Consejero Delegado de Animalear.com

Óscar Puig

Como los “Cuatro Fantásticos”

“Vea Youtube: a los propietarios les encanta compartir la vida de sus mascotas”



Animalear.com es una plataforma que ofrece productos, servicios y vínculos entre propietarios de mascotas.

Miércoles, 07 de Septiembre de 2016
A los propietarios de mascotas nos encanta disfrutar de ellas. Y también nos gusta mucho tener bien cubiertas sus necesidades de una forma unificada. Animalear.com ofrece un fantástico sistema para adquirir desde casa todo lo que necesitan nuestros amigos peludos (o no peludos), ya sean productos, servicios o, incluso, la socialización que todos tenemos con otros propietarios. Oscar Puig es un propietario de mascotas que decidió emprender por su cuenta y que no paró de buscar hasta que encontró una idea que le hizo decidirse.

"En mi caso, pasar de trabajar por cuenta ajena a ser emprendedor ha sido una evolución lógica en la carrera profesional"
 
"Queremos cubrir tres ámbitos de necesidad: la provisión de productos, la provisión de servicios y la satisfacción de inquietudes sociales de los propietarios de mascotas, es decir, los 360 grados del negocio"
 
"Invertimos mucho en la plataforma y a los tres meses de salir ganamos el premio a la mejor web de mascotas"
 
"En vez de centrar nuestro negocio en la transacción, pensamos en las necesidades amplias del propietario de la mascota"
 
"Nuestro cliente se despreocupa. El lema es “disfruta de tu mascota, más fácil en animalear.com”"
 
"Somos el único e-commerce en Europa que ofrece una guía con directorio de servicios para mascotas"
 
"Con nuestra “app” cualquier usuario puede ver enseguida los lugares más bonitos para pasear a la mascota y las mejores ocurrencias de la gente, puede chatear o, incluso, ligar un poco"
Déjeme adivinar: usted tuvo una idea y se decidió a emprender por su cuenta abandonándolo todo...
Fue casi lo contrario. Me pasé muchos años trabajando en el desarrollo de negocio de grandes empresas, emprendiendo siempre dentro de las propias organizaciones. Llegó el día en que tuve muchas ganas de emprender por mi cuenta y me puse a buscar una idea para hacerlo.
 
Normalmente la inspiración te asalta sin que lo esperes, pero en su caso fue lo contrario.
En mi caso analicé diversas alternativas en las que yo pudiera aportar algo distintivo. Eran proyectos que reunían algunas características singulares. Primeramente, debía ser un sector que me gustara. En segundo lugar, tenía que ser un sector en crecimiento. Y quería que fuera algo que funcionara en el ámbito de e-commerce porque está llamado a ocupar una parte muy importante de la intermediación en la venta. A la vez, busqué un sector con unos márgenes interesantes y el proyecto debía ser disruptivo y aportar valor. 

Hasta aquí, todo lógico.
La opción de las mascotas fue la que consideramos cuatro socios que queríamos liderar el proyecto. Nos gustó: contemplaba todos los requisitos y otro adicional, que era el de tener unos compañeros de viaje buenísimos. Somos personas diferentes, complementarias profesionalmente hablando, pero compartimos valores, maneras de trabajar y una visión.
 
El equipo lo es todo, dicen en el fútbol.
Una de las personas conocía muy bien el sector de las mascotas y tiene el know-how y los contactos. Otro es un gran experto en el canal online. El tercero viene del ámbito del “corporate finance” y está muy al caso de las cuestiones financieras. Y yo, que llevo la gestión.
 
Como los “Cuatro Fantásticos”…
El único que está dedicado al cien por cien al negocio soy yo. El resto de compañeros están incorporados en el Consejo. Aportan muchísimo a la empresa y me respaldo siempre en ellos. Pero desde el primer momento quedó definido que yo era quien llevaría la gestión y que a mí me correspondía el papel de emprendedor.
 
Pasar de asalariado en multinacional a emprendedor es todo un cambio vital.
Sí, pero menos de lo que parece. Verá: cuando uno trabaja para una empresa y decide dar un salto para irse a trabajar a otra, debe confiar mucho en sí mismo y en su capacidad para asumir los nuevos retos. Vas a un sitio nuevo, donde no te conocen y apuestas por un proyecto arriesgado. En mi caso, pasar de trabajar por cuenta ajena a ser emprendedor ha sido una evolución lógica en la carrera profesional. Hay un momento en que decides capitanear un proyecto aportando cosas nuevas y mejores. 
 
