Reforma

0
36

Es la palabra que más he oido en estos 15 dias. Uno puede hacerlas en casa, si se inspira viendo uno de esos numerosos programas que puedes ver en televisión, en que te cambian el look de tu habitat en horas, en dias, en semanas, como máximo, y te dan ganas de salir corriendo a renovar el aspecto de tu hogar.

También están las reformas más personales. Aquello que no te acaba de gustar, incluso que te acompleja puede desaparecer –o aparecer-gracias a las buenas manos de los artesanos del bisturí.

Y es que reformar no deja de ser una manera de crear. Para hacerlo, hay que volver a imaginar algo, y darle un aspecto actualizado. Todo puede ser mejor, o al menos, puede “verse” mejor. Por este motivo que estos dias, las reformas de las que se ha hablado no son tanto las de las fachadas de nuesdtros edificios o de nuestros cuerpos, sino de los conceptos básicos de las relaciones laborales en nuestro pais.

Se oyen los aplausos procedentes de Bruselas, y los sindicatos se tapan los oidos. Siguen anclados en esa postura herrumbrosa que les ha alejado de la ciudadania tanto como los políticos. Esta vez, no hay marcha atrás. Pueden salir a la calle, a manifestarse contra lo que consideran incluso anticonstitucional, pero de nada les va a servir.

Bruselas aplaude, y eso es sinónimo de quién es quien marca la agenda. Rajoy, lo entiende. Mas, en Catalunya, ya lo entendió meses antes. Los empresarios andan algo despistados, porque incluso reconocen que, en algunos puntos, se ha ido más allá de lo que reclamaban.

Es lo que hay. Renovarse o morir. La edad de jubilación va a pasar a mejor vida. Como lo está empezando a hacer el trabajo para  siempre, las pensiones universales. Puestos a que la reforma sea completa, también deberian empezar a cambiar cosas como las mil trabas a iniciar un proyecto, conseguir financiación para ello, y todo, aderezado, con más y más conciliación laboral y familiar. Ahora, eso nos parece quimérico, pero  vamos hacia allí.

Muchas son las cosas que están cambiando. Los jueces no tienen bula para pinchar teléfonos de abogados, las empresas sí pueden utilizar nuestros datos para utilizarlos comercialmente, pero no se puede utilizar la cámara oculta para periodismo de investigación. Eso, mas que reformas, son cambios en las formas. Que no es exactamente lo mismo.
NULL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.