Country Manager en España de Evaneos

Eric Onidi

Lugares nuevos

“Somos los únicos con una red de agencias locales tan extensa” 


Evaneos propone crear viajes a medida con el apoyo de receptores locales expertos que garantizan seguridad y una experiencia única.

Miércoles, 14 de Diciembre de 2016
Eric Onidi es un hombre bien parecido, con un acento francés que delata su origen y muchos kilómetros viajados a sus espaldas. Hace dos años logró convencer a los directivos de Evaneos, una poderosa startup francesa del sector turístico, para poder abrir una sucursal en España, precisamente el país europeo donde el turismo es una actividad más importante. Está logrando crecer a base de bien.

“Evaneos permite al cliente estar en contacto directo con las agencias locales. Estos son personas expertas en el destino, que viven en él, que tienen un conocimiento del idioma local y de todo lo que se puede hacer in situ en el destino”
 
“Ya nadie hace 30 días seguidos de vacaciones. Y muy pocos 15 días seguidos. Pero lo cierto es que seguimos concentrando las vacaciones en julio, agosto e inicio de septiembre”
 
“Para los receptivos, que no tienen la posibilidad de llegar directamente al cliente final, somos un canal de distribución completamente nuevo, original y que les ayuda a desarrollarse como negocios de otra manera”
 
“Ahora el viajero quiere vivir experiencias auténticas, sentirse más cercano a las poblaciones locales, tener contacto con la cultura local para vivir experiencias únicas. Esto lo vemos reflejado en el crecimiento del turismo responsable y cultural”
 
“También tiene cada vez más interés en viajar con grupos de gente afines con quienes comparta los mismos intereses. Y quiere un grado de personalización del viaje”
 
“España es el segundo país más fuerte de Evaneos, después de Francia. La empresa nació en Francia en 2009 y nosotros hemos abierto el mercado aquí”
Señor Onidi, imagínese que soy un noruego y que me decido a venir a Barcelona a pasar unos días, sin conocer nada de la ciudad. Me pongo en contacto con ustedes y ¿qué sucede entonces?
Pongamos por caso que usted busca información turística en Internet sobre Barcelona. Lo que se encontrará serán las Ramblas, la Sagrada Familia, el Camp Nou… Seguramente será interesante para usted conocer lo básico. Ahora bien, todo eso se puede conocer de diversas formas. El Camp Nou se puede vivir como una experiencia, la Sagrada Familia se puede visitar con un guía local experto que le contará anécdotas sobre la ciudad, o que le enseñará un callejón que no aparece en ninguna guía, o le llevará a un restaurante en el que no se encontrará con ningún “guiri”…
 
O sea, a donde van a comer los barceloneses de verdad.
Exactamente. Este es el primer elemento de visitar Barcelona de una forma diferente: poder visitar los sitios emblemáticos. Pero hay un segundo aspecto. Y es ver cosas que no te esperas, que no salen en las guías, como por ejemplo edificios que a lo mejor están a la salida de Barcelona. O hacer algunas actividades que nuestro clima te permite hacer, para que tengas una experiencia increíble. Por ejemplo, un vuelo en globo que te lleve a ver los paisajes de Montserrat de un modo completamente distinto. Difícilmente nadie se planteará visitar Barcelona de esta forma.
 
Así pues, Evaneos ofrece viajes a medida de cada turista, con unas recomendaciones específicas a partir del conocimiento de la agencia local. ¿Qué más diferencias ofrece respecto a la competencia?
Yo creo que hay que partir del punto de vista del viajero actual. Las necesidades de viaje han cambiado en dos aspectos: el primero es el cómo viajamos. Es decir: hemos pasado de un tipo de vacaciones que son básicamente escapadas, evasión y sol y playa a una necesidad de viajar con más sentido. Es decir, ahora el viajero quiere vivir experiencias auténticas, sentirse más cercano a las poblaciones locales, tener contacto con la cultura local para vivir experiencias únicas. Esto lo vemos también reflejado en el crecimiento del turismo responsable y cultural. 
 
