Núria Castell

“Faltan modelos y referentes sociales de mujeres líderes”

“Los medios de comunicación nos tienen que ayudar a cambiar el estereotipo actual del informático: “friki”, varón, y con más dioptrías de lo habitual”


Jueves, 02 de Julio de 2015
El pasado 28 de mayo se llevó a cabo la 13 edición del “Festibity”, una “fiesta” de las tecnologías de la información y la comunicación que reunió a conferenciantes expertos y muy reputados en la materia. El tema de este año era el “big data”, o la capacidad de gestionar el enorme universo de datos que ahora mismo están navegando por las redes y sacarle provecho. De ello se dedicaron sabios de la talla de Núria Castell, decana de la Facultad de Informática de la Universitat Politècnica de Barcelona, a quien entrevistamos hoy. Le preguntamos sobre su trabajo y el presente y futuro del oficio de informático.
“En este sector las empresas están desesperadas: hay un déficit de personal cualificado”

“Los medios de comunicación nos tienen que ayudar a cambiar el estereotipo actual del informático: “friki”, varón, y con más dioptrías de lo habitual”
 
“Hay algo de discriminación de género implícita en la actividad de informático”
 
“Quizá la competitividad del ‘pues yo más’ es propia de hombres. Pero el sentimiento y la voluntad de servicio están más arraigados entre las mujeres”
 
“Faltan modelos y referentes sociales de mujeres líderes”
 
“Algunas ofertas de trabajo en Informática quedan sin cubrir: nadie se presenta a ellas porque ya está todo el mundo trabajando”
 
“Exportamos profesionales. Y encima hay un ‘efecto llamada’ de los que se han ido”
 
“En el sector informático es fácil emprender: con un portátil y un acceso a la Red puedes. Desde la facultad ayudamos a nuestros estudiantes a convertir sus proyectos de estudios en proyectos de negocio”
Los conocimientos de Informática tienen la particularidad de ser muy transversales. Están implantados en todos los estudios y actividades…
Hoy compartí una charla con un alto directivo de Telefónica-Movistar, y coincidimos en lo mismo: la Informática es un conocimiento transversal. Nuestros titulados reciben una formación específica, pero después les puedes encontrar en todos los sectores de actividad… Nuestro Grado en Ingeniería Informática cuenta con cinco especialidades para cinco perfiles profesionales distintos que van desde lo más teórico, hasta lo más práctico… Curiosamente, estamos volviendo a los orígenes.
 
Explíquese, por favor…
Cuando yo empecé mis estudios, en 1976, existían tres especialidades en la carrera de Informática: los estudios de “hardware” (diseño del ordenador), la informática teórica (“software”) y la gestión. Es una distribución un poco simplista, pero útil, porque en el mercado laboral la gente se reparte trabajando en los tres ámbitos. Actualmente, de nuestras cinco especialidades, hay dos que corresponden al antiguo “hardware” (son: Ingeniería de Computadoras y Tecnologías e Información), otras dos de informática teórica (Computación e Ingeniería de Software) y finalmente hay otra de gestión (Sistemas de Información).
 
Es decir, que los informáticos no sólo son programadores…
Exactamente. La lástima es que la imagen pública que tenemos los informáticos es esa. Y nos iría bien que ustedes, los medios de comunicación, nos ayudaran a difundir una imagen más completa… El estereotipo actual del informático es el del programador “friki”, varón, y con más dioptrías de lo habitual. Y está claro que hay gente que quiere dedicarse a crear algoritmos eficientes, pero no es menos cierto que tenemos otras especialidades no tan teóricas… 
 
¡Dicho queda! Y hablando de romper estereotipos, no nos negará que usted es un ejemplo de ello: tristemente no es habitual ver a mujeres liderando facultades de informática.
Soy la segunda decana de esta facultad. Antes estuvo María Ribera, que fue la primera en ser elegida para el cargo… En este ámbito de la Informática no existe discriminación explícita, pero a veces sí que la hay implícita. Cuando abordas este tema te encuentras con personas que defienden que un informático profesional es alguien que no debe tener horario: cuando un servidor se estropea, hay que resolver el problema sea como sea y a la hora que sea, le lleve lo que le lleve…
 
Y tal vez hay quien dice que para esto los informáticos-hombres son más convenientes que los informáticos-mujeres…
Lo que es seguro es que esto puede suceder en cualquier profesión: siempre hay puntas de trabajo en todas las empresas, y en todas partes pueden haber personas que independientemente de su género o edad, decidan que su vida no es solo su trabajo…

Se lo pregunto de otra manera: ¿existe algún ‘techo de cristal’ que las mujeres deban romper si eligen prosperar profesionalmente en vez de, por ejemplo, familiarmente?
Sí existe. Hay una cierta autolimitación femenina, probablemente causada porque la competitividad del “pues yo más” es un fenómeno más propiamente masculino. Aunque ya le digo que el sentimiento y la voluntad de servicio, probablemente estén más arraigados entre las mujeres. 

