Sobre dejar de trabajar

0
71

Hay quincenas en las que me asalta la duda a la hora de escoger un tema del que hablar. No ha sido este el caso esta vez. Hasta una docena de veces me han preguntado en las últimas horas que exprese mi opinión sobre la propuesta de retrasar la jubilación dos años. Todo aquel que sea interpelado y no sea un economista experto en la materia tiene, claro está, su opinión. Sobre todo porque es un tema universal, que tarde o temprano afecta a todos y cada uno de los ciudadanos que han trabajado y cotizado para dejar de hacerlo (trabajar) algún día y percibir algo por ello.

De entrada, uno tiene la sensación de que el anuncio se produce en un momento de desconcierto político, con Zapatero en sus horas más bajas de popularidad, y una medida que probablemente sea imprescindible para que salgan las cuentas de aquí a 15 años, llega en un momento poco adecuado. Luego, hay otro dato muy importante: las matizaciones que han llegado inmediatamente después. Malo es que se dé publicidad a un tema que afecta tanto y tan de cerca a la gente y que a las pocas horas, gente del Gobierno español, con su Presidente al frente, introduzcan tantos "matices".

Probablemente el concepto de "jubilación" vaya a cambiar en los próximos años. Ya hay mucha gente que hace tiempo que abrió un "plan" privado por si acaso… pero también hay mucha otra gente que cree que debe replantearse el concepto de "dejar de trabajar". Como nosotros los periodistas somos unos de los que nunca piensan en el retiro, nos parece que eso de "ahora toca descansar" es más un castigo que un premio. No es lo mismo trabajar con un desgaste físico notorio que hacerlo de manera básicamente intelectual, como tampoco es lo mismo trabajar en algo que te gusta que ir al "martirio" diario de la oficina, el banco o la fábrica. Además, en pleno debate sobre la inmigración y el volumen que tiene esta en España, parece oportunista lanzar el anuncio y recordar inmediatamente que nuestras pensiones están sustentadas en las cotizaciones que aportan los recién llegados.

La otra incongruencia es que no se hace referencia alguna al precario mercado de trabajo para la gente joven. Dos años más de trabajo para los mayores, menos oportunidad laboral para los que se incorporan… esto ¿cómo se come? ¿puedo renunciar a mi pensión de jubilación y que me devuelvan lo cotizado?NULL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.