David Casellas

Pridatect

Datos asegurados

“Fuimos primero a por los mercados difíciles, porque queríamos hacerlo bien de verdad”


Pridatect proporciona un SAS de gestión de datos a empresas de tamaño medio

0
2317

Desde hace poco más de un año, Pridatect ayuda a organizaciones medias a mantener a raya la gestión de los siempre delicados datos personales. Hablamos hoy con su fundador, David Casellas.

Comienzo por preguntarle sobre su negocio. ¿Cuál es su propuesta de valor? ¿Qué ofrecen ustedes?

Como ya debe saber, las compañías de todo el mundo gestionan un número cada vez más creciente de datos personales. Los generan los empleados, los proveedores o, lo más importante de todo, los clientes a los que se dirigen… Cualquier empresa que tenga clientes genera unos datos que deben gestionarse.

Tanto si se opera en Europa, como en Estados Unidos, las autoridades locales establecen marcos normativos como el GDPR que obligan a las empresas a identificar todos los procesos en los que se generan datos personales o las personas que tienen acceso a ellos. Las normas también obligan a valorar los riesgos y ejecutar una serie de medidas preventivas, como por ejemplo formar a los empleados en el tratamiento de datos para garantizar la seguridad de esa información.

Y ustedes ayudan a las empresas a moverse en esos terrenos.

Nosotros nos dirigimos a empresas medianas, de entre 10 y 1.000 empleados, que tienen necesidades en este sentido pero que no cuentan con el tiempo o el equipo necesario para realizar esa gestión. Somos como una “capa” legal que asiste y ayuda a empresas y departamentos a identificar todos los riesgos y a protegerse contra ellos.

¿Cuál es el origen del proyecto?

Yo provengo de otro proyecto previo, dedicado a la lucha contra la falsificación de productos y la piratería, llamado Red Points. Estuve allí entre 2012 y 2018 y adquirí un amplio conocimiento del mundo del legaltech (todo lo que tiene a ver con leyes y tecnología).

Vi que existían unas oportunidades muy amplias en el terreno del B2B, que es un campo que me fascina, y encontré posibilidad de aplicar todo lo que había aprendido al campo de la protección de los datos personales.

Es un tema de importancia creciente.

Es un problema muy grande y global. Además, el avance de la transformación digital y la cantidad de datos personales que se están almacenando cada día me hicieron pensar que había una buena oportunidad a la que dedicar todas mis especialidades. Salí, con buen pie, de Red Point y comencé enseguida con este proyecto.

Los emprendedores siempre tienen alguna cosa nueva en la cabeza.

Pero no recomiendo que lo hagan siempre. En aquel tiempo, me parecía que me iba a explotar la cabeza durante la transición. Adoro el ámbito de las startups, pero no sabía si me iría bien. Intenté hacer de consultor un tiempo y tuve a dos o tres empresas. Pero luego vi que para este proyecto había que dedicarse a tiempo completo, porque el part time no funciona.

Ya han pasado por su primer año de existencia. Y menudo año. ¿Cómo lo valoran?

Efectivamente, el 2020 fue nuestro primer año comercial. Pusimos el foco en España. La COVID ha sido un problema para el 85% de las startups. Nosotros no hemos sido ni de las más beneficiadas ni de las más afectadas.

La COVID ha sido un problema para el 85% de las startups. Nosotros no hemos sido ni de las más beneficiadas ni de las más afectadas

Lo que sí es cierto es que las industrias tradicionales (el comercio, la educación, etc.) manejan ahora muchos más datos digitales que nunca y que existe una mayor consciencia de que hay que cuidar de ellos, porque hay peligros y riesgos. Esto nos han beneficiado. Pero, aparte del foco en España, hemos hecho un gran trabajo en internacionalización y globalización.

Las industrias tradicionales como el comercio o la educación manejan ahora muchos más datos digitales que nunca

¿Dónde han ido?

Bueno, sabíamos que España era un buen punto de partida, pero que había que moverse. Y el reto fue instalarnos en Reino Unido y Alemania.

¿Por alguna razón?

Son los dos mercados europeos más complicados en nuestro sector. Pero fuimos primero a por los mercados difíciles, porque queríamos hacerlo bien de verdad. No quisimos elegir un mercado fácil. Nuestra visión es la de ser referentes y diferenciarnos mucho en todos los productos. Queríamos ser referencia en esos países también.

¿Cuál es el origen del nombre?

Pridatect fue un nombre complicado de encontrar. Es una combinación de “Privacidad”, “Datos” y “Tecnología”. Como SAS (“software como servicio”) que somos, queremos ser muy diferentes de todo lo que se ofrece: una empresa puede ir a pedir ayuda a un bufete de abogados especializado o a una plataforma en la que le dirán qué tiene que hacer. Pero se quedará ahí.

Nosotros, en cambio, hemos entendido que las empresas quieren accionabilidad, porque no tienen tiempo ni recursos. Necesitan que alguien les haga las cosas. Así que nuestra plataforma identifica las tareas a realizar, las personas que las pueden hacer y genera unos workflows accionables. Si quiere, le doy un ejemplo.

Mejor.

Imagínese el departamento de Recursos Humanos de una empresa. Cuando entra una persona nueva, hay una serie de tareas que hay que hacer con ese empleado, tales como hacerle firmar contratos, cláusulas de tratamiento de datos, etc. Nuestra plataforma genera alertas para que el responsable del departamento sepa lo que tiene que hacer en cada momento.

