Ramon Blázquez

“Los ayuntamientos han hecho muy bien sus deberes”

“Tras 42 años dedicado a la construcción, el fundador de CERTIS afronta el futuro con optimismo y acompañado de la siguiente generación”

Martes, 12 de Mayo de 2015
La sede de CERTIS Obres i Serveis se  encuentra en Balenyà, en la verde y preciosa comarca de Osona, muy cerca de la autopista C-17. Desde su despacho, Ramón Blázquez, el fundador, y sus hijos Iván y Noemí –la segunda generación al mando-divisan el tránsito entre Vic y Barcelona, mientras celebran la reciente inauguración de un gran centro de tratamiento de residuos. Se han encargado de construirlo y daráservicio a 70 municipios y a 200.000 personas. Además,reducirán a la mitad la cantidad de residuos de la fracción resto. Es un gran logro, explican. Aunque en sus principios, la compañía protagonizaba proyectos más modestos.
“Hemos construido centenares, de proyectos de éxito en movilidad, edificación, medio ambiente y deporte”.

“Tenemos una ventaja en relación a las grandes empresas de construcción: nosotros estamos muy próximos al cliente”

“Tras tantos años es muy difícil no encontrarse con un trabajo nuestro en cualquier lugar de Catalunya”

“CERTIS es un compañero necesario del cliente y a la inversa”

“Los actuales ayuntamientos satisfacen sus compromisos”

“Es costoso preparar propuestas para los concursos y algunas diferencias de criterios generan incertidumbre”
¿Cuáles fueron los orígenes de CERTIS?
Inicié la empresa con mi hermano Francisco, en Centelles, en 1973. Entonces nos denominábamos “Hermanos Blázquez”. Como quien dice, tan solo contábamos con un compresor y una máquina excavadora. Y la compañía se dedicaba a realizar movimientos de tierras y a facilitar el alquiler de maquinaria a los contratistas de la comarca… Un poco más tarde empezamos a dedicarnos a la obra pública, para los ayuntamientos. Todavía tengo guardadas aquellas máquinas y me propongo exponerlas en algún momento en el futuro…

De eso ha pasado mucho tiempo. Y han crecido mucho.Cuando usted viaja ahora por Catalunya, seguramente se encuentra con numerosas localidades en las que su empresa ha trabajado….
Después de cuarenta y dos años de dedicación, lo difícil es no encontrárselas. Y, créame, eso me provoca una satisfacción tremenda. Hemos hecho cientos, tal vez miles de obras. Aunque siempre hay dos o tres de ellas que nos han generado un recuerdo más duradero.

¿Por ejemplo?

Me acuerdo mucho del primer trabajo que hicimos en Vic, que fue en el año 75. Era la remodelación de la calle Manlleu. Fue una obra complicada, en el centro de la ciudad. Y pensamos: “si aquí quedamos bien, seremos contratistas por muchos años. Y si quedamos mal, se acabó lo que se daba”. Y quedamos bien. La prueba es que cuarenta años después todavía hacemos trabajos para esa ciudad…

¿Qué tipo de proyectos realiza CERTIS?
Entre los diversos tipos de obra que hemos hecho, hemos construido carreteras y rondas, y urbanizado terrenos y viales. Hemos levantado universidades, bibliotecas, escuelas, residencias y hospitales. Hemos habilitado depuradoras, centros de tratamiento de residuos y vertederos. Y hemos puesto en marcha pabellones deportivos, piscinas, campos de futbol y modernas instalaciones de entrenamiento… En eso consisten nuestras cuatro líneas de actividad: “movilidad”, “edificación”, “medio ambiente” y “deporte”.

Háblenos de sus clientes. ¿Para quién trabajan ustedes?
Certis es una constructora que desarrolla su actividad en el ámbito de la obra civil, la edificación y los servicios, tanto para entidades públicas como para clientes privados. En el ámbito de la obra pública, nuestros principales clientes son los Ayuntamientos y las administraciones en general.

Así pues, ustedes debende presentarse a procesos de licitación pública con regularidad…
Nos presentamos a centenares de ellos cada año. Y, créame: invertimos muchas horas y dinero en elaborar las propuestas que presentamos a los concursos.

