Cofundador de Copernic Technologies

Xavier Creus

Giros copernicanos

"Queremos ser como el Excel en finanzas: la única opción para diseñar un coche en el futuro"


La plataforma Copernic ofrece numerosos módulos para que los productores de vehículos eléctricos diseñen sus motores de manera eficiente

Miércoles, 24 de Julio de 2019
La plataforma Copernic fue creada por ingenieros especializados en la automoción y con vocación de facilitar las cosas a quienes, como ellos, creen en el cambio de paradigma hacia la movilidad eléctrica. Hoy entrevistamos a su co-fundador, Xavier Creus.

"Cada vez hay una mayor consciencia global acerca de lo importante que es el motor eléctrico"
 
"En la plataforma existen diversos modelos de simulación que permiten que las empresas hagan pruebas de sus diseños"
 
"La compañía se fundó en octubre de 2017, pero estuvimos un año entero desarrollando el producto y la plataforma web"
 
"Siempre digo que vendemos libertad. No vendemos una herramienta de gestión de proyectos o de motores eléctricos, sino la posibilidad de disponer de una plataforma que puede llegar a ser lo que tú quieras y necesites en cualquier momento"
 
"Los fabricantes de motores eléctricos están haciéndolos cada vez más pequeños y con mayor capacidad energética y autonomía. Pasará como con los móviles: antes eran carísimos y ahora hay tantos que son muy baratos"
Cuando terminó sus estudios de ingeniería, trabajó unos años en la industria del automóvil. ¿Era a lo que se quería dedicar?
Cuando estaba en la carrera participé en un proyecto llamado “Formula Student” en la que los estudiantes debíamos construir un vehículo monoplaza. Fui miembro de la promoción que construyó el primero de los vehículos eléctricos (la promoción anterior todavía los construyó de combustión). Estuve dos años en el proyecto y salieron dos vehículos. Vi que aquello era mi pasión: la ingeniería con cosas que se mueven. Ese proyecto universitario me abrió muchas puertas. Una de ellas fue la de Volkswagen, que me ofreció irme a trabajar a Alemania y hacer la tesis del proyecto de final de carrera. Desde entonces seguí en esa industria.
 
Sabrá usted que ya hay carreras de primer nivel internacional con vehículos eléctricos.
Lo cierto es que sí y que me gusta mucho que así sea. Lo veo como algo muy positivo, aunque pienso que todavía falta un poco más de audiencia. Pero creo que puede suceder algo parecido a lo del futbol femenino, que, de no conocerse, se está convirtiendo en tendencia. Y además cada vez hay una mayor consciencia global acerca de lo importante que es el motor eléctrico. Empresas como Nissan y Toyota están apostando fuerte por ello.
 
Hablemos de su proyecto actual. Cuando terminó su etapa en la industria de la automoción decidió fundarlo con un socio…
El proyecto nació con el objetivo de hacer más fácil el día a día de los usuarios, que en nuestro caso son los trabajadores de empresa. En nuestra plataforma disponemos de varios módulos y uno de ellos es el de diseño de motores eléctricos. Hay varias empresas como Silence o E-cooltra que lo utilizan para diseñar sus vehículos de manera más eficiente. 
 
¿Entonces ustedes ayudan a diseñar el motor eléctrico de esos vehículos y marcas? 
Así es. Nosotros no fabricamos el motor, sino que facilitamos el proceso. En la plataforma existen diversos modelos de simulación que permiten que las empresas hagan pruebas de sus diseños. Pueden cambiar o tunear parámetros y hacer sus pruebas hasta llegar al motor óptimo. En cuanto lo tienen, pueden encargárselo a otra empresa. Nuestra función es la de proveer la herramienta para que el proceso de diseño sea más fácil. 
 
Entendemos que Copernic puede ser utilizado por parte de empresas competidoras simultáneamente…
Así es. No repetimos modelos. Los personalizamos en cada caso. Además, damos la posibilidad de encontrar diseños de motores que existan ya en la realidad. Por ejemplo, si soy Ferrari y quiero diseñar un nuevo modelo de coche eléctrico, en vez de irme a Google y buscar “motor eléctrico”, me iría a la sección de “productos” de Copernic y teclearía “motor”, “eléctrico” y una serie de prestaciones. El resultado sería una lista de todos los proveedores cercanos que ofrecen motores eléctricos que se pueden comprar. Y, si no lo encuentras en la lista, otro de nuestros módulos te permite diseñarlo tú mismo.
 
Su tecnología parece súper-especializada, pero sospecho que no deben ser ustedes los únicos compitiendo en este nicho de mercado.
Somos muchísimos. Dado que ofrecemos una solución modular, nos encontramos con que tenemos muchos competidores en cada módulo. “Proyectos”, “Gestión de tareas”, “Gestión de recursos”, “Herramientas de ingeniería”, … Son solo algunos de los más competidos. Hay miles de otras opciones. Lo que es verdad es que nosotros hemos sido los primeros en reunir todos estos módulos en una sola plataforma. Y como podemos ofrecemos los módulos y no la totalidad, somos asequibles para cualquier tipo de empresa. Por ejemplo, una startup de 5 trabajadores puede pedirnos el que les convenga. En cambio, el grupo Volkswagen puede pedirnos 15.
 
