José Luis Escrivá (Gobierno de España): “El Ingreso Mínimo Vital es un suelo mínimo estatal contra la disparidad de renta entre comunidades autónomas”

0
107

El Ingreso Mínimo Vital aspira a llegar a 850.000 hogares y 2,3 millones de personas en riesgo de exclusión social. Se espera que más de 200.000 personas sean beneficiarias de la prestación en este mes de junio

 
La reciente aprobación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) por parte del Gobierno de España, aunque sucede en el contexto de la crisis socioeconómica causada por la pandemia de Covid-19, no es una medida transitoria: esta prestación no contributiva tiene el objetivo de llegar a cerca de 850.000 hogares y 2,3 millones de personas que se encuentran en riesgo de exclusión social y, ya en este mes de junio, aspira a beneficiar a más de 200.000 personas, según se ha desprendido de la sesión “El Ingreso Mínimo Vital y la política social del Gobierno en tiempos de pandemia”, celebrada por el Centro de Políticas Económicas EsadeEcPol, con la participación del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España, José Luis Escrivá, en conversación con Toni Roldán, director de EsadeEcPol. “Se trata de un suelo mínimo de garantía social, de escala estatal, que pretende solucionar la disparidad y la distribución asimétrica de las rentas entre las comunidades autónomas del Estado español, erradicar la pobreza extrema y fomentar la inclusión social”, ha afirmado el ministro Escrivá. Por su parte, Roldán ha valorado esta política como “una gran aportación, con un diseño sensato basado en la evidencia, que podría tener un impacto muy importante” y asimismo ha reconocido el “mérito de haber conseguido aprobar esta medida en un momento de polarización política”.
 
Diseño, implementación y evaluación
 
El director de EsadeEcPol, Toni Roldán, ha propuesto una conversación en torno a cuestiones que tienen que ver con el diseño, la implementación y la evaluación del impacto del IMV, planteando algunos problemas que suelen presentar este tipo de políticas y que éstas deben abordar para ser exitosas: cómo evitar solapamientos y repeticiones de gasto, cómo compatibilizarlas con otras ayudas; cómo distribuir el coste (en este caso, estimado en 3 mil millones de euros) de manera eficaz; cómo articular incentivos para la reintegración laboral de las personas, o cómo conseguir llegar al mayor número de hogares posible, de modo que su objetivo de erradicar la pobreza extrema sea efectivo.
 
“Hasta ahora, nuestra red de seguridad contaba con rentas mínimas de inserción que dependían de cada comunidad autónoma. Con el IMV, el Gobierno de España garantizará una renta mínima a escala nacional. De este modo, liberará gastos de las comunidades autónomas, que a su vez tendrán que rediseñar su sistema de prestaciones sociales, pudiendo complementar o no esta renta mínima”, ha comentado el ministro José Luis Escrivá. “Esta política ha sido diseñada en base a los datos de la Agencia Tributaria y de la Seguridad Social, con simulaciones que nos permiten desagregar y distribuir el gasto de manera más efectiva, contar con información más precisa y desplegar una estrategia multicanal, en colaboración con otras administraciones que cuentan con una mayor capilaridad”, ha añadido el ministro.
 
Según ha indicado José Luis Escrivá, “esta política debe estar bien articulada para conectar los itinerarios de la inclusión social y la integración laboral. En la evaluación de esos itinerarios están implicadas distintas administraciones, que normalmente no cuentan con un cruce de datos, algo que sí sucederá en este caso.” Por otro lado, “los esquemas de incentivos dependen en buena medida de la tipología de hogar: hemos definido 14 tipologías de hogar que nos permiten diseñar distintas trayectorias de la inclusión social a la integración laboral”, ha comentado. En este sentido, el ministro también ha destacado que la ley dispone “comités de seguimiento con los gobiernos autonómicos y locales”, además de la involucración de consejos, de sindicatos y del tercer sector “como actores clave en este proceso, ya que son quienes están más cerca de los colectivos vulnerables”. Esto haría posible una “evaluación en 360º”, ha recalcado.
 
“Uno de nuestros grandes retos en este momento es la comunicación, llegar al máximo número de hogares: sería un éxito llegar a los 850.000 hogares que nos proponemos”. En este sentido, ha compartido un buen indicador: “en tan sólo 24 horas desde el lanzamiento del simulador que permite comprobar si tienes derecho a ser beneficiario del IMV, se han realizado 1 millón de simulacros”.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.