Núria Ramírez

Periodista

Habilidad comunicativa

«La tele debería temer a Twitch, porque cualquiera puede hacer uno desde su casa»

La periodista Nuria Ramírez inicia una nueva etapa profesional en Repor (Canal 24h)
0
3201


Hoy hablamos con Nuria Ramírez, periodista que estrena proyecto profesional en el Canal 24 horas y que nos presenta su formación para profesionales que quieran desenvolverse ante las cámaras.

Presentar informativos en TVE no es nada fácil, ni frecuente. ¿Era usted periodista vocacional desde pequeña?

Lo cierto es que cuando estaba en el bachillerato iba bastante perdida y tengo que agradecerle a una tutora el consejo de dedicarme al periodismo… Yo siempre defendía a mis amigas en la clase, y ella me propuso ser abogada, o profesora, porque también me gustaba la docencia. Pero igualmente me gustaba escribir y gané algunos concursos de prosa. Así que un día me dijo: ¿y por qué no pruebas el periodismo? Noté que se me encendía una lucecita. Iba a ser mi vocación. Dejo mi testimonio como mensaje para los alumnos de bachillerato indecisos.

¿Y dónde se formó?

Estudié la carrera en UIC Barcelona. Luego hice prácticas en una revista, en una tele local y en Catalunya Radio. La radio me gustó porque me permitía añadir la voz al texto escrito. Pero luego descubrí la televisión: era el medio total. Me enamoré de él y allí sigo, 16 años después.

La radio me gustó porque me permitía añadir la voz al texto escrito. Pero luego descubrí la televisión: era el medio total.

¿Fue directamente a trabajar a TVE?

Antes de trabajar en TVE estuve en una televisión local, en Rubí (Barcelona). Creo que es por donde hay que empezar y es algo que recomiendo a los estudiantes de periodismo, porque me fue muy bien.

Tiempo después, hice prácticas en TV3 y yo era la única de todos los becarios que sabía poner la voz en off en las crónicas, porque tenía el hábito de hacerlo. En una tele local tienes la posibilidad de hacer cosas que en un medio más grande son muy complicadas. Además, adquirí una base de servicio público.

En una tele local tienes la posibilidad de hacer cosas que en un medio más grande son muy complicadas.

¿En qué sentido?

Al trabajar en una tele municipal, desarrollé una especie de responsabilidad añadida. Personas cercanas a mí trabajan en la televisión privada y su enfoque de las cosas es muy distinto. Los periodistas del medio público nos debemos al ciudadano, debemos ser objetivos y rigurosos, y dar lo mejor de nosotros mismos.

Los periodistas del medio público nos debemos al ciudadano, debemos ser objetivos y rigurosos, y dar lo mejor de nosotros mismos.

Hoy en día no es fácil que los alumnos de periodismo se ganen la vida en esta profesión. Quizás es que hay muchos, o quizás dependa de la suerte…

Creo que en mi vida he tenido momentos de suerte y que he conocido a personas que han confiado en mí. Pero no me quiero quitar mérito: di mucho el callo y dediqué muchas horas a prepararme. Quizás, en mi caso, tenía la ventaja de tener una gran vocación. Un día, en la universidad, un profesor nos dijo que, seguramente, ninguno de los presentes en el aula se iba a ganar la vida como periodista. En mis fueros internos dije que aquella advertencia no iba conmigo.

Está claro que en su caso se equivocó.

Pienso que deben reunirse una serie de factores: pasión, ganas, trabajo duro… Y si tuve alguna suerte, también fue porque me la busqué. En UIC Barcelona me ofrecieron hacer muchísimas prácticas a lo largo de la carrera y terminé haciendo todas las que pude. Algunos compañeros de promoción optaron por hacer solo las mínimas obligatorias y acabaron por no trabajar en ningún medio actualmente.

