Fundadora y directora general de Madrid Woman's Week

Carmen M. García

"La mujer tiene una visión más periférica de la empresa, el hombre, más lineal"

Martes, 30 de Septiembre de 2014
Para Carmen M. Garcia, lo más importante, ahora mismo, es conseguir que los esfuerzos que se hacen para aumentar el número de mujeres en las empresas, que se reconozcan sus méritos, que se comprueba la manera distinta en las que ellas puedan llegar a dirigir una compañía, que todo eso, dé sus frutos. Que deje de ser una idea mil veces repetida, para convertirse en realidad.
“La crisis ha ralentizado mucho los cambios que han de producirse en el mundo de la empresa para que las mujeres obtengan igualdad”
 
“Un hombre negociará  el coche o el teléfono que le vayan a dar, la mujer negociará tiempo”

"No es suficiente darle un dinero a un emprendedor joven, y ahí queda todo. Hay personas de gran experiencia que deberían poder ser utilizadas como “coaches”, que podrán complementar la fuerza del joven con la sabiduría de la experiencia"
Quizás a sus compañeros de agencia, se les heló la sonrisa cuando les contó sus proyectos, allá por 2010?
Si ocurrió, fue solo algo breve, rápidamente vimos que la cosa caía por su propio peso. Hacía falta trabajar en un proyecto que, de verdad, ayudara a las mujeres a ser más iguales a los hombres en el mundo del trabajo. Y desde entonces, nos hemos volcado en ello. Probablemente, nosotros no vamos a cambiar nada, ni yo voy a salvar el mundo, ese esfuerzo necesita de más tiempo para verse plasmado en el día a día, pero hay que arrancar alguna vez.
 
Todo comienza a verse en la Primera edición de la Madrid Woman´s Week, en 2011…
Estaba claro que había que utilizar un día como el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, como una referencia, pero ampliando el espectro de acciones. Y lo cierto es que, tras la comprensión de mis compañeros de agencia, me encontré con que las instituciones, las distintas Administraciones, también entraron en la idea…
 
Hoy, con la crisis, sería más difícil, quizás…
No, no se trata de que financiaran el proyecto, sino de que lo alentaran, el trabajo se hace así más fácil para quienes queríamos llegar a las empresas privadas.
 
¿Les gustó por igual a todas las formaciones políticas?
Más bien, todas entendieron que se trataba de algo necesario. En ese momento, el PSOE estaba en el Gobierno, y el PP en el Ayuntamiento y en la Comunidad, con lo que conseguir que todos se involucraran mostraba nuestra no afiliación o simpatía especial por ninguno…
 
¿Qué cambios han notado en estos tres años?
Son aún muy leves. La crisis económica ha provocado una ralentización enorme de la toma de decisiones importantes. Pero desde nuestra ubicación, seguimos tratando de convencer a los hombres, porque se trata de eso, de ellos, los que aún mandan de manera abrumadora en las empresas, que deben abrirse a la presencia de mujeres en cargos intermedios y superiores. Nosotros, en la Semana, predicamos con el ejemplo, y en el Consejo tenemos presencia masculina, claro, para mostrar que lo que hay que hacer es llegar a la máxima igualdad.
 
Empezaron en Madrid, y ahora  también en Barcelona…
Antes de eso, ya hemos ido abriendo nuevos puntos como Marbella, Cantabria, Mallorca y sí, ahora Barcelona. Yo, que soy nacida en Sabadell, conozco bien Cataluña, aunque llevo mucho tiempo en Madrid.

Viniendo de la Comunicación, imagino que la Semana de la Mujer tiene una gran difusión…
Estoy convencida de que el mundo de los medios es clave para difundir el mensaje. Y ahora, también, el de las redes sociales, que tanto ha transformado el mundo comunicativo en los últimos tiempos. Al final, se trata de construir una gran Red de opinión, de grupos de expertos aquí y allí, que configuren un relato que acabará cuajando tarde o temprano.
 
Creo que también han creado una especie de código de buenas prácticas para las empresas que desean ponerse a la altura en todo esto…
La Responsabilidad Social Corporativa de una compañía es, cada vez, más importante. Pero eso no lo es todo. Hay que afrontar de una vez cuestiones como la conciliación, los horarios, que el mundo del trabajo no sea un obstáculo para las mujeres a la hora de poder tener una vida familiar equilibrada.
 
¿Por qué las mujeres, a su entender, tienen otra manera de dirigir una empresa?
Porque se ha comprobado en las empresas con mujeres al frente. Lo contaba Helena Herrero, máxima Responsable de HP en la jornada de marzo pasado. La visión femenina es más periférica, menos lineal que la del hombre. Y ambas, se complementan. Pero está demostrado que las mujeres dirigen poniendo más atención en las personas de la compañía, y éstas responden positivamente a ese “mimo” produciendo más y mejor. Vamos a hacer que nuestros trabajadores sean el primer vendedor de nuestro producto.
 
Ahora mismo, en España se vive el drama del paro, de manera generalizada, pero para las mujeres, la cosa es aún peor…
Se ha visto en los últimos tiempos. Si hay que despedir plantilla, ¿a quién despedimos, a igualdad de edad y formación? A ella. Cada vez estamos viendo más casos, de personas, de ambos sexos, que se quedan con 55 años sin trabajo y entran en depresión.Y en el sexo femenino más que en el masculino.
 
Y a la gente joven tampoco le llega la oferta laboral… Quizás habría que fomentar más la emprendeduría ¿no?
Lo que ocurre es que no es suficiente darle un dinero a un emprendedor joven, y  ahí queda todo. Hay personas de gran experiencia que deberían poder ser utilizadas como “coaches”, que podrán complementar la fuerza del joven con la sabiduría de la experiencia. Una labor de acompañamiento.
 
A veces, las mujeres son el gran enemigo de ellas mismas…
No se puede negar que las propias mujeres, a veces, responden automáticamente a cuestiones como ¿si los dos se quedan en paro, quién sale a buscar trabajo? Y ellas dicen, el hombre primero. Es un tema de educación, de costumbres difíciles de cambiar. Si ella es la que tiene más formación, es ella quien debería primar la búsqueda…
 
Hay sectores profesionales en los que la mujer es igual que el hombre, en salarios, y superior incluso, en cantidad, como la medicina o el periodismo…
¿Y cuántas de ellas dirigen el hospital o el periódico? Falta ese punto, el de la igualdad en la cúpula directiva también en esos sectores. Nos contaba la directora de HP que, de estudiante, quería dedicarse a la investigación y uno de sus profesores le recomendó algo más tranquilo, para poder atender bien a los hijos… lo que hay que hacer es cambiar los horarios, la manera de entender el trabajo, y eso llevará tiempo.
 
Deme un ejemplo claro de cómo son de distintos un hombre y una mujer en la alta dirección…
El negociará qué coche voy a tener, que modelo de teléfono me vais a dar o qué extras…
 
¿Y ella?
Ella negociará tiempo…