¿Y el segundo cambio?
Tiene que ver con las expectativas del viajero sobre cómo se organiza el viaje. Ahora la gente tiene cada vez más interés en viajar con grupos de gente afines con quienes comparta los mismos intereses. También quiere un grado de personalización del viaje. No nos gusta, generalmente, seguir un circuito preestablecido, sino que deseamos que el viaje se adapte a nuestro ritmo: a lo que queremos ver, a lo que nos interesa, etcétera. La mejor respuesta a estos dos cambios que le comento es lo que propone Evaneos.
 
Un nicho de mercado.
Bueno, básicamente respondemos a las necesidades de los clientes. Primero porque Evaneos permite al cliente estar en contacto directo con las agencias o agentes locales. Estos son personas expertas en el destino, que viven en él, que tienen un conocimiento del idioma local y de todo lo que se puede hacer in situ en el destino y que son capaces de crear una experiencia para el turista desde cero. A medida del turista. Somos los únicos que contamos con una red de agencias locales tan extensa y con actividades tan diversas como las que proponemos.
 
Eso nos hace pensar que ustedes también son la tabla de salvación de muchas pequeñas agencias locales.
Hasta ahora las agencias locales, o los “receptivos” (que es como las llamamos en el argot de nuestra industria), trabajaban exclusivamente para los turoperadores. Éstos eran quienes definían una oferta, un precio, un circuito y un producto que luego es distribuido por las agencias en origen. En esa modalidad, las agencias de destino (los receptivos) tenían poco margen para crear viajes distintos. Ahora, la posibilidad que tienen de estar en contacto directo con los viajeros a través del correo electrónico o el teléfono o la videoconferencia les da un mayor protagonismo.

Ahora los receptivos son capaces de crear circuitos más interesantes para todos, y que también les dan la posibilidad de generar un beneficio económico superior, al ser capaces de darle al cliente lo que realmente quiere. Así que, para los receptivos, que no tienen la posibilidad de llegar directamente al cliente final, Evaneos es un canal de distribución completamente nuevo, original y que les ayuda a desarrollarse como negocios de otra manera.
 
¿Y pueden integrar todo tipo de actividades? ¿Está todo inventado o todavía cabe innovación en cuanto a personalización de destinos y viajes? 
Bueno el hecho de poder personalizar todas las etapas del viaje y todas las actividades quiere decir que no hay un límite que hayamos alcanzado. Es decir, el límite está en nuestra imaginación y en los deseos de los clientes. Por ejemplo, hace poco hemos atendido una solicitud de unos fotógrafos que querían ir a Camboya y entrar en los templos de Angkor, cuando ya no quede nadie, en el momento de la puesta de sol… Lo querían para poder hacer un reportaje fotográfico muy especial. Esto es algo que solamente un agente local puede organizar para que sea posible. En temas culturales, de historia de arte, culinarios… Se pueden inventar todo tipo de actividades y de recorridos. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de adaptar la oferta de viaje a las expectativas y las pasiones de los viajeros.
 
Ustedes cuentan con presencia en cinco países de Europa. ¿La de España va a ser la última delegación que piensan abrir? 
España es el segundo país más fuerte de Evaneos, después de Francia. La empresa nació en Francia en 2009 y nosotros hemos abierto el mercado aquí. Con esta presencia física en España podemos actuar mucho más en cuanto a comunicación, servicios al cliente, etcétera. Ahora Evaneos no para de crecer. Nuestra ambición es ser un actor global y ya hemos abierto los mercados alemán, inglés e italiano en los últimos años. También acabamos de abrir el mercado sueco y a finales de año abriremos el danés y el holandés. A partir de 2017 miraremos más allá, hacia América.
 
¿Se puede decir que un emprendedor es también aquel que es capaz de abrir una delegación local de un negocio multinacional?
Yo cree la sucursal de Evaneos en España hace un año y medio. Aquí llevamos toda la estrategia local, la adaptación del producto y el concepto a las necesidades de este mercado. Todos los componentes que le decía antes: circuito, proveedor, agencias, clientes, marcas, servicio al cliente… nos convierten en un actor importante de este mercado. Así que, sí, también somos unos emprendedores, aunque dentro de un grupo internacional fuerte, que da respaldo a nuestro proyecto.
 