Otra situación: imagínese que un cliente se pone en contacto con una empresa para pedir que le borren todos sus datos. Eso es muy difícil, en la práctica, porque esos datos pueden estar almacenados en un montón de lugares. Así que dar cumplimiento a la petición del cliente puede llegar a ser muy complejo. Nuestra plataforma ayuda a que la empresa conecte todos los datos de ese cliente, los identifique y localice y, así, pueda borrarlos con la mayor facilidad. Además, cuando lo hace, se genera un ticket de reporting legal, que informa de dónde estaba ese dato, quién tenía acceso a él, etcétera. Nuestro cliente valora que no le hagamos solamente recomendaciones, sino que vayamos más allá.

¿Cómo es la plantilla de Pridatect?

Tenemos una media de edad de 27 o 28 años. Nuestro perfil es internacional. De hecho, hablamos en inglés entre nosotros, de acuerdo con nuestra estrategia de internacionalización rápida.

Tenemos una media de edad de 27 o 28 años. Nuestro perfil es internacional y hablamos en inglés entre nosotros, de acuerdo con nuestra estrategia de internacionalización rápida

Por otra parte, tenemos tres perfiles principales de profesionales: gente muy tecnológica, gente de negocio y marketing y, finalmente, un equipo de legal. Al final, automatizamos conocimiento legal y tiene que servir para todos los mercados, porque los clientes a los que ayudamos a hacer compliance también operan en Singapur y en otras partes del mundo, donde hay obligaciones.

Como CEO y fundador, ¿viaja usted mucho?

La suerte es que todo puede desarrollarse en modalidad remota, desde el trabajo hasta los acuerdos que establecemos. Desde Barcelona podemos estar presentes en todo el mundo. Aunque recuerdo que nuestra ronda de inversión también fue virtual y fue bastante complicada, porque no es fácil generar la confianza suficiente para este tipo de negociaciones. El teletrabajo hace mella en la parte humana y de equipo, pero los resultados son muy buenos.

El teletrabajo hace mella en la parte humana y de equipo, pero los resultados son muy buenos

¿Su presencia en Reino Unido y Alemania ha sido levantada desde cero, o a través de alguna adquisición?

Desde cero. Cuando inicio una estructura sigo un modelo que aprendí en mi anterior proyecto: ficho a gente sin mucha experiencia, porque vale la pena que les demos nuestro propio training, y arrancamos así.

Muchos emprendedores como usted tienen ideas bastante claras sobre los trabajos que vendrán en el futuro. Elon Musk, por ejemplo, siempre está hablando de nuevas profesiones…

Elon Musk es un referente para mi… Yo diría que estamos en un momento de cambio hacia lo digital. Un cambio ya bastante consolidado, en el que la inteligencia artificial y el machine learning han evolucionado muchoy se está hablando ya de deep learning, y de Smart cities en las que las máquinas son capaces de resolver un número ingente de problemas con tiempos muy cortos. Yo creo que en estos campos es donde hay más margen de creación de nuevos empleos. Quien estudie tecnología, ingeniería o programación lo tiene muy bien hoy en día. Además, en Barcelona hay una gran demanda y competencia por atraer talento. Y quien tenga ideas y encuentre necesidades todavía no satisfechas, encontrará soluciones que la gente comprará.

Quien estudie tecnología, ingeniería o programación lo tiene muy bien hoy en día. Además, en Barcelona hay una gran demanda y competencia por atraer talento

¿Al igual que Elon Musk, desea usted ir a Marte?

Yo soy de Girona. Cuando era más joven era más ambicioso y quise ir a Silicon Valley. Estuve un tiempo allí viviendo, pero vi que los ideales terminan amoldándose a la personalidad. En Girona soy feliz viviendo y en Barcelona lo soy trabajando. No me veo en ningún otro lugar. Creo que tenemos un ecosistema increíble y que, con Internet, puedes estar trabajando en todas partes con un solo clic.

Girona es una ciudad muy apetecible.

Tenemos calidad de vida de sobra. Podría hacerle una cuña publicitaria. Y también mucho espíritu emprendedor. Quizás todavía no se den las condiciones para ser un núcleo de emprendimiento, pero ojalá un día pueda ver construido un buen tejido emprendedor allí.

Gerundense convencido, dice que no cambia su ciudad ni por el Silicon Valley ni por Marte, en caso de que pudiera irse con Elon Musk, uno de sus referentes. Emprendedor nato, en la primera década de los 2000 creó una página de Facebook que generó muchos seguidores. Eso hizo que el FC Barcelona se fijara en él y que pudiera comenzar a trabajar en 2011 en ese club, rodeándose de talentos como el de Dídac Lee y Jordi Castelló, de quien habla como sus mentores. Se especializó allí en la piratería y la falsificación, un asunto que preocupa mucho a los clubes de fútbol y creó Red Points con el abogado Josep Coll, para comercializar su expertise. El Barça fue su primer gran cliente y desde 2012 a 2018 crearon un gran proyecto.

En 2018, Casellas comenzó a barruntar su siguiente paso, aprovechando sus conocimientos en legal tech. De ahí la historia con Pridatect, que nació en 2019 y que ha sobrevivido bastante bien a los envites de 2020. Las perspectivas son ahora muy prometedoras en un mercado que no para de crecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.