Son también un proyecto relativamente reciente.
Desde la MVP (o Producto Mínimo Viable), desde noviembre de 2018. La compañía se fundó en octubre de 2017, pero estuvimos un año entero desarrollando el producto y la plataforma web. Cuando la lanzamos nos encontramos enseguida con dos empresas que nos contrataron. Luego vinieron otras más. Pero crecemos a un ritmo de una empresa por mes. Si vendiéramos de golpe a cien empresas no lo podríamos absorber. Ahora que vemos que ya no tenemos tantos cambios por hacer en la plataforma esperamos que el crecimiento sea potencial.
 
Siempre digo que vendemos libertad. No vendemos una herramienta de gestión de proyectos o de motores eléctricos, sino la posibilidad de disponer de una plataforma que puede llegar a ser lo que tú quieras y necesites en cualquier momento. 
 
Y usted que lo vive de cerca, ¿cómo ve el proceso de transición de la combustión al motor eléctrico? ¿Estamos cerca de él o hay resistencias?
Ahora mismo el cuello de botella es el de la fabricación de baterías que ofrezcan una mayor densidad. Las actuales pesan demasiado y ocupan demasiado espacio. Pero hay una especie de curva decreciente en la tecnología y es posible que en diez o veinte años haya tanta energía en una batería eléctrica como en un coche de combustión. Incluso puede ser que más. Empresas como Volkswagen, Panasonic o Tesla compran ya el motor hecho, el “pack”. Y los fabricantes de esos “packs” están haciéndolos cada vez más pequeños y con mayor capacidad energética y autonomía. Pasará como con los móviles: antes eran carísimos y ahora hay tantos que son muy baratos.
 
Aventúrese y dígame una fecha para el cambio. La ONU dice que será en 2030.
Probablemente. O incluso en 2025. Finalmente se trata de un cambio de mentalidad, más que de un cambio tecnológico. 

La transición tecnológica ¿de qué depende, actualmente?
Las dos grandes variables son la densidad energética de las baterías y la disminución del tiempo de recarga. Finalmente, cuando logremos cargar el 100% de una batería en 10 minutos ya estaremos tardando más o menos lo mismo que si pones gasolina en un coche de combustión.

Ya hay muchos centros comerciales que han implantado puntos de recarga para los clientes con vehículos eléctricos.
Así es. Todo cambia mucho y rápido. En Barcelona, además, la zona azul es gratuita para este tipo de coches, como también los peajes. Es cuestión de hacer números y ver qué sale más a cuenta. Las familias pronto verán que se ahorran mucho dinero al cabo del año con un vehículo eléctrico. Yo mismo me he cambiado a moto eléctrica por esa razón.
 
¿Cómo ve el futuro de Copernic?
En su tiempo, Nicolás Copérnico fue un pionero incomprendido. Nos sentimos un poco como él. Actualmente asistimos a una guerra en el mundo del software para ver qué herramienta acabará dominando el sector, y cuál será el estándar. Del mismo modo que persona que en casa o en la oficina quiera hacer un cálculo de finanzas utiliza el Excel, nosotros queremos que Copernic sea la única opción para diseñar un coche en el futuro.
 
¿Reciben feedback e ideas de sus clientes?
Todos los días. También los animamos a pensar en grande. Mi socio Sergio Pulido y yo siempre les decimos que Copernic es la solución que hemos pensado nosotros, pero que si se les ocurre otra cosa a ellos, que nos la pidan. En la plataforma hay un botón que permite a cualquiera enviarnos su feedback.
 
¿El litio seguirá siendo el elemento básico de las baterías en el futuro?
Lo veremos con el tiempo, pero yo creo que no. Actualmente parece que los condensadores de carga super-rápida van a prescindir del litio que, por otra parte, es muy contaminante tras la vida útil del producto.
 
Hay quien dice que un vehículo eléctrico es más contaminante que uno de combustión.
Si tienes en cuenta todo el ciclo de vida del vehículo, tal vez sí. Hace poco vi un estudio que decía que un vehículo Tesla lo era. Pero eso cambiará con el tiempo. 
 
Y el mercado qué prefiere: ¿potencia o autonomía?
Autonomía. Lo que la gente quiere es llegar lejos. Y les preocupa no encontrar puntos de recarga por el camino.

¿Y el futuro de los híbridos?
Hace poco sacaron un modelo que funciona completamente con energía eléctrica. Pero para cuando le falla la batería tiene un generador de gasolina dentro del habitáculo. No es un motor sincronizador a ruedas, sino un cargador de batería que te da una solución temporal. En un mundo ideal la energía eléctrica que mueve los motores de los coches debería provenir de energía eólica, no de la combustión del petróleo.
 
¿Copernic es ya un proyecto internacional?
Sí. Ya operamos en 4 países: España, Francia, Inglaterra y Colombia. Tenemos clientes en esos países que ensamblan coches y vehículos. 
 
¿Qué condiciones se deberían producir para que este 2019 lo terminen con éxito?
Queremos tener unos 10.000 usuarios en nuestra plataforma y que la utilicen diariamente, no de tanto en cuanto. Y para 2020 nos gustaría llegar a los 100.000 usuarios en los cuatro países. La plataforma es B2C, de manera que no solo pueden entrar en esa cuenta empresas y profesionales, sino también estudiantes y gente corriente. Esperamos llegar bien a Argentina, México, Colombia, Perú y Chile, donde las barreras idiomáticas son más bajas.
  
¿Y cómo ven a Asia dentro de sus planes?
Van por delante. Pero son mucha gente. La India va a adelantar a China pronto. Los hindúes hablan bien el inglés, cosa que no pasa en China, así que no sorprende ver a muchos altos directivos de India por todo el mundo.
 
 
Xavier Creus
Xavier Creus
Cofundador de Copernic Technologies
Enlaces relacionados
Copernic