Head of Marketing, Digital & Trade Marketing Spain, de Mattel

Ruth Henríquez

Icono lúdico

"En España, sólo un 7,5% de los referentes de los libros de texto son mujeres"


Coincidiendo con su 60 aniversario, la archiconocida muñeca Barbie quiere convertirse en una herramienta para la igualdad de género

Miércoles, 08 de Mayo de 2019
Todo el mundo conoce a la muñeca Barbie. Se trata de un juguete icónico que este año cumple 60 años y que, sin embargo, mantiene el mismo aspecto saludable de siempre. Hoy en Feedback Today conversamos con la responsable de la comercialización de Mattel en España de este y de otros muchos juguetes.
"Hemos creado un programa escolar que nos ayuda a dar a conocer a los niños y niñas de primaria el caso de cuarenta mujeres que hicieron historia en diferentes ámbitos como la cultura, la ciencia, la política y el deporte"
 
"El año pasado se vendieron cerca de sesenta millones de Barbies en todo el mundo. Desde que nació, alrededor de mil millones"
 
"La muñeca nació en 1959, cuando las niñas solamente podían jugar con muñecos bebés, y cuando las historias que podían imaginarse eran únicamente haciendo de mamás. Barbie nació con cuerpo de chica, para inspirarlas a imaginarse todo aquello que podían llegar a ser"
 
"En 1962, cuando en la mayoría de los países las mujeres no podían tener ni una cuenta bancaria propia, Barbie ya podía tener su propia casa"
 
"Las muñecas siguen siendo herramientas de aprendizaje cognitivo y emocional. Seguimos vendiéndolas y apoyando la revalorización del juego infantil como medio de desarrollo y como forma de pasar el tiempo en familia"
La muñeca Barbie ha cumplido 60 años como uno de los más importantes y vendidos de la historia. ¿Qué significado tiene esto para su compañía y cómo lo piensan conmemorar durante el año?
Barbie nació hace seis décadas con el propósito de inspirar a las niñas a través del juego. Y nuestro objetivo principal para celebrar esta efeméride es dar a conocer dicho propósito mediante todas las iniciativas que realicemos este año. El pasado mes de febrero presentamos los resultados de nuestro programa educativo “Yo puedo ser…”, junto a la piloto Laia Sanz, que está dirigido a promover el papel de la mujer en la sociedad. Y es que nos hemos dado cuenta de que en España sólo un 7,5% de los referentes que aparecen en los libros de texto son mujeres.

¡Caramba! Es muy poco.
Por ello hemos creado un programa escolar que nos ayuda a dar a conocer a los niños y niñas de primaria el caso de cuarenta mujeres que hicieron historia en diferentes ámbitos como la cultura, la ciencia, la política y el deporte. Lo cierto es que estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos: la repercusión y los apoyos recabados fueron muy buenos. Además, en marzo, la muñeca ha homenajeado a otras veinte mujeres referentes en todo el mundo, de trece nacionalidades distintas… En España contamos con la piloto Laia Sanz, la científica Nerea Luís (especialista en inteligencia artificial) y la cantante, actriz y escritora Alaska, una mujer que ha roto estereotipos a lo largo de los años.

¿Y hay alguna “Barbie especial 60 aniversario”? 
Hemos creado dos colecciones distintas. La primera es la “Barbie Profesiones 60 aniversario” que busca celebrar los campos profesionales en los que la mujer todavía no está suficientemente representada. Y la segunda es la “Barbie Proudly Thing” que homenajea el legado de todos los diseñadores con los que hemos colaborado a lo largo de estos años, para estrechar el vínculo con la moda. Pero es solo el principio. Durante el año desarrollaremos muchas más iniciativas con agencias y marcas que nos ayuden a comunicar nuestro propósito como marca.

Sin duda, Barbie ha sido la muñeca número uno en las preferencias de generaciones y generaciones de niñas y, cada vez, más niños. ¿Cómo se lo explica?
Yo creo que el punto más interesante de Barbie es la razón de su nacimiento. Muchos no conocen la historia, pero la muñeca nació en 1959, cuando las niñas solamente podían jugar con muñecos bebés, y cuando las historias que podían imaginarse eran únicamente haciendo de mamás o de cuidadoras. Barbie nació con cuerpo de chica, para inspirarlas a imaginarse todo aquello que podían llegar a ser y les permitió crear una infinidad de historias que hasta ese momento no se podían crear. La de Barbie es una historia de evolución y adaptación. En 1962, cuando en la mayoría de los países las mujeres no podían tener ni siquiera una cuenta bancaria propia, Barbie ya podía tener su casa. En 1969, apareció Christie, la muñeca amiga de Barbie, que era afroamericana y que apoyaba la igualdad de los derechos sociales. Barbie siempre ha representado el poder de elección y ha querido poner ante las niñas la capacidad de imaginarse todo aquello que pueden llegar a ser, buscando inspirar el infinito potencial de cada niña.
 
Ha sido una muñeca que ha pasado por diversos procesos de diseño y rediseño. ¿La actual Barbie representa el prototipo femenino del siglo XXI?
Barbie ha evolucionado siempre, y su imagen ha progresado también con el paso del tiempo. Durante los primeros años, los cambios que se aplicaban hacían referencia a la expresión de la cara, particularmente a las facciones y la sonrisa. En 2015 la marca fue más allá y lanzó una nueva línea llamada “Fashionistas”, que buscaba representar todo aquello que las niñas ven a su alrededor, como por ejemplo rasgos faciales distintos, tonos de piel, colores de ojos, infinidad de peinados y color de pelo… En 2016 se llevó a cabo el cambio más importante hasta ahora.

