Fundador y CEO de Testamenta

Carles Argemí

“Hay que priorizar lo importante. Aunque no tengamos tiempo”

Martes, 23 de Abril de 2013
Hace ya tiempo que asumimos que cualquier aspecto de nuestra vida cotidiana estaría tarde o temprano en Internet. Por ello a veces nos cuesta admitir que realmente pueda ser “cualquier aspecto”, incluso aquellos que asociamos a procedimientos, no exentos de cierto ritual y terriblemente farragosos para el lego. Como hacer testamento, por ejemplo. Hace menos de un año, a Carles Argemí se le ocurrió que podría agilizar este trámite tan necesario, y eliminar así la principal excusa que tienen aquellos que no lo realizan: la falta de tiempo. Hoy hablamos con él.
“La vida actual te hace tener poco tiempo, ir con prisas. Nunca encuentras el hueco para dedicarte a testar, ir al notario, buscar quien te lo redacte, y quién te asesore, así que lo vas dejando. Y cuando tienes que hacerlo a veces es demasiado tarde”
 
“No hay testamento que, por muy claro y rotundo que haya sido el cliente al expresar sus voluntades, el abogado no haya hecho algún apunte que lo haga mejor y desvanezca dudas que en el futuro podrían complicarse” 
 
“Los que utilizan Testamenta valoran por encima de todo, la agilidad del proceso, y el hecho de introducir encuentros en persona lo ralentizarían porque cuadrar agendas con según quién es difícil”
Me dice que el nacimiento de Testamenta fue algo casual, espontáneo…
En realidad, fue en una comida de amigos. Somos tres compañeros que nos conocemos de hace muchos años, dos abogados y yo, y hablando de cosas diversas, salió el tema de un amigo común, también abogado, que acababa de perder a su mujer, muy joven. Pero a la pérdida tan dolorosa que había tenido se añadió otro elemento aún más penoso. 
 
¿Qué sucedió?
Su hijo, de hecho, su hijastro, había sido reclamado por el padre biológico y él no había podido retenerlo. De haber hecho testamento, eso hubiera evitado mucho sufrimiento.
 
Cuando se es joven, normalmente se deja eso del testamento para más adelante…
Y ese es el error. La vida actual te hace tener poco tiempo, ir con prisas. Nunca encuentras el hueco para dedicarte a testar, ir al notario, buscar quien te lo redacte, y quién te asesore, así que lo vas dejando. Pero hay que priorizar lo importante. Aunque no tengamos tiempo. Y por desgracia, en muchos casos el fallecimiento llega de forma repentina, sin esperarlo, como en el caso de la mujer de nuestro amigo. Así que es mejor tenerlo todo bien atado. 
 
Y de ahí nació la idea de un Testamento online…
Bueno, de ahí y de las posteriores reflexiones y análisis que nos hicimos. Hay que tener en cuenta que mis dos socios y amigos son abogados punteros y eso nos permitió acelerar la creación de Testamenta y poder aplicar este servicio prácticamente de inmediato.
 
Imaginemos que quiero contratar sus servicios. ¿Cuáles son los pasos que hay que dar?
Lo primero es contestar a un breve formulario que encontrará en la web que tenemos:  es muy breve y simple: datos personales y cosas así. Ni siquiera hace falta hablar de patrimonio o deudas, pero sí expresar las intenciones que se tienen respecto a lo que uno posee. Ya sabe, dejar los bienes al cónyuge, a los hijos o a quien sea.
 
¿Y eso es todo?
A partir de ese momento, le asignamos a un abogado que será quien, en base a esos datos, le redactará el testamento contemplando pros y contras que las leyes pueden acarrearle al testador dependiendo de lo que tenga. Pero le aseguro que no hay testamento que, por muy claro y rotundo que haya sido el cliente al expresar sus voluntades, el abogado no haya hecho algún apunte que lo haga mejor y desvanezca dudas que en el futuro podrían complicarse. 
 
Así que no hay contacto presencial con el abogado. Todo se hace a través de la red
Pues si. Porque los que utilizan Testamenta valoran por encima de todo, la agilidad del proceso, y el hecho de introducir encuentros en persona lo ralentizarían porque cuadrar agendas con según quién es difícil. Y además, nuestros clientes pueden realizar todos los pasos sin que nadie tenga que saberlo: desde el lugar de trabajo, en casa, o en la reclusión de una enfermedad…
 
Muy bien. Y des de que empieza el proceso hasta que termina pasan… 
Pues unas 24 horas aproximadamente. Yendo rápidos, dos o tres mails de ida y vuelta y ya está. Entonces se le pide donde querrá firmar.
 
Eso aún no se puede hacer a través de internet…
No, porque la ley obliga a que el notario de fe de la identidad de la persona, al menos hasta hoy. Pero los notarios valoran que el trabajo previo llegue ya muy hecho y en 5 minutos, tras la lectura y dar fe de quien testa, ya está.
 
O sea, se trata sólo de un desplazamiento
Sí. Aquí el cliente es quien nos dice si tiene alguna preferencia para ir a algún sitio u otro. Nosotros estamos en Sabadell, a veinte minutos de Barcelona, así que es un momento. Pero se puede hacer donde se quiera. Nosotros pedimos la hora al notario y en la tarifa va incluido una secretaria que te acompaña, y todos los gastos de abogado y notario.
 
Veo que hay varios productos que permiten reducir la tarifa estándar de 100 euros
Sí, digamos que es como una especie de oferta. Se trata del “Testamento Pareja”, que baja la cantidad a pagar a 80 euros por cónyuge, y que, en algunos casos, en lugar de hacerse el mismo día, o en el mismo notario, se puede hacer también en distintos lugares y días.
 
¿Y eso que veo aquí de familiares y amigos? ¿Hay algún pack de oferta si se hace a la vez?
Es una manera de promocionarlo, aprovechando alguna reunión con amigos. Se da a conocer Testamenta, y si se hacen varios testamentos, el precio puede bajar a los 70 euros. También está el “Testamenta domicilio”, pensado para aquellas personas que no se pueden desplazar, bien porque están enfermas o internas en una residencia. En ese caso es la dirección del centro la que se encarga del proceso de rellenar los formularios según las instrucciones del interesado y es el notario que se desplaza, habitualmente para firmar varios testamentos a la vez.
 
Y, finalmente, veo aquí que pone Test Express…
Este es un servicio gratuito que ofrecemos, y que consta de 7 preguntas. Desde tu estado civil, si tienes hijos, o mascotas. Con las respuestas, la persona recibirá un informe que te hará saber las consecuencias de no hacer testamento. Por ejemplo, imaginemos una pareja joven, que viven de alquiler, y que tienen un hijo, pero no están casados. En un desgraciado accidente muere uno de los cónyuges, el padre, pongamos por ejemplo, y la mujer no puede afrontar el pago del alquiler. 
 
Una situación complicada
Ella deberá iniciar un proceso largo y costoso para que el seguro de accidentes, o el de la tarjeta de crédito, le pueda ser abonado, porque el dinero seria para el hijo pero no podría disponer de él hasta la mayoría de edad. 
 
Antes ha mencionado las mascotas. Pensaba que sólo algunas excéntricas estrellas de cine testaban a favor de sus gatos
Pues no crea. Es curioso comprobar cuánta gente considera a su perro o su gato como alguien de la familia, y temen que si faltan, el animal será abandonado, quizás porque los familiares no puedan o no quieran acogerlo. Sólo le diré que a alguno de nuestros clientes su principal preocupación al hacer el testamento era garantizar el futuro de sus perros.