Director de Geomanaging

Albert Fàbrega

“Hay que saberlo absolutamente todo de aquello que se vende”

Miércoles, 08 de Mayo de 2013
En el mundo de la gestión empresarial, con frecuencia olvidamos que a veces lo que nos impide llegar al éxito no son aspectos como la visibilidad en Internet o las estrategias de expansión, sino algo tan esencial como no tener información sobre aquello que se vende. Geomanaging es una empresa que trata de mejorar la información que se establece entre el distribuidor y el cliente final, con el fin de transmitir verdaderamente los valores añadidos del producto a la red comercial pero a un coste reducido, y todo esto con una finalidad única: mejorar las ventas. Esto que nos parece tan básico es algo más complicado de lo que parece. Hoy lo comentamos con el director de Geomanaging.
“Nuestro objetivo es formar el comercial para que lo sepa todo de los productos que tiene que vender de su empresa. Esta idea, que es básica, falla más de lo que podemos imaginar en el mundo empresarial”
 
“La idea es proporcionar una solución completa mediante formaciones de todo tipo que pueden ser internas, pero también para los vendedores y delegados que no siempre reciben la formación adecuada de aquello que quiere transmitir la empresa”
 
“En una clase presencial tardas bastante en saber si hay buena sintonía entre docente y alumno; si existe una buena comprensión de aquello que explicas. En la formación on line, el retorno es mucho mayor”
¿Cómo definiría la finalidad de Geomanaging?
Nuestro objetivo es formar el comercial para que lo sepa todo de los productos que tiene que vender de su empresa. Esta idea, que es básica, falla más de lo que podemos imaginar en el mundo empresarial. Así que nosotros añadimos un plus, que es el hecho de comunicar rápidamente a la red comercial del cliente, el hecho de hacerlo con eficacia, de poder gestionar de modo óptimo la información de la que dispone el comercial, de gestionar las posibles promociones que se lancen al mercado para que resulten mejor gestionadas… este tipo de cosas. 
 
¿Entonces, utilizan el e-learning?
Efectivamente. Nosotros proporcionamos una solución completa mediante formaciones de todo tipo que pueden ser internas, es decir, para los empleados, pero también para los vendedores y delegados repartidos por todo el país y que no siempre reciben la formación adecuada de aquello que quiere transmitir la empresa. 
 
¿Y cómo imparten esta formación?
Son formaciones con un máximo de 20 minutos de duración para todos los empleados, estén donde estén. Sólo es necesaria una simple conexión a Internet y entonces nosotros  nos encargamos de la creación de las sesiones de formación, que son cortas, amenas y muy efectivas. Proporcionamos datos concretos de los resultados de formación y garantizamos que toda la cadena de valor esté formada.
 
Ustedes empezaron en 2006, cuando esto del e-learning ya se llevaba. ¿Cómo fue?
Bueno, en realidad éramos tres personas en un despacho, se hacía marketing en el punto de venta. La mayoría de los clientes eran de perfil tecnológico y gran parte de la formación se hacía en casa. Uno o dos formadores organizaban demostraciones mientras se cenaba; se explicaban las prestaciones del producto y siempre acabábamos yendo un poco más allá, al por qué de la parte más técnica…
 
Y, de pronto, la cosa cambió…
Quizás no fue de un día para otro, pero se empezó a demandar la formación a distancia, online. En poco tiempo se constató que las ventajas tanto para el alumno como para el docente son notorias, y hay algo que también es muy importante… 
 
Supongo que la relación entre profesor y alumno 
Exacto. El feedback. En una clase presencial tardas bastante en saber si hay buena sintonía, si existe una buena comprensión de aquello que explicas, y en la formación on line, el retorno es mucho mayor. Cuando tuvimos claro hacia dónde queríamos ir, supimos que necesitábamos una plataforma puntera y la encontramos en Francia, en la empresa Doceo.
 
Tienen por tanto la exclusiva de esa plataforma en España…
Sí, aunque habría que explicar que es más que una plataforma de enseñanza online. Se   trata de un conjunto de herramientas a medida de cada uno de los programas de formación que  se quiera.
 
¿Por qué su empresa se llama Geomanaging?
Cuando arrancamos en 2006, pensábamos más en el marketing y el management pero acabamos derivando nuestra estrategia empresarial hacia la formación. Y de hecho, ha sido un producto de la demanda de nuestros clientes. Algunos nos han pedido herramientas de formación específicas, que llamamos de autor, como Bayer, a quien hemos acompañado en todo el tránsito de presencial a online y les hemos organizado el equipo de formadores. En cambio, otros nos dan libertad para crear cursos, depende de si tienen muy claro o no lo que quieren. Así que algunos nos marcan unas directrices muy claras, y otros nos dan mucha libertad para crear. 
 
¿Y sólo empresas?
Pues no. Hace poco, la Universidad de Las Palmas nos pidió que diseñáramos un curso multimedia de nivel alto, y así lo hicimos. Y mereció mucho la pena.
 
Parecería que en una empresa como esta habría un montón de informáticos
Pero no tenemos. Están todos en Francia, en la sede de Doceo. Aquí somos responsables comerciales y de producción de los cursos, formadores, y ahora mismo, muchos de nosotros están en casa de los clientes.
 
La crisis quizá ha provocado que las empresas hayan recortado en lo que ustedes se dedican, a la formación. 
Por supuesto, pero siempre tiene que haber una base, y la formación en la empresa es del todo imprescindible. Estamos superando los 600.000 euros de facturación con un centenar de clientes. Hemos enfocado 2013 como un año de estabilización del proyecto y sabemos que en el segundo semestre, va a haber una oleada de crecimiento importante.
 
¿Cómo es el tipo de docentes que forman parte de la empresa?
Nuestros cursos requieren de profesionales de la pedagogía, y de la enseñanza, que sean capaces de manejar herramientas online, pero sobre todo, que sepan formar. Esto es el primer paso para que se pueda a conocer a fondo una empresa, sea cual sea. Piense que ahora mismo tenemos cursos de energía atómica, de medicina, al lado de otros donde se habla de marketing de ventas. En general, la gente que trabaja con nosotros, una docena de profesionales, es free lance, ya que estamos en un sector con ciclos de demanda pero también de contracción.