Director de Canal Indirecto Truphone Spain, Madrid

David Seco

Sim global

Truphone permite pagar tarifa local en cualquier parte del mundo


"Somos una empresa nicho, quien va a aprovechar el valor que le damos es una empresa con volumen de negocio internacionalizado"

Martes, 18 de Marzo de 2014
Fundada en 2006 en el Reino Unido, Truphone ha llegado para revolucionar el concepto de comunicaciones a través del móvil, y, como sus representantes acostumbran a decir, “han cambiado la geografía de las telecomunicaciones creando la primera red global y unificada”. En su paso por el Mobile World Congress, pudimos conversar con su Director del Canal de Ventas indirectas de la compañía, David Seco, quien participó en la III Barcelona Communications Technology International Day del pasado 26 de febrero de la SCTC (Society of Communications Technology Consultants International).
"La internacionalización de nuestras empresas sigue creciendo, lo hizo en 2013 y lo sigue haciendo en 2014. Hoy, ya un 47% de ellas prevén crecer en exportaciones este año… Y ese mercado es el de Truphone"

"Una de las grandes preocupaciones de las empresas, hablamos de aquellas con un nivel de movilidad internacional importante, era la de reducir su factura telefónica, y de esa necesidad ha nacido una tarjeta SIM única, que se convierte en el momento de traspasar una frontera, en un número local"

"Hasta ahora, las empresas tenían que inculcar a sus empleados una serie de normas de uso, desactivar el roaming de voz y datos, recomendar utilizar las wifis zonales, etc, todo eso evidentemente no contribuye en pleno siglo XXI a la productividad o la competitividad"

De entrada, parece que su solución es fácilmente comprensible, incluso para los profanos, pero cuesta pensar que sean los únicos que la ofrecen…
De hecho, han sido muchos los estudios en el pasado reciente que han constatado que una de las grandes preocupaciones de las empresas, hablamos de aquellas con un nivel de movilidad internacional importante, o al menos, relevante, era la de reducir su factura telefónica, generada por los desplazamientos de sus ejecutivos. Y de esa necesidad, ha nacido una tarjeta SIM única, que se convierte, en el momento de traspasar una frontera, en un número diferente, un número local. Por eso, -me enseña él mismo su tarjeta- aquí puede ver mi número…

Sí, veo que en su tarjeta profesional tiene usted 8 números distintos…
Efectivamente, eso significa que cada llamada que haga desde Australia, Dinamarca, Hong Kong, Holanda, Polonia, Reino Unido o Estados Unidos va a tarifarse como llamada local…
 
Es decir, trabajan con distintos operadores de telefonía según el país, por lo que constato…
De hecho, de lo que no somos propietarios es de los postes, de las antenas de cada lugar. Aquí, en España, por ejemplo, utilizamos los de Orange, en Gran Bretaña, en cambio, con Vodafone, pero una vez la señal  ha llegado, pasa a ser ya nuestra, y la gestionamos  desde Truphone.
 
Se acabaron, pues, esas recomendaciones a los empleados sobre la utilización del móvil cuando está fuera de su país…
Hasta ahora, las empresas tenían que inculcar a sus empleados una serie de normas de uso, desactivar el roaming de voz y datos, recomendar utilizar las wifis zonales, o incluso, la adquisición de Sims del lugar, de manera temporal. Todo eso, evidentemente, no contribuye en pleno siglo XXI a la productividad o la competitividad.
 
Los planes de expansión, ¿hacia dónde les llevan?
Desde los cuarteles generales en Inglaterra, se lleva el tema bastante discretamente, eso no quiere decir que uno no sospeche cuáles pueden ser los países que se sumen a la lista que ya tenemos. Ahora mismo, resulta claro que los países emergentes, aquellos en los que va a producirse un efecto cada vez mayor de internacionalización, aunque ahora mismo tengan sus propias leyes y en algunos casos la regulación pueda hacer difícil alcanzar acuerdos inmediatos, deberían ser los próximos.
 
Van a estar donde huele a negocio…
Donde nuestros clientes puedan creer que hay negocio. Además, otra de las soluciones que ofrecemos está muy vinculado a los mercados financieros, ya que en países como Estados Unidos o Reino Unido, la ley obliga a tener grabadas las órdenes de compra y venta de acciones, y en este sentido clientes nuestros como JP Morgan ya están aplicando la solución que les permite grabar y almacenar de manera segura las conversaciones de móviles y los SMS. Se trata de un hardware que va integrado en la propia red de Truphone, por lo que no se necesita nada especial para ello. Esta legislación, con el tiempo, va a afectar a todos los países, y en concreto, la normativa MIFID2 obligará a España y al resto de países de la Unión a Europea a cumplirla.
 
En definitiva, Truphone está aún en fase crecimiento, aunque el hándicap es que su target es delimitado por el volumen de una compañía…
Somos, es cierto, una empresa nicho, no vamos a ser la competencia de un profesional autónomo, ni mucho menos de un particular, por muy viajero que sea, sino que quien va a aprovechar el valor que le damos es una empresa con volumen de negocio internacionalizado. Hemos hecho algunos sondeos y, con un mínimo del 15 % de los ejecutivos que se muevan habitualmente, ya es rentable.
 
Y tienen mucha capacidad de crecimiento aún…
Sin duda, no olvidemos que nuestros miles de clientes abren cada día nuevos mercados, y en esos países, si no estamos aún presentes, en el instante que desembarquemos, ofrecemos inmediatamente un valor añadido a quien ya está con nosotros o a quien aún no lo estaba.
 
¿España es un país en el que la compañía cree? Lo digo por esa sensación de crisis que hay en el exterior, de crisis no superada, vaya…
La crisis no es patrimonio nuestro, ni mucho menos, aunque en España, problemas como el paro sí es cierto que la agravan. Pero en el terreno que nos ocupa más directamente, le diré que la internacionalización de nuestras empresas sigue creciendo, lo hizo en 2013 y lo sigue haciendo en 2014. Hoy, ya un 47 % de ellas prevén crecer en exportaciones este año… Y ese mercado es el de Truphone.
 
Fundada por James Tagg

Corría el año 2001 cuando James Tagg, un emprendedor e inventor inglés, andaba buscando cobertura de señal para su celular en la granja de Kent en donde vivía.  Ello le llevó a cuestionarse si, ya en pleno arranque del siglo 21, eso era normal. Y de ese pensamiento, se gestó el embrión de Truphone. Junto a dos socios, fundaron la empresa que, en principio desarrolló soluciones VoIP móviles, de manera que los usuarios pudieran utilizar conexiones WIF integradas en los dispositivos. Cinco años más tarde, nace Truphone, fruto de la patente de la SIM de múltiples números desarrollada. Hace ahora poco más de 2 años, Truphone adquiere Obsidian Wireless, especializada en grabaciones de voz en red, para acabar lanzando su solución para compañías financieras, sujetas a las regulaciones de grabación de conversaciones en ese ámbito.