¿Cuáles eran los puntos clave del proyecto Animalear.com? ¿Qué propuesta de valor ofrecía a los accionistas y clientes?
Somos un e-commerce que pretende ser mucho más que eso. Pretendíamos cubrir tres ámbitos de necesidad: la provisión de productos, la provisión de servicios y la satisfacción de inquietudes sociales de los propietarios de mascotas, es decir, queríamos cubrir los 360 grados del negocio. 
 
En relación a la venta de productos, nos propusimos una plataforma e-commerce que mejorara a lo que había. Para ello tuvimos que crear una selección de productos atractivos, a unos precios competitivos y con una web con la mayor usabilidad posible. Nuestro socio especialista en el sector fue el que nos ayudó a encontrar una gama completa de productos a precios más que competitivos. Además, invertimos mucho en la plataforma y a los tres meses de salir ganamos el premio a la mejor web de mascotas.
 
¡Enhorabuena!
Además pensamos que teníamos que diferenciarnos de los demás. Y en vez de centrar nuestro negocio en la compra-venta (es decir, en la transacción), pensamos en las necesidades amplias del propietario de la mascota. Estas personas no compran porque tengan un capricho, sino porque tienen una necesidad mayor: el aprovisionamiento de todo lo que necesitan para su mascota. Somos la única plataforma en Europa en la que puedes encargarnos las necesidades regulares de tu mascota de forma periódica. Nos piden sacos de pienso, champú, o lo que sea, y nosotros lo programamos todo para poder servirlo con la regularidad que nos pide el cliente. El cliente se despreocupa. Nuestro eslogan es “disfruta de tu mascota, más fácil en animalear.com”.
 
¿Y lo que ha dicho de la necesidad de servicios y de las inquietudes sociales?
Además de las necesidades físicas de la mascota (la comida, los complementos, etc.) también están las de servicios tales como desparasitación, residencias, paseadores, educadores… El siguiente paso fue resolver esas necesidades. Así que somos el único e-commerce en Europa que ofrece una guía con directorio de servicios para mascotas.
 
Finalmente, estaba el ámbito de la inquietud social. Si usted ve en Youtube la cantidad de videos de mascotas que hay, entenderá que a los propietarios les encanta compartir lo que hacen sus animales. Por eso pensamos en crear una “app” que, además de la compra-venta, permitiera a los usuarios compartir contenidos y contactar con otros propietarios.
 
Como el Tinder, pero en peludo.
Es algo así. De ahí nace nuestra “app” “Animalear”, que permite a los usuarios indicar aquellos lugares donde es más agradable disfrutar de la mascota, geo-localizarlos y abrirse a los comentarios de otros usuarios. Cualquiera puede ver enseguida los lugares más bonitos y las mejores ocurrencias de la gente, puede chatear con ellos o, incluso, ligar un poco.
 
Es que pasear una mascota da mucho “appeal”…
Y además es gratuito. No ingresamos nada, ni prevemos hacerlo, por la parte social. Si un cliente tiene nuestra “app” tiene la opción de comprar cualquier producto o servicio en cualquier momento y entonces es cuando “monetizamos”. 
 
Eso en cuanto a la parte social. Pero en la parte de servicios va a ser diferente. Estamos estudiando la manera de cobrar algo, ya sea vía publicidad, o cobrar por promocionar a algún especialista que quiera promocionarse, o a través de la intermediación. Lo de los servicios lo hemos lanzado no hace ni un mes y todavía lo estamos valorando.
 
Algunas compañías de servicios están hablando del seguro médico para mascotas. Otro mundo por descubrir.
Un mundo interesante que sin duda será rentable. El único hándicap que tenemos nosotros en este aspecto es que para vender un seguro es necesario ser agente de seguros. Yo tuve experiencia en el mundo asegurador y sé lo que es eso. Así pues, por ahora, lo único que podemos hacer al respecto es publicar algún banner en nuestra web que enviara a nuestros clientes hacia alguna compañía aseguradora y cobrar por esa publicidad o por la intermediación.
 
¿Y como emprendedor, cuáles son sus planes de futuro? ¿Ayudar a crecer Animalear.com o buscar otro proyecto mientras el otro se consolida solo?
Hay dos perfiles de emprendedores. El que va lanzando cosas continuamente y el que es emprendedor-empresario, que confia en una idea, quiere hacerla grande y crecer con ella. Yo estoy más en el segundo perfil. Tenemos planificado crecer a nivel nacional e internacional, aumentar nuestra propuesta de valor y convertirnos en un referente clave de este mundo.
 
Animalear es una palabra que suena a idioma castellano. Si salen al extranjero y quieren convencer a los ingleses, ¿cómo lo harán?
Tenemos registrada la solución: se llama “Animaling” y es exactamente el mismo concepto, pero en inglés.