¿Y cómo es el perfil profesional de quienes trabajan en Evaneos?
Yo diría que todos somos unos apasionados del viaje. Nuestro profesional es un viajero experto que sabe que nuestro cliente es también experto y busca experiencias diferentes. Todos hemos viajado, nos sentimos apasionados por las culturas diferentes y tratamos de dar cuantas más respuestas posibles a las solicitudes o requisitos de nuestros clientes. Aunque nuestro mensaje es que quien sabe mucho del destino es la agencia local que está allí. Al cliente le decimos que va a hablar directamente con una agencia que se encuentra allí. A veces son españoles que por cuestiones personales se han ido a vivir a esos países, o gente de allí, experta en turismo, que ha aprendido el idioma español y que puede pasar su pasión por el país de una forma más valorable por parte del cliente.
 
Y esos viajes que proponen ustedes, ¿resultan muy caros? Quiero decir: ¿es posible combinarlos con el low-cost?
Nosotros decimos precisamente que el agente local se puede adaptar a las fechas que mejor convengan al viajero para poder sacar el billete más económico. Por otra parte, como ponemos al cliente en contacto directamente con el receptivo, eliminamos algunos intermediarios y los precios son más económicos. Al final todos ganan: el viajero porque paga menos y la agencia local porque gana más.
 
Supongo que eso no hará ninguna gracia a los grandes touroperadores.
Bueno... Ellos tienen que adaptar su negocio a los requisitos de los nuevos viajeros. Al fin y al cabo, nosotros somos una solución para unas necesidades y unas expectativas de los viajeros.
 
¿Considera usted que las vacaciones y el turismo es un sector ya desestacionalizado? ¿O seguimos viviendo del verano?
Siempre que hablamos de esto, decimos que el modelo cambia. Ya nadie hace 30 días seguidos de vacaciones. Y muy pocos 15 días seguidos. Pero lo cierto es que seguimos concentrando las vacaciones en julio, agosto e inicio de septiembre. Siguen siendo los meses en los que más viajamos. Pero luego están otras estaciones como la Navidad o la Semana Santa, que también están creciendo. En el mes de diciembre, tenemos los puentes de los días 6 y 8 y eso da la posibilidad de viajar durante 9 o 10 días tan solo cogiendo tres días de vacaciones.
 
¿Cuál es el retrato robot del viajero que busca los servicios de Evaneos?
Nuestro viajero es experto. Se trata de alguien que ya ha viajado en el pasado, que conoce el mundo y que quiere descubrir más. Es una persona de mente abierta que quiere conocer nuevas culturas, nuevas formas de vivir y que quiere sentir una nueva experiencia cuando viaja. Su edad se sitúa a partir de los 40 años. Lo curioso es que muchos antiguos mochileros se han convertido en viajeros nuestros a partir de una cierta edad. Busca más seguridad, mayor tranquilidad y una buena organización del viaje. Pero el elemento fundamental es su pasión por viajar, por descubrir nuevas culturas y nuevos lugares en el mundo.
 
Si me tuviera que recomendar un viaje, para mí mismo, ¿cuál sería?  ¿Angkor?
Pues mire, nosotros queremos salir del “mainstream” (los lugares comunes) y llevar a la gente a lugares poco conocidos. Por ejemplo, en Etiopía (aunque parezca un sitio peligroso), contamos con unos agentes locales que nos dicen que el gobierno quiere desarrollar el turismo y que asegura un nivel de seguridad suficiente. En Semana Santa, por ejemplo, ellos hacen ocho semanas de Cuaresma, y luego celebran una Misa en una iglesia antiquísima, que está tallada directamente en la roca, al norte de Addis Abeba. Es una experiencia fabulosa que solo un agente turístico de allí puede abrir a un turista de aquí.

O, en la misma Etiopía, poder conocer el movimiento “Rastafari” directamente: al sur del país hay una comunidad de 100.000 personas que mantienen una gran fidelidad al modo de vida del emperador Haile Selassie, en los años 1930 y 40. O le puedo recomendar que vaya a Omán, Irán, Kirzguistán, Uzbekistán… Con nuestra red de agentes locales podemos cubrir esos destinos con total seguridad.