Quienes sí aprovechamos aquellas oportunidades logramos conocer a mucha gente y establecer una buena red de contactos, de manera que cuando no te llamaba uno, te llamaba el otro… En cuarto de carrera ya estaba trabajando en una tele local.

Quienes aprovechamos las prácticas de la universidad logramos conocer a mucha gente y establecer una buena red de contactos.

¿El periodista tiene que formarse en algo más, o debe especializarse en comunicar?

Tengo compañeros que ejercen como periodistas, pero que no han estudiado la carrera. Y hay personas de primera línea, grandes comunicadores y muy conocidos, que tampoco lo son. También pienso que hay una gran diferencia entre el periodista y el presentador. Pero, en cualquier caso, opino que la base humanista y la formación general son muy necesarias. Y, sin embargo, no se tienen muy en cuenta actualmente… A menudo recibimos alumnos en prácticas que parecen carecer de base y de preparación. Finalmente, un periodista es alguien que tiene que poder hablar de todo, aunque sepa muy poco de cada cosa.

A menudo recibimos alumnos en prácticas que parecen carecer de base y de preparación.

En los muchos informativos actuales, proliferan reporteros a pie de calle que se pasan todo el día en la puerta de un juzgado o de una sede política. ¿Eso es bueno, profesionalmente?

Estar pegados al directo, para cubrir cualquier mínima novedad, aunque no se produzca, dificulta que el periodista pueda hacer bien su trabajo, que es investigar, hacer llamadas, hablar con los vecinos, conocer el tema del que se está hablando. Por eso reivindico el reporterismo.

En realidad, no me gustan mucho esas conexiones en directo en las que alguien memoriza un contenido y lo vomita como si fuera un loro. Es algo que se nota. Fíjese: Lorenzo Milá gusta a todo el mundo porque comunica de una manera que transmite que sabe de lo que está hablando. Quizás por la obsesión de estar en directo todo el día perdemos la esencia de la profesión.

Estar pegados al directo, para cubrir cualquier mínima novedad, aunque no se produzca, dificulta que el periodista pueda hacer bien su trabajo.

Hace dos años hubo un cambio importante en la parrilla del Circuit Català de TVE y a usted le propusieron un papel importante. ¿Cómo le vino esa experiencia?

Pues me hizo mucha ilusión, porque era una oportunidad que estaba esperando. De mis 16 años en TVE, por lo menos me he pasado ocho presentando los informativos de la desconexión territorial. Eso significa: tardes, mediodías y fines de semana. Pero en esta ocasión tenía la posibilidad de coeditar y decidir los contenidos. Con 38 años consideré que ya estaba preparada para decidir sobre el guion, y me vino muy bien. Fue una temporada, solamente, pero la disfruté muchísimo.

Trabajando para el medio público, ¿le han llamado alguna vez para quejarse de alguna línea editorial?

Lo cierto es que sí ha pasado en algunas épocas. Pero cuando estuve editando, me respetaron mucho la línea editorial. Hubo confianza en el equipo y siempre actuamos bajo criterios periodísticos, y no partidistas. Estuve muy tranquila con mi trabajo todo el tiempo y me sentí muy acompañada. No me vi forzada a cambiar ni un titular.

Según tenemos entendido, comienza usted pronto un nuevo proyecto.

Acabo de iniciar una nueva etapa profesional, sí. También dentro de los informativos, pero no en los diarios. El proyecto se llama Repor y se emite los domingos a las 22.30h en el Canal 24 horas para tratar temas de actualidad.

Mi primer reportaje saldrá el 8 de mayo y estará dedicado a los fondos de inversión, y a cómo están metidos en todos los sectores económicos. Estoy disfrutando muchísimo porque además de que elijo el tema del reportaje, paso a tener 25 minutos para profundizar en él. Y eso es un lujo, en comparación con el minuto del que se dispone para presentar una pieza en un telediario.

Desde el 8 de mayo me integro en Repor, un espacio que se emite los domingos a las 22.30h en el Canal 24 horas para tratar temas de actualidad.

