Cultura empresarial: cómo hacer que empleados y empresa sean uno

0
700

La personalidad se empieza a forjar desde que nacemos, e incluso muchas veces, antes de que lo hayamos hecho. Los genes de nuestros progenitores o las emociones de una madre embarazada pueden influir sobre un bebé aun cuando está en el útero. Todo ello, la educación y las experiencias vividas desarrollan la forma de actuar y los valores de un individuo. Algo similar pasa con las empresas.

Lo creas o no, las empresas también tienen personalidad. Fomentar la cultura empresarial es una de las prioridades de cualquier compañía, y es que de ello depende en gran parte el éxito de esta. Pero, ¿Qué es realmente la cultura empresarial?, ¿para qué sirve?, y, sobre todo, ¿cómo podemos hacer para que los empleados se identifiquen con la empresa?

¿Qué es la cultura empresarial?

La cultura empresarial, o cultura organizacional, es el conjunto de normas, valores, creencias y formas de actuar por los que se guía una empresa. Aunque los directivos son los que normalmente definen estos valores y tienen una gran influencia sobre la cultura de la empresa, la conducta, las personalidades de los empleados y su modo de relacionarse también tienen una acción directa sobre ella. Por esta razón, lo ideal es que tanto las pautas y creencias marcadas por los altos directivos y las actitudes y personalidades de la plantilla actúen al unísono.

¿Por qué trabajar la cultura empresarial?

Las empresas con una buena cultura organizacional tienen mayores posibilidades de posicionarse mejor en el mercado. Y eso es porque afecta a todos los campos que forman la organización. De cara al exterior, ayuda a proyectar una buena imagen corporativa de la empresa, sirviendo para que los clientes logren identificar la empresa con mayor facilidad y nos coloquen por delante de la competencia. A nivel interno, una cultura organizacional bien establecida ayuda a que los colaboradores encajen con la identidad de la empresa y se sientan cómodos con el ambiente de trabajo. Además, cuando esta es buena, la cultura empresarial favorece un ambiente de trabajo óptimo, lo que es ideal para atraer y retener talento.

Maneras de fomentar la cultura empresarial en tu empresa

Puedes tener unos valores muy bien definidos en tu manual de marca, que si no logras transmitir correctamente a tu plantilla y hacer que esta se identifique con ellos, y con la forma de ser de la empresa, la personalidad que se proyectará será completamente distinta. Independientemente de cuál sea la cultura organizacional, hay ciertos factores comunes que te ayudarán a desarrollarla y propiciar que los empleados y el negocio sean uno.

Transparencia

La transparencia ayudará a generar confianza entre el equipo. Lo que producirá en que su compromiso con la empresa sea mayor. La comunicación e información en este punto resultan claves. Que los empleados no tengan que preguntar nunca cómo van los objetivos ni la situación de la compañía porque están al tanto de todo lo que pasa.

Flexibilidad

La flexibilidad se ha vuelto un factor clave en los últimos años a causa de la nueva normalidad en la que nos hemos visto envueltos. Independientemente de cuáles sean los valores de la empresa, los empleados se han de sentir identificados con ellos e implementarlos de la mejor forma posible.

Reconocimiento

Los empleados que se sienten reconocidos por su trabajo tienen la mitad de probabilidades de irse de la compañía que los que no. Identificar comportamientos afines a los valores de la compañía y reconocerlos o premiarlos, ayudará a que estos se repitan con más frecuencia y a que todos los demás identifiquen a estos como ejemplo.

Relaciones

Independientemente de que los trabajadores pertenezcan a distintos departamentos, que se conozcan y se relacionen entre todos garantizará que la cultura empresarial se difunda y que el compromiso de los empleados aumente. Siempre es bonito pertenecer a un grupo. Fomentar encuentros y relaciones entre empleados, por ejemplo, creando espacios para ello ayudará a conseguirlo.

Propósito

Todos los puestos de una compañía tienen un propósito, de la empresa depende hacerlo visible a los trabajadores. Numerosos estudios han analizado la importancia del propósito en los empleados. Aquellos que tienen una labor significativa y que tiene trascendencia para la empresa se muestran más motivados, satisfechos y comprometidos.

Fuente: EAE Business School

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Feedback se reserva el derecho de revisar los comentarios y despublicar en caso de no ser apropiados.