La inflación y la subida de tipos de interés, los principales desafíos para la economía española en otoño

0
804

El Informe Económico y Financiero de Esade, elaborado con el apoyo de Banco Sabadell, señala las consecuencias del comportamiento de la inflación, la subida de tipos de interés del Banco Central Europeo y los efectos derivados de la guerra de Ucrania, como los principales desafíos de la economía española a medio plazo

El comportamiento de la inflación y la subida de tipos de interés del Banco Central Europeo serán los principales desafíos a los que la economía española se enfrentará tras el verano, junto con sus características estructurales y de deuda. Esta es una de las principales conclusiones del Informe Económico y Financiero de Esade, elaborado con el apoyo de Banco Sabadell, y cuyo capítulo de coyuntura económica, a cargo del profesor de Esade Josep M. Comajuncosa y de Manuel Hidalgosenior fellow de EsadeEcPol, avanza que las previsiones para la economía española a corto plazo son menos desfavorables que en otros países, gracias al incremento en el consumo, el turismo, la inversión de fondos Next Generation, y la menor exposición de España a las consecuencias de la guerra de Ucrania.

“Nos encontramos en un entorno muy complicado y los bancos centrales se enfrentan a un difícil dilema —afirma Toni Roldán, director de EsadeEcPol y del informe—. O bien suben los tipos de interés de manera agresiva, probablemente más de lo anunciado hasta ahora, para controlar la inflación, aumentando el riesgo de recesión, o lo hacen de una manera más moderada, con el peligro de que la inflación termine fuera de control”.

Crisis energética global y política monetaria

Según el Informe Económico y Financiero de Esade la actual situación inflacionaria tiene su origen, por un lado, en la subida de la inflación previa a la guerra de Ucrania, producida por la agresiva respuesta fiscal y monetaria a la Covid-19, las interrupciones en la cadena de suministro y el repunte de la demanda. Y, por otro, en el shock de oferta causado cuando ésta se desencadenó, con la inmediata decisión de las economías occidentales de reducir la dependencia energética de Rusia. Ante esta situación, los principales bancos centrales han anunciado un cambio de dirección en la política monetaria, bajo el compromiso de la retirada progresiva de sus programas de compras de activos y con subidas en los tipos de interés. Dos paquetes de medidas cuyos primeros efectos ya son visibles, según los autores del informe de Esade, con sus correspondientes efectos desfavorables. Entre ellas, una importante revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento de las distintas economías, la inestabilidad en los mercados financieros del mundo y la penalización a los países más endeudados.

En España, incertidumbre tras el verano

En el caso concreto de española, las perspectivas a corto plazo son menos desfavorables que las de otras economías del mundo, no solo porque su exposición a la guerra de Ucrania es menor, sino, también, por la recuperación definitiva del turismo, la reactivación del consumo gracias a los colchones de ahorro acumulados durante la pandemia y el aumento de la inversión en construcción y otros sectores vinculados la ejecución de los fondos Next Generation. Todos responsables, a su vez, de la evolución positiva del empleo hasta ahora.

Sin embargo, el Informe Económico y Financiero de Esade advierte que la continuidad de este escenario a medio plazo dependerá de la inflación y de la intensidad en las futuras subidas de los tipos de interés del Banco Central Europeo, dada la elevada deuda acumulada y al déficit estructural español, que asciende actualmente al 4% del Producto Interior Bruto. Para hacer frente a esta incertidumbre, sus autores recomiendan concretar un plan de consolidación fiscal creíble a medio plazo y aprovechar los fondos Next Generation para implementar reformas estructurales aplazadas que mejoren la productividad de la economía española.

“Hemos tenido un periodo muy bueno para poder hacer reformas con mucha financiación y un crecimiento económico muy importante, y no lo hemos aprovechado. Por tanto, nos vamos a tener que enfrentar a importantes complicaciones en el futuro y, desde luego, a una desaceleración fuerte del crecimiento económico”, concluye Toni Roldán, director de EsadeEcPol.

Esta edición del Informe Económico y Financiero de Esade, correspondiente al segundo semestre de 2022 y que lleva por título genérico “Crisis energética y transición climática”, cuenta además con artículos de Elina Ribakova,  deputy chief en el Institute of International Finance; Benjamin Hilgenstock, associate economist en el Institute of International Finance; Jesús Fernández Villaverde, catedrático de Economía de la Universidad de Pensilvania; Antonia Díaz, profesora de Economía de la Universidad Carlos III; Luis Puch, catedrático de Análisis Económico en el departamento de Análisis Económico y Economía Cuantitativa de la UCM; y Luca del Viva, profesor del departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad de Esade.

Fuente: ESADE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.