Luis de Guindos (BCE): “La política económica debe estar centrada en salvar el tejido empresarial”

0
23

“La actividad económica en la zona euro puede caer del 6% al 12%”, ha señalado el vicepresidente del BCE, y ha añadido que “tardaremos dos años en recuperar lo que teníamos antes del confinamiento”


Foto: Esade.

“La economía española era competitiva antes de la crisis de la COVID-19 y nuestro sistema financiero estaba mucho más saneado que otros, gracias a la restructuración que se hizo hace diez años. Lo fundamental ahora es que la política económica esté centrada en salvar el tejido empresarial al máximo —con los sistemas de garantías públicas para transferir la liquidez— y en intentar que la estructura de costes se pueda flexibilizar”, ha explicado el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, en un encuentro digital organizado por Esade Alumni. En la sesión, le han acompañado Maite Barrera, presidenta de Esade Alumni y socia fundadora de Bluecap, y Mario Lara, director del Centro de Gobierno Corporativo y de Esade Madrid.
 
Acerca del horizonte de recuperación en España, Luis de Guindos ha comentado que, “en estos momentos, el nivel de incertidumbre es brutal y solo sabemos seguro un par de cosas: que en marzo la actividad económica cayó mucho (casi un 4 % en Europa) y que en el segundo trimestre puede ser del doble o del triple”. “La economía europea no estaba preparada para un confinamiento, ya que una situación así no había pasado nunca”. Por ello, el vicepresidente del BCE augura que “la caída del PIB va a ser intensa”.
 
Recuperación y crecimiento
 
La recuperación dependerá de que haya posibles rebrotes de la COVID-19 y de cómo se vaya “desescalando”, ha apuntado el vicepresidente del BCE, que ha señalado que “en el tercer y el cuarto trimestres va a haber un rebote de la actividad”. “La actividad económica en la zona euro puede caer del 6 % al 12 %, con un perfil de caída en el primer semestre y de recuperación en el segundo semestre”, ha comentado De Guindos. Al respecto, ha añadido que “en 2021 puede que se registre un crecimiento del 6 % en la zona euro”. Ha asegurado que “tardaremos dos años en recuperar lo que teníamos antes del confinamiento”, aunque cree “que la caída ya ha tocado fondo”. El vicepresidente del BCE ha apelado a la solidaridad y ha avanzado que “vamos a ir viendo que las políticas fiscales nacionales van a ir convergiendo en los diferentes países”. En este sentido, se ha mostrado abierto a las rentas mínimas y ha sostenido que las que prepara el Ejecutivo “deberían durar dos o tres meses”.
 
El euro, un elemento positivo

El vicepresidente del BCE ha insistido en que estar en la zona euro es “una red de seguridad” para España. Además, ha recordado que “el 70 % de la población europea considera que el euro es un elemento positivo” y que es la segunda divisa del mundo después del dólar. “En esos momentos complejos, el BCE ayuda a que el euro sobreviva y que la crisis económica actual tenga un impacto menor.”
 
Con relación a la banca, De Guindos ha apuntado que “actualmente es el BCE quien le proporciona liquidez en las mejores condiciones posibles para que la traslade luego a las familias”. “Los bancos ahora son más resistentes que diez o doce años atrás. El sistema bancario europeo superará esta crisis económica, pero su cuenta de resultados se va a ver afectada”. Aun así, el economista ha señalado que no vamos a tener una crisis bancaria, porque se han adoptado medidas muy importantes, como garantizar la liquidez, para que no se produzca una contracción del crédito. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.