Director Técnico de Solaraccion

José Miguel López

Rutas electroturísticas

El usuario todavía no está concienciado de que el coche en propiedad se tiene que terminar


Solaracción aprovecha las rutas turísticas para ofrecer puntos de recarga para baterías de coche eléctrico

Lunes, 18 de Febrero de 2019
En el marco de la I Feria de la Movilidad Sostenible de Catalunya (FIMOB), Solaraccion presentó un concepto innovador: una red de cargadores para vehículos eléctricos desplegada en rutas turísticas por España, para poder disfrutar de las vacaciones sin tener que preocuparse de dónde recargar las baterías.
"Con la modificación del Real Decreto 900/2015, esperamos que el sector se abra a nuevas posibilidades, especialmente en lo referente a autoconsumo y energía fotovoltaica"
 
"Nos anticipamos y decidimos planificar rutas turísticas para que los usuarios de vehículos eléctricos pudieran disfrutar de trayectos compatibles con las recargas que necesitan hacer cada tanto"
 
"Una familia puede gastar 200 euros en un hotel, pero gracias a nuestros sistemas, a un hotel le cuesta 1 euro cargar la batería del coche de un usuario"
Uno de los temas que más se ha mencionado en las charlas de FIMOB es que el modelo de movilidad tiene que cambiar: coches autónomos, motores de hidrógeno, vehículos compartidos, apps…
Y lo hará. Lo único que sucede es que por el momento no contamos con el apoyo necesario. Debería haber un cambio de mentalidad en la gente: el usuario todavía no está concienciado de que lo del coche en propiedad se tiene que terminar y de que la prohibición del gasoil debería extenderse a toda España. También deberíamos contar con más apoyos de las administraciones. El gobierno debería implicarse mucho más...

A veces lo hace, pero sin éxito. Años atrás las instituciones incentivaban los huertos eléctricos, pero terminó en chasco. A usted, que dirige una empresa de instalación de energías renovables, ¿le afectó?
De una forma bestial. Hicimos inversiones y casi todas quedaron congeladas. Poder aguantar hasta llegar a 2015 fue toda una odisea. A partir de entonces, con el Real Decreto 900/2015, el entorno comenzó a cambiar. Actualmente, con la modificación de ese Decreto, esperamos que el sector se abra a nuevas posibilidades, especialmente en lo referente a autoconsumo y energía fotovoltaica. 

Y hoy ustedes vienen a presentar su nuevo proyecto. ¿En qué consiste?
Hace un par de años, cuando todavía el parque de vehículos sostenibles era inexistente, nos anticipamos. Y decidimos planificar rutas turísticas para que los usuarios de vehículos eléctricos pudieran disfrutar de trayectos compatibles con las recargas que necesitan hacer cada tanto. Ahora el usuario puede despreocuparse y disfrutar del servicio de un restaurante o de un hotel, mientras su vehículo se carga tranquilamente. Además, es una opción muy económica para hoteles y restaurantes.

El problema que ustedes resuelven está claro, aunque no todo el mundo lo conoce: conducir vehículos eléctricos es bueno para el medio ambiente, pero por ahora es difícil encontrar “electrolineras” repartidas por el territorio…
En esas instalaciones se puede hacer una recarga en 10 minutos, con una modalidad rápida. El problema es que no existe una infraestructura suficiente como para suministrar esas cargas rápidas, y crearla sería costosísimo. En cambio, cuando estás en un hotel o en un restaurante, puedes dejar tu coche cargando durante mucho más que 10 minutos. Mientras estás comiendo, tu coche puede cargar medio depósito. Y mientras duermes en un hotel, puedes cargarlo del todo. Como ya no es necesario que la carga sea rápida, tampoco es necesario construir “electrolineras”. Así que nuestra solución representa una inversión muy pequeña y conveniente para hoteles y restaurantes.
 
Y con ello, se multiplican los puntos de recarga por todo el país. Es un cambio de paradigma.
Una familia puede gastar 200 euros en un hotel, pero gracias a nuestros sistemas, a un hotel le cuesta 1 euro cargar la batería del coche de un usuario, así que la opción es muy interesante.
Además, España es un destino turístico y muchos de los visitantes proceden de países europeos, donde los parques de vehículos eléctricos son más amplios. La opción de permitirles que vengan en sus propios coches y que se puedan mover libremente es muy interesante también.

La teoría es impecable. Ahora bien, ¿cuentan con apoyos para llegar a todos los hoteles y convencerles?
Todavía no contamos con un partner suficientemente grande. Lo buscamos para que nos ayude a expandir nuestra red de cargadores, no solo en España, sino en otros países: Asia, Australia, Estados Unidos. Buscamos a alguien que pueda hacer un tándem con nosotros, invirtiendo en un proyecto de gran potencial.
 
¿Y el precio de la electricidad también sería barato?
Somos colaboradores de Cox Energy en Catalunya y podríamos negociar un buen precio. Podríamos ayudar al partner a que redujera todavía más el coste de la recarga.
 
¿Han pensado en hablar con productores energéticos del tipo Repsol u otros?
Ellos queman petróleo, principalmente. Y no nos sentimos identificados con ellos. Por filosofía somos una empresa joven cuya energía es totalmente renovable. No la distribuimos, la generamos. 
 
En su ruta crítica, ¿por dónde quieren empezar a operar?
Queremos comenzar por Catalunya e irnos expandiendo al resto de España. De ahí, al resto del mundo. Hay que mostrar a todos que los españoles somos diferentes.