¡Pues le deseamos mucha suerte! ¿Y lo hacen desde Barcelona?

Así es. Todo el equipo es de aquí. Aunque viajamos por toda España y la relación con Torrespaña es muy fácil. El trato es una delicia.

También hemos sabido que lidera un proyecto de formación en habilidades comunicativas. ¿Qué nos puede compartir?

Se trata de un curso para enseñar a los profesionales de cualquier ámbito a hablar frente a la cámara. Hace un tiempo, un amigo mío tenía que atender a una entrevista de televisión y me pidió algunos consejos. Se los di y me contó que eran muy útiles y que muchas personas, en muchas empresas, pagarían por recibir esa formación.

¿Tanto sale la gente por la tele?

Antes de la pandemia, como mucho salían los CEOs y directores generales en televisión. Pero ahora las pantallas forman parte de nuestras vidas y reuniones. De manera que, aunque sea para una videoconferencia, es necesario poseer un conjunto de habilidades básicas.

Además, también me encuentro con personas que me dicen que se sienten cómodas hablando en auditorios ante 300 espectadores. Pero luego, ante la cámara, no saben cómo colocarse, cómo organizar su discurso, si hacer gestos o no…

Antes de la pandemia, como mucho salían los CEOs y directores generales en televisión. Pero ahora las pantallas forman parte de nuestras vidas y reuniones.

¿Gesticular es bueno o es malo?

Una persona que quiera comunicar en un auditorio, probablemente querrá dominar el espacio y tendrá que gesticular. Pero ante una cámara, si haces gestos, distraes al público y no transmitirás bien el mensaje. Así que con algunas técnicas básicas ayudo a los alumnos a salir adelante. Incluso a comprimir el mensaje en poco tiempo.

La concisión es algo propio de ustedes, los profesionales de la televisión.

Y no es imposible, ni exclusivo. Por ejemplo, el Doctor Trilla, que es un gran médico, es capaz de compilar toda la información en la máxima brevedad posible y transmitirla de manera muy natural.

Esa es otra: la complejidad del mensaje.

Le diré que, a veces, cuando voy a entrevistar a una persona especialista, hablamos informalmente mientras mis compañeros preparan sus equipos. Y son charlas muy llanas y comprensibles. Pero cuando ponemos en marcha la cámara, comienza a utilizar unas palabras técnicas y complejas. Así que tengo que parar la entrevista y pedirle que me hable como si yo tuviera 10 años, porque, como se suele decir, quien mira la tele, o se está comiendo una tortilla o se la está preparando.

Y los lectores de Feedback Today, ¿dónde pueden contactar con usted para recibir esa formación?

Pueden seguirme por Instagram o por Twitter. También tengo una web llamada empoderateantelacamara.com 

¿Y, en las redes sociales, también hay que aprender a estar?

Hay que tener presencia en ellas, porque forman parte de nuestra sociedad. Y cada vez nos encontramos con más formatos relevantes: Podcasts, Twitch… La tele debería temer a Twitch, porque cualquiera puede hacer uno desde su casa.

Dígaselo a Gerard Piqué.

Hace poco, cuando se generó la controversia por los audios con el presidente de la RFEF, no le hizo falta acudir a ningún medio de comunicación. Abrió su Twitch y ya lo hizo él mismo para todos. Se está produciendo una transformación en los medios y hay que estar atentos a lo que pase.

Se está produciendo una transformación en los medios y hay que estar atentos a lo que pase.

Nuria Ramírez Navarro es periodista y presentadora de televisión. Hace más de 15 años que trabaja en TVE, donde ha conducido numerosos espacios informativos en todas las franjas horarias. Actualmente inicia su participación en el programa Repor, del Canal 24h. Se formó en UIC Barcelona y, desde hace un par de años, lidera una formación titulada “Empodérate ante la cámara” en la que se comparten las técnicas que utilizan los profesionales del audiovisual para conectar con la audiencia y comunicar de forma efectiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.