Socio fundador de Hoy Voy

Carles Duran

“Lo básico para ser un emprendedor es una buena idea”

Martes, 23 de Abril de 2013
Si hay un factor que une a los distintos proyectos empresariales que pasan por Feedback, este es el de ver más allá de lo evidente, el de tratar de innovar un sector, por tradicional o inmóvil que nos pueda parecer. Esta chispa de avanzarse es la diferencia entre lo convencional y lo innovador. Hoy les proponemos uno de estos sectores que parecía que ya no podían ir más allá: el de los autoescuelas. Y de cómo un emprendedor, Carles Duran, les dio la vuelta.
“Estamos en momentos complicados en los que la gente mira mucho en qué gasta su dinero. Pero también en los que la gente dispone de herramientas para poder hacer las cosas a distancia. Así la clave del éxito es dar utilizar estos dos elementos” 
 
“Las claves para ser un buen emprendedor son, primero, tener una buena idea; segundo, la parcelación de responsabilidades; tercero, que tu plan de negocio sea realista. Y cuarto, tiempo”
 
“No siempre se puede partir de una idea brillante u original, pero con innovación siempre tendrás más posibilidades de triunfar”
Entre los oficios que no hemos mencionado, creo que llegó a montar hasta una escuela de teatro
Sí, con un amigo que estaba metido en las artes escénicas, y hasta abrimos nuestra propia sala, Atrium pero también monté tiendas de fotografía con María Ibars, hoy socia capitalista de Hoy Voy y que nos contempla desde Miami, donde reside actualmente.
 
Si le parece, centrémonos en la creación de autoescuela 
De hecho, la culpa la tuvo María, cuando le comenté que me quería vender mi viejo Golf. En ese momento, habíamos ya abierto nuestra segunda tienda de fotos de carnet, las dos al lado de comisarías, algo que resulta muy aconsejable. Le dije que se lo quedara ella, y me respondió que no tenía carnet de conducir. Y entonces la convencí de que me comprara el coche y si, en 6 meses no se había sacado el carnet, se lo volvía a comprar…
 
Vaya negociante está usted hecho…
La cuestión es que se matriculó en una autoescuela y descubrió, según ella mismo me contó, al “mejor” profesor del mundo. Era Jordi López, hoy el tercer socio del negocio.
 
Y así, sólo porque le gustó como daba las clases ¿se les ocurrió montar una autoescuela con Jordi López?
Bueno, al principio, me negué, porque era lo último que me imaginaba que podría dedicarme. Pero resultó que empecé a sondear sobre el tema y descubrí que, solo en Barcelona, había en aquel momento unas 8.000 personas buscando donde matricularse. Yo ya llevaba 11 años en Imaginalia y tenía claro como el mundo on line puede incidir en productos tradicionales. Y nos lanzamos.
 
Las dos premisas eran on line y low cost…
Estamos en momentos complicados en los que la gente mira mucho lo que valen las cosas. Y por otro lado, la gente dispone de herramientas suficientes para poder hacer las cosas a distancia. Por tanto, la clave del éxito era utilizar estos dos factores. Y así fue. En nuestro caso, el precio puede llegar a ser la mitad del habitual si se hacen las prácticas estrictamente necesarias y la teórica se aprueba a la primera.
 
Y por supuesto, una de las claves son las clases teóricas de Jordi…
Hace unas semanas, asistí por primera vez a una de sus clases, y al acabar, me levanté y no pude evitar aplaudir: su porcentaje de aprobados es del 96%. Pero en realidad, la web que hemos desarrollado da respuestas a casi todo lo que un alumno se pueda preguntar. Y la ventaja que encuentran aquí es que ganan tiempo debido al tipo de organización que hemos implantado.
 
Creo que tuvieron que pararle porque usted quería hacer clases 24 horas al día…
Me convencieron para no ir tan allá, pero estamos dando 18 horas diarias de clases prácticas con los siete vehículos disponibles y nuestros 21 profesores tienen poco  tiempo libre, la verdad. Desde que empezamos, hace un par de años, en marzo de 2011, el crecimiento de la demanda, mes a mes, es espectacular.
 
Son tan virtuales que aquí, en las oficinas, no se ve a casi nadie…
Los alumnos pueden venir y disponen de Ipads para hacer sus tests, pero pocos lo hacen ya que es muy cómodo conectarse a la web desde donde se encuentren.
 
¿Y por cuánto me puedo sacar el carnet aquí, al final?
Haciendo números rápidos, 193 euros si no hay que renovar los papeles del teórico, y 20 euros por clase. Hay quien, con 15, está preparado, otros pueden necesitar 70. La media puede estar en unos 700 euros con 25 prácticas. Y hay que decir, también, que a nosotros nos interesa que la gente apruebe rápido. La demanda es alta y la rotación es mejor que  alumnos que estén estancados.
 
¿Y, con todo esto, aun le da tiempo para dedicarse a sus otras empresas?
De hecho, las dos tiendas de fotos van solas, Imaginalia trabaja con clientes consolidados, incluso factura de tanto en tanto, y a precio puro de coste, a Hoy Voy, alguna que otra campaña que nos ha dado cierta notoriedad…
 
¿Un ejemplo?
Sacar nuestros coches a la calle por la noche, regalar preservativos y aparatos de control de alcoholemia, vinculando el sexo seguro y la conducción segura como valores a potenciar…
 
Por cierto, sus coches llaman la atención…
Fue otra decisión clave en los inicios. El Mini Countryman es un vehículo moderno, seguro, y atractivo para los jóvenes, que son nuestro público más abundante. Es cierto que sale más caro que otros modelos habituales de las autoescuelas, pero estamos contentos de la decisión tomada.
 
¿Y creo que no hace mucho, ha montado su última empresa, vinculada también a Hoy Voy?
Sí, fue cuando constatamos que una de las claves de nuestro éxito estaba en el software que utilizábamos para controlar 1000 expedientes, más de 20 profesores, horarios, cancelaciones, notificación de horarios de examen y otros elementos. La herramienta inicial requirió de 2000 horas de programación, y fueron unos 15 meses en total. Monté la empresa considerando que quedaba aún mucho por hacer. Ahora, podemos recibir un informe diario en PDF de 12 páginas de todo lo acontecido durante el día, enviar SMS a los alumnos, y hemos creado una aplicación para que los profesores puedan puntuar al alumno  en tiempo real… 
 
Parece que usted es un buen ejemplo de emprendedor innato ¿Qué puntos cree que son la clave para tener éxito?
Primero, la idea. No siempre tiene que ser una idea brillante u original, pero con innovación siempre tendrás más posibilidades. Segundo, la parcelación de responsabilidades. Yo, de clases no sé nada. Para eso está Jordi. Por ello es importante que los socios, si hay varios, tengan áreas de responsabilidad individuales. Y luego, un plan de negocio que sea realista. No digas que tal o cual empresa va a facturar 1 millón al año si ni tu mismo te lo crees. Y luego, tiempo. Si los socios deben verse fuera de las horas de trabajo, qué se le va a hacer. Nosotros hemos quedado para cenar, y procuramos pasarlo bien pero la idea es que hay que hablar del negocio. No hay otra manera, vamos todos muy pillados de horario.
 
¿Y sus planes inmediatos de futuro?
Aumentar la satisfacción de los alumnos. La última encuesta, un 86 % de ellos dijo que nos recomendaría a amigos. Y crecer, por supuesto, siempre que la demanda crezca y no se pueda satisfacer con la actual estructura de recursos. Y cuando en Barcelona estemos en la perfección, o casi, plantearnos implantar el modelo en otro lugar.