La digitalización de los consejos de administración debe pasar antes por un cambio en la cultura de la empresa, según Esade

0
328

El Centro de Gobierno Corporativo de Esade ha elaborado el informe “La Digitalización del Funcionamiento de los Consejos de Administración”, con el apoyo de Diligent, y en base a una encuesta a más de cien consejeros españoles

La digitalización del funcionamiento del consejo de administración implica disponer una plataforma digital que integre diferentes funcionalidades o herramientas, pero para que este proceso sea eficaz, tiene que ir acompañado de un verdadero cambio cultural en el mismo. Esta es la principal conclusión del informe “La Digitalización del Funcionamiento de los Consejos de Administración”, elaborado por el Centro de Gobierno Corporativo de Esade, con el apoyo de Diligent, para el que se ha consultado a más de cien consejeros españoles. Según este estudio, aunque la pandemia haya acelerado el uso de las nuevas tecnologías en la celebración de las juntas, todavía queda camino que recorrer para que la digitalización y el uso de datos pase de ser tema puntual a recurrente en los consejos y se integre en sus procesos de toma de decisiones, especialmente en aquellas vinculadas a innovación y estrategia.

Para Mario Lara, director del Centro de Gobierno Corporativo y responsable del estudio, una figura clave para dicha integración técnica y cultural es la del primer ejecutivo: “Sería deseable que su iniciativa, y la de su equipo de dirección, en la digitalización de la compañía también fomentara la del propio funcionamiento del consejo”. “La incorporación de perfiles más digitales a éste también impulsaría la digitalización como tema clave de sus reuniones y facilitaría la incorporación de tecnologías que permitieran disponer de consejos con un funcionamiento más innovador y eficiente”, añade.

Euforia digital en la pandemia

Entre los principales datos que arroja el estudio de Esade, destaca el hecho de que el 43% de los consejeros consultados califica el grado de digitalización de sus consejos como excelente mientras que, en el lado opuesto, solo un 26% opina que, en el caso del suyo, éste es bajo. Aún así, todavía hay un 52% que indica que la digitalización es un tema puntual de las agendas de su consejo —aunque un 62% considere que es una prioridad—, sea porque solo se aborda cuando hay una iniciativa digital concreta o cuando se debaten los presupuestos anuales de la compañía. Esta contradicción se produce, según los expertos de Esade, debido a una percepción muy optimista de los consultados, probablemente influenciada por el esfuerzo que muchas compañías han tenido que hacer por motivo de la pandemia en 2020. De ahí que, cuando se les pregunta acerca del grado de avance de la digitalización en sus consejos, solo un 31% de ellos le defina como ‘early mover’ [pionero].

En este mismo sentido, el 76% de los consultados afirma que su compañía cuenta con una plataforma digital que apoya el funcionamiento de su consejo, pero que ésta “no está muy bien conectada con el resto de plataformas habituales de trabajo” y su valoración respecto de su desempeño es que ésta hace que el seguimiento o supervisión de las decisiones sea ‘más sencillo; que la velocidad con la que se toman decisiones sea más alta; la rendición de cuentas de los ejecutivos sea también más fácil, y que los debates sean más ágiles.

De cara al futuro, en el plazo de cinco años, un 32% de los consejeros piensa que la documentación en papel se eliminará completamente en favor de la digital; un 20%, que al menos uno de los miembros del consejo será experto en Big Data, IA y Transformación Digital, y un 19%, que el número de reuniones virtuales superará al de las presenciales. Un 15% de los consejeros cree también que para entonces se utilizará la realidad virtual o aumentada para presentar en directo nuevos proyectos, y un 11%, que se utilizarán técnicas de inteligencia artificial como parte del proceso de toma de decisiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.