Pedro Aznar, Esade: “Si no somos capaces de superar la crisis en el turismo aumentará la desigualdad económica territorial”

0
46

Para Aznar, “para paliar los efectos de la crisis en el turismo necesitamos medidas a escala europea. Las políticas nacionales no serán suficientes y, en algunos casos, podrían ser hasta contraproducentes”
 

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OECD) anticipaba recientemente un descenso entre el 45% y el 70% de los ingresos turísticos en todo el mundo. Una pérdida que en el caso de España sacudiría al 12% del PIB que supone este sector. Sin embargo, y según ha recordado hoy Pedro Aznar, profesor de Economía de Esade, en regiones como Canarias o Baleares, «este peso llega hasta el 35% y encontrar un sector alternativo sería costoso y requeriría mucho tiempo. Así pues, si no somos capaces de superar la crisis del turismo, aumentará la desigualdad económica territorial». Es más, «aunque la caída del PIB pudiera ser compensado con otras industrias intensivas, no demandarían la misma mano de obra». «El turismo es el sector que impulsó la generación de empleo tras la crisis de 2008, y si no se reactiva, el impacto será muy importante a escala nacional».

 
También en relación a la anterior recesión, el profesor de Esade ha explicado que cuando ésta comenzó «había una crisis de liquidez, pero ahora el problema es de solvencia y de rentabilidad«. «Tenemos un sector que en el corto y el medio plazo no va a ser capaz de generar la rentabilidad que tenía y una menor rentabilidad puede poner en peligro la capacidad que tienen las empresas turísticas para pagar sus gastos, y aquí es donde las Administraciones tienen que dar una respuesta», ha advertido.
 
En ese sentido, Pedro Aznar ha recalcado que «para paliar los efectos de la crisis en el turismo necesitamos medidas a escala europea; las políticas nacionales no serán suficientes y, en algunos casos, podrían ser hasta contraproducentes”, y sobre éstas últimas ha especificado que «parte de la solución vendría a través de políticas de incentivos y planes de apoyo, y de que los ERTE del sector tuvieran condiciones específicas».
 
Objetivo: mantener la rentabilidad
 
«Cuando analizamos la rentabilidad de un sector —ha argumentado Aznar—, tenemos que tener en cuenta dos variables, la diferencia entre el precio al que vendo y coste que tengo. Ahora, aunque se reduzca el número de empleados, los empresarios seguirán teniendo otros gastos fijos como alquileres y amortizaciones, más los añadidos por la higienización y adaptación».
 
Para no perder rentabilidad, el profesor de Esade ha anticipado «la necesidad urgente de mantener la ocupación, por lo que pronto veremos caídas significativas de precios», y ha destacado que para esta tarea «no será suficiente con el turismo nacional, porque éste no está ni el tiempo ni gasta lo mismo que el internacional».
 
El turismo internacional, clave
 
En relación al turismo internacional, el profesor de Esade ha explicado que «hay que analizar la oferta y la demanda». En el caso de la primera encontramos, por ejemplo, el número de vuelos
 —»da igual que se quiera viajar si no hay plazas»— y, en el de la segunda, la situación de cada país: «Cuando una región entra en recesión, la caída del gasto que hace su población en turismo es siempre superior a la caída del PIB y si a eso le sumamos las medidas proteccionistas de los países para fomentar el turismo interior, nos encontramos con un problema muy serio».
 
Aun así, el profesor de Esade no se muestra especialmente pesimista: «El sector va a sufrir mucho pero no podemos olvidar que somos un sector muy competitivo y muy formado». «También atraemos al turismo de lujo y éste lleva una dinámica muy distinta», ha concluido.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.