Desde su puesto como decana, lo quiera o no, usted envía un cierto mensaje a la sociedad…
Intento enviar el mensaje del “sí se puede”. El año pasado arrancó una asociación llamada “Mujeres Visibles” cuyo objetivo era precisamente hacer visible el papel de la mujer en las áreas directivas. Hay muchas ocupando puestos de responsabilidad y sólo se trata de darlas a conocer. Faltan modelos y referentes sociales.

Y, díganos, como gestora de la facultad, ¿cuál es el principal reto estratégico al que se ha enfrentado?
Cuando asumí la responsabilidad en 2010, teníamos un reto fundamental. En aquel curso 2010-2011 se iba a poner en marcha el nuevo plan de estudios, comúnmente llamado “Plan Bolonia”, y con ello el Grado en Ingeniería Informática. Así que desplegar ese plan de estudios, alcanzar acuerdos en el diseño de los itinerarios formativos, y solucionar los problemas que han ido apareciendo durante estos últimos tiempos, han sido tareas importantes.

¿Y qué tal les fue?
Creo que lo hemos hecho bien. Desplegamos el plan en tres años, en vez de en los cuatro previstos.

Hablando de los “tres años”, por cierto, ¿usted sabe que existe una gran controversia con esto de los nuevos planes de estudios del “tres más dos”?
Sí, claro. De hecho aquí hemos tenido un Claustro de Rectorado no hace mucho, dedicado a este tema. Se presentaron perspectivas distintas y complementarias: desde el Rectorado, desde el punto de vista administrativo, desde la de uno de los centros de estudios de la UPC y desde la visión de los propios estudiantes. Y hay tanta disparidad de criterios que la controversia continúa...

En todo caso, ustedes tienen el Grado ya consolidado…
Así es, y con una demanda creciente. Porque no hay tasa de paro en nuestro sector: las empresas andan desesperadas porque no encuentran a gente formada. El sector de las TIC sufre carencia de personal…

¡Madre mía!
Sólo le digo que a partir de la mitad de la carrera, por Ley, nuestros estudiantes pueden beneficiarse de convenios de colaboración con empresas y compaginarlos con sus estudios. Tenemos a muchos estudiantes en esos convenios, algo así como unos 500 al año. Y las empresas siguen poniendo anuncios buscando a gente y sus convocatorias quedan desiertas: no hay suficientes alumnos para cubrir todas las ofertas.

¿Y exportamos a licenciados al extranjero?
¡Y tanto! En Estocolmo tenemos a un grupo de estudiantes entero. Y encima hay un “efecto llamada”: si los estudiantes se encuentran bien en el lugar al que van, corren la voz e incluso influyen dentro de esa empresa para que se traigan a otros.
Es que el suyo es un lenguaje universal…
El trabajo de programar y de diseñar es el mismo en todas partes. Y el buen rendimiento de nuestros estudiantes es reconocido en todas partes.

FeedbackToday es una publicación de emprendeduría. Dígame: ¿qué tal son sus estudiantes emprendiendo?
Nuestro equipo está haciendo todo lo posible para que sean buenos. Verá: en el sector informático es simple ser un emprendedor, porque con un portátil y una conexión a Internet puedes montarte tu empresa. Y muchos de los proyectos de final de carrera son fácilmente convertibles en proyectos de negocio. Sin embargo, antes no había un espacio en el que los alumnos pudieran colaborar con los profesores para materializar ese emprendimiento. Esto lo hemos solucionado con la puesta en marcha del espacio “Emprèn” en 2013, en nuestro campus. Los estudiantes pueden desarrollar sus proyectos a fondo allí, supervisados y activados por la universidad.

¿Le ha quedado alguna asignatura para ‘septiembre’ en su mandato?
Hay dos. Una es impulsar una formación específica en TIC y Salud. La considero muy interesante profesionalmente, y además muy fácilmente comunicable. Si conseguimos consolidar el proyecto, seguro que vamos a tener a muchas más chicas estudiando Informática. Y para ello ya hemos firmado un acuerdo de cooperación con una facultad francesa dedicada a formar a informáticos para que puedan trabajar en el ámbito de la salud. 

¿Y la otra?
Tener una línea totalmente impartida en inglés en el Grado. Por el momento tenemos algunas asignaturas, pero queremos que sea integro.

La excusa de esta entrevista era el Festibity y el “big data”. Alguna cosa que le haya parecido interesante de lo que se ha dicho…
Pues que el “big data” es algo muy importante ahora y que el perfil profesional más relevante para esto en el futuro será el de un informático con conocimientos avanzados en matemáticas y en modelos estadísticos. Será capaz de gestionarlo todo.