han hecho de su estrategia una realidad”

¿Que le pareció la decisión de la Ministra de Sanidad y Consumo de bajar los precios de los medicamentos?

Nos ha afectado. Tan sólo con un producto hemos perdido 20 millones de euros. Así que tocamos un tema delicado… La otra compañía afectada acaba de despedir a 70 personas.

La pérdida de 20 millones de euros puede implicar tomar medidas…

Las estamos tomando, intentando recuperar en el menor tiempo posible esa facturación o su margen de contribución. La manera de hacerlo es comprando, invirtiendo o buscando empresas para comprar. Por lo que respecta a la bajada de precios, aquí podríamos hablar largo y tendido. Está provocada por todos: por el Ministerio y por los laboratorios. Había una diferencia de precios tremenda entre moléculas y las han regulado todas a un precio.

¿Cuantos Uriach están ahora en la empresa?
Actualmente estamos trabajando mi padre y cuatro hermanos. Tenemos un protocolo familiar para controlar quién entra y cómo. Si deseas una continuidad por familia has de tener las cosas muy claras y bien estructuradas. Hoy los cuatro hermanos llevamos la dirección de la empresa. Uno se encarga de la dirección general farmacéutica otro lleva la parte de química… Yo soy partidario de que si se quiere una continuidad hay que tener un consejo de administración y un consejo familiar potentes.

¿Y la entrada de profesionales externos siempre estará en igualdad de condiciones con los de la familia?

Hemos puesto unas condiciones bastante extremas. Los requisitos son cinco años trabajando fuera: en auditorias, en la banca… Y que exista la necesidad del puesto de trabajo, que no se cree.

El futuro de la industria farmacéutica pasa sobre todo por la labor de los investigadores…

Sí, pero en este tema debemos aplicar el refrán de «zapatero a tus zapatos». Hay que ser realista. Comenzar una molécula y acabarla, económicamente hoy por hoy es inviable. Nosotros hemos decidido hacer la primera fase de creación de moléculas y ponerla en venta a nivel mundial para que otra empresa con más potencial económico la desarrolle. Así, nosotros vendemos el producto a cambio de unos royalties de las ventas mundiales. Creo que continuar haciendo investigación básica es una buena vía de desarrollo.

«A un cliente le podemos ofrecer todo lo que necesita. Una balanza registradora. Ofrecemos todo un conjunto de soluciones, incluyendo la gestión y la administración de estos»

En los últimos años la humanidad se ha visto sacudida por varias epidemias y pandemias: el Sida, la Sars, la «gripe del pollo». De alguna manera la industria farmacéutica habría de estar previniendo todas estas enfermedades…

Es muy difícil prevenir este tipo de enfermedades. Lo que esta claro es que la gente cuando coge la enfermedad investigamos a fondo para encontrar una solución.

Las lenguas viperinas piensan que la industria farmacéutica está detrás de estas
enfermedades…
Decir eso es jugársela mucho. Fíjese de donde surge el Sida… de unos monos en África. Actualmente es una enfermedad muy controlada. El problema está en quién puede investigar en esto. Para mí existe un caso más espectacular que es el cáncer. Creo que es la gran enfermedad. La gente habla de estas grandes epidemias, pero son muy puntuales. En cambio el cáncer, ¿cómo lo localizas?. No existe una pastilla que pare el proceso. El Sida esta muy localizado y sabes como es. La única vía para no caer en sus garras es la prevención.

Perteneciente a la quinta generación de la familia, Joan Uriach se encuentra al frente del consejo de la empresa URIACH junto a su padre y sus tres hermanos. Es Doctor en Farmacia, vocación que, nunca mejor dicho, lleva en la sangre. Su formación académica se completó con estudios en los Estados Unidos. Joan Uriach es un gran amante del deporte y en especial del FC Barcelona, club en el cuál ha participado activamente en su junta directiva en pasadas campañas deportivas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.