Eso parece un trabajo duro…
Estudiar un proyecto típico nos lleva entre dos y tres semanas, según la urgencia con la que el ayuntamiento lo necesite. Es un trabajo muy complejo: estudios técnicos, oferta económica, aspectos administrativos, cuestiones de seguridad… Son tareas que llevan a cabo diversas personas de nuestro equipo. A veces tienen que compaginar distintos proyectos a la vez. Pero eso no es todo…

¿Ah, no?
Tenemos algunas dificultades más. Usted sabe que la Ley de Contratos del Sector Público es la que rige los procedimientos de contratación de los ayuntamientos, y que existen unos criterios generales muy concretos. Pero a menudo, de ayuntamiento en ayuntamiento, los pliegos o los criterios van cambiando. A veces un consistorio valora mucho la puntualidad en la entrega y otro valora más las mejoras que podamos aportar a la obra existente. Y esto genera cierta incertidumbre. Por eso nuestro sector reclama homogeneidad en los pliegos de condiciones.

Aparte de eso, ¿considera que tienen buena relación profesional con los ayuntamientos?

En primer lugar, cuando tenemos una obra en marcha, la relación se limita exclusivamente al ámbito técnico. Nuestros técnicos y los de la administración se coordinan y monitorizan los avances de los proyectos. En ese ámbito sí que tenemos una buena relación. Y todo hay que decirlo: los consistorios actuales disponen de personal muy bien preparado y se preocupan de satisfacer sus compromisos. Pagan cuando corresponde y puedes fiarte de ellos… Se podría decir que han hecho muy bien sus deberes en los últimos tiempos.

El lema actual de su empresa es “Construïm per tu” (“Construimos por ti”)…
Es un juego de palabras. En catalán suena como “Construimos para ti” y está escrito como “Construimos por ti”. Es una forma de decirle al mundo que hacemos las cosas por y para los demás, y también en su nombre. 

Hablemos de los valores corporativos: excelencia, fidelidad, compromiso, innovación… Son los que aparecen en la página web de su empresa.
Y también son los distintivos de la compañía. Llegó un momento en el que tuvimos que verbalizarlos. Quiero decir que tras muchos años de dedicación a nuestra actividad, tuvimos que reflexionar sobre los valores que la habían regido. Y vimos que esos cuatro eran los principales.

Lo de la excelencia, por ejemplo, ¿qué significa?
Pues que tenemos una preocupación extraordinaria en que nuestra gente nos haga quedar bien en cada obra.Sabemos que si no lo hacemos perfecto, no nos van a volver a contratar.

[Durante la entrevista, los hijos de Ramón Blázquez, Iván y Noemí, se integran a la conversación y también responden a algunas de las preguntas].

La de usted es una empresa familiar, en la forma y en el fondo…
Cuando empezamos mi hermano y yo, nuestro padre nos venía a echar una mano. Y ahora los dirigentes de la empresa son la nueva generación: mis hijos, que me han acompañado toda la vida.

En su sector hay muchas otras empresas que no son familiares…

Es cierto. Son empresas grandes, de dimensión nacional o internacional. Y en comparación con esas empresas grandes, CERTIS puede parecer pequeña. Pero en cambio tenemos una ventaja muy importante. Y es que podemos ofrecer un trato más directo y cercano a todos nuestros clientes. Tenemos mucha sensibilidad en todo lo que hacemos. Y nos enorgullecemos de poder dar un trato personal de calidad y de poner pasión a nuestro trabajo. Porque nos encanta nuestro trabajo.

Así que la proximidad es el otro gran valor de CERTIS…

Algunas veces he oído decir a clientes de nuestro sector que la figura del contratista, “contra-ti-está”. Y eso se debe a que a veces cliente y contratista no han tenido una relación adecuada o suficientemente próxima. En CERTIS esto es justo lo contrario: empresa y cliente vamos juntos de la mano y sabemos que vamos tras un mismo objetivo. CERTIS es un compañero necesario del cliente y a la inversa.

En los últimos años, han tenido que sortear una crisis económica que ha afectado especialmente a su sector…
La crisis ha hecho mucho daño a empresas que habían crecido muy rápido con el boom. Con los buenos tiempos, muchas empresas habían entrado en el negocio inmobiliario… habían comprado terrenos, se pusieron a construir… Pero en cambio no tuvieron un buen planteamiento financiero. Así que cuando el mercado cayó, se encontraron ante graves problemas.

Ustedes, en cambio, supieron gestionar bien ese aspecto.
Efectivamente. Piense que además de CERTIS, nuestro grupo cuenta con una promotora inmobiliaria, HABITARSA, y estamos en ese sector. Gracias a la buena gestión financiera no solo hemos sobrevivido, sino que podemos empezar a ser optimistas de cara al futuro.

Ya que conocen tan bien el sector, dígame: ¿sabe cuando se va a reactivar?

Todos nos dicen que en Barcelona, Tarragona y Girona ya se está reactivando. Todo depende de que las entidades financieras vayan pudiendo dar salida a sus excedentes. Por lo demás, parece que se vuelven a conceder hipotecas y eso es un buen síntoma.