¿Cuál?
La presentación de nuevos arquetipos, que se presentan en 3 nuevas figuras de la muñeca. Una es un poco más bajita, otra es más alta y una tercera tiene más curvas, con lo que muchas más niñas tienen más oportunidades de identificarse con alguna de ellas. El cambio fue incluso portada de la revista TIME. Este año vamos a ir más allá e integraremos una Barbie con prótesis y otra en silla de ruedas a esta línea.

En un mundo que ha conocido la necesidad del movimiento #metoo y del empoderamiento de las mujeres, ¿qué papel aspira a jugar Barbie?
Como le decía, hace sesenta años la muñeca nació con el propósito de inspirar a las niñas y ayudarles a imaginar todo lo que podían llegar a ser. A día de hoy seguimos comprometidos con ese objetivo. Hemos lanzado diversas campañas, como la de “Imaginar las posibilidades” de 2015, que quería mostrar de qué manera las niñas, cuando juegan, se imaginan todo lo que pueden llegar a ser. Nosotros nos comprometemos a inspirar a las niñas para que persigan sus sueños, porque hay un fenómeno denominado ‘dream gap’ que hay que combatir.

¿En qué consiste ese gap?
Es un proceso por el que, a partir de los seis años, muchas niñas dejan de creer en ellas mismas y comienzan a pensar que no pueden lograr todo lo que quieren. Y esto hace que en el futuro no se vean capaces de desempeñar ciertas profesiones. Nosotros creemos que mostrar a mujeres que han logrado romper estereotipos y barreras las puede ayudar a imaginarse a sí mismas como protagonistas de esos cambios. De ahí nuestro programa “Yo puedo ser”. Adicionalmente, hemos lanzado una colección de muñecas inspiradoras que representan a mujeres clave en la historia como la aviadora Amelia Earhart, la artista Frida Kahlo, o la matemática Katherine Johnson.

Otra cosa que ha cambiado mucho en 60 años han sido los juguetes en sí mismos. ¿Con tanto juguete electrónico, sigue siendo vigente jugar con muñecas?  
Sigue siendo relevante. El juego es, finalmente, una herramienta de aprendizaje que permite a los niños interactuar con su entorno, les permite experimentar, expresar su creatividad… Para nosotros, aquello que hoy se vende como un simple juego, es una premisa de futuro. Estamos convencidos de que Barbie estimula la imaginación, la expresión, el descubrimiento propio de una niña, y puede hacer que la niña se vea representada a sí misma en el futuro. Las muñecas siguen siendo herramientas de aprendizaje cognitivo y emocional. Seguimos vendiéndolas y apoyando la revalorización del juego infantil como medio de desarrollo y como forma de pasar el tiempo en familia.

A lo largo de los años, Barbie ha sido el origen de estereotipos no siempre muy equitativos. No es una crítica, pero ¿es algo contra lo que hayan tenido que luchar?
Barbie se ha asociado con un cierto tipo de imagen, es cierto. Pero nuestra labor como marca es dar a conocer el motivo por el que nació, es decir, cuando la señora Ruth Handler decidió crear una muñeca para dotar de capacidad de elección a las niñas, para que pudieran imaginar todo aquello que podían llegar a ser. Aunque la muñeca evoluciona, la filosofía sigue siendo la misma. Y esa idea es la que nos mantiene allí y hace que la marca sea única.

El pobre muñeco Ken siempre ha sido la sombra de Barbie…
No estoy de acuerdo. Al igual que las hermanas de Barbie, Ken siempre tuvo un papel protagonista. Hoy en día, sigue estando presente en la vida de Barbie, tanto en contenido, como en los videojuegos, las apps, el canal de YouTube y en el producto. También hemos visto cómo ha evolucionado Ken, con sus estilos, su morfología física, sus tonos de piel y sus facciones, que representan a diversas culturas, al igual que hemos hecho con Barbie. Y las hermanas también siguen muy presentes. Este año las hemos puesto en Netflix…

Ah, ¿sí?
Es un contenido que está funcionando muy bien. Las hermanas de Barbie son protagonistas, todas juntas, de unas historias. Particularmente, Chelsea, que es la hermana menor, es uno de los personajes que más gusta a las niñas españolas. Tiene un carácter muy bromista y una imaginación enorme. Tanto es así que, en YouTube, tenemos una serie denominada Dreamtopia que está protagonizada por ella. Es una historia que nace de la imaginación misma de Chelsea.

¿Cuántas hermanas tiene Barbie?
En total son cuatro: Barbie es la mayor y luego están Skipper, Stacie y Chelsea, por orden de nacimiento.
Ahora imagínese que Barbie participara en un concurso de Miss Universo y le dieran voz. ¿Qué frase diría en 2019?
Lo dicho: que nació con el propósito de inspirar el potencial infinito de cada niña. 

Y los niños, ¿pueden jugar con Barbie?
Nuestro propósito es muy claro y es el de empoderar a las niñas. El fenómeno del dream gap existe, es terrible, y es muy relevante para nosotros ayudar a superarlo. Pero, claramente, a nosotros nos encanta que los niños puedan jugar con la muñeca. Incluso los adultos. Hay, por ejemplo, un gran apoyo de muchos coleccionistas. Pero en tanto que nuestro objetivo es cerrar el gap, la mayoría de nuestras comunicaciones se dirigen a las niñas y hablan de las niñas. Aunque, a pesar de eso, cada vez tenemos más anuncios y comunicaciones en que los niños forman parte del juego también.

Una última, de curiosidad, ¿sabe cuántas Barbies pueden encontrarse actualmente en todo el mundo?
A esa pregunta no puedo responder. Lo que sé es que el año pasado se vendieron cerca de sesenta millones de unidades y, diría, que desde que el producto se lanzó se han vendido más de mil millones. Quizás, cuando salga la película que actualmente trabajamos juntamente con Sony, logremos ver realmente un mundo Barbie.