Director de Prima-Derm

Oriol García Reig

“Explotamos nuevos canales de venta”

Miércoles, 27 de Febrero de 2013
A pesar del progreso tecnológico, la condición humana es exactamente igual ahora que hace 10.000 años, y la obsesión por la juventud y la belleza no deja de constituir uno de los más potentes sectores económicos de la sociedad. Hoy les presentamos una de aquellas empresas que lo sabe muy bien, Prima-Derm, una compañía con sede en Barcelona, especializada en cosmética de alta precisión, que ha sido líder en innovación y desarrollo de productos sustentados sobre las bases de la cosmética molecular y la cosmética preventiva.
“La idea del negocio, como todo negocio, es tratar de encontrar aquello más adecuado que pueda necesitar alguien. En nuestro caso, prescribir aquello que el experto sabe para el cuidado de su piel”.
 
“La belleza siempre ha sido considerada un lujo, pero ahora de lo que se trata no es de que deje de serlo, sino que lo que antes tenias que comprar por 500 euros, ahora lo pueda estar a tu alcance por sólo 30 €uros”
 
“Queremos internacionalizar la marca, pero hay países en que esto resulta difícil, porque tienen su propia cultura al respecto, como es el caso de Francia. Así que la idea es consolidarnos en Alemania, los países del Benelux y dar el salto a Estados Unidos”
Coincidiendo con los 25 años de su existencia, el pasado año pasaron muchas cosas en la empresa…
Pues es cierto. Mi padre y doctor José María García Antón y su socio, el doctor Parente, decidieron vender a Lubrizol Corporation algunas de las líneas de negocio, como Lipotec, Diverdrugs y Lipofoods, y conservaron otras, como Prima-Derm, GP Pharma, que produce fármacos para oncología, y BCN Peptides, productora de principios activos para la industria cosmética y farmacéutica.
 
Quién se lo iba a decir, en su momento, a estos dos emprendedores, que se instalaron en los inicios de Barcelona Activa…
Probablemente… Lipotec nació como un spin off en el vivero de start ups de Barcelona Activa, y no fue hasta un tiempo después que, debido al crecimiento, se trasladó a Hospitalet, al Edificio Vanguard. De allí, ya nos trasladamos a Gavà, por necesidades productivas, y ahora, tras la venta, hemos hecho otro cambio hasta el parque de negocios de Gavà Park.
 
Ahora parece que su estrategia ha cambiado. Llegan directamente a consumidor final
Sí, nuestros productos cosméticos llegan al canal farmacia con Singuladerm y a las grandes superficies con Skin Method. 
 
O sea que venden ustedes belleza en una gran superficie…
Sí, la idea es prescribir aquello que el experto sabe que es mejor para cada persona, para su piel. Y créame, no es sencillo aconsejar unos determinados productos, con tanta "carga" científica, y más si son cosméticos, a un cliente. Al principio, pensamos en varias alternativas en canales de distribución /perfumería selectiva, Duty Free), pero al final, y tras conversaciones con Carrefour, nos dieron la opción de estar en sus centros top, a los que llaman Planet, ya que en el resto, ellos tienen su propia marca, Le Cosmetique, y no veían una competencia directa. 
 
Y a partir de aquí, empezaron
Sí, a partir de ahí, diseñamos nuestros beauty corners y realizamos un exhaustivo y minucioso proceso de selección de beauty coach (consejeras de belleza) en Gran Via 2, en Terrassa, en La Maquinista.
 
Unos lugares donde hay muchísima oferta
Es en esos espacios donde nuestras asesoras determinan qué conviene, cual es la crema recomendable tras el análisis de la piel. Y ya tenemos más de 20 repartidos por toda España.
 
Y supongo que no se trata sólo vender. Detrás tiene que haber una selección, una formación… 
Sí, por supuesto. Hemos reclutado a muchas chicas con formación previa en estética, y las hemos formado con la máquina que tenemos para la diagnosis de la piel.
 
¿De qué se trata?
Bueno, es una máquina que mide los distintos parámetros y variables que tiene cada piel. La idea de esas beauty coach funciona  porque, casi siempre la persona regresa al cabo de tres semanas y repite producto. Y esto es el mejor indicador de que su piel ha mejorado.
 
Pero son tiempos de crisis, y la fama de las cremas antiarrugas es que son muy caras…
Bueno, la belleza siempre ha sido considerada un lujo, pero ahora de lo que se trata no es de que deje de serlo, sino que lo que antes tenias que comprar por 500 euros, ahora lo pueda estar a tu alcance por sólo 30 €uros. Y con activos igual de potentes y resultados excelentes en muy pocas semanas.
 
Ustedes nacieron haciendo mucho I+D y por lo que se ve, siguen centrados en ello…
Sí, naturalmente. Somos expertos en cosmética molecular, es decir, nuestros productos contienen péptidos, moléculas que actúan con gran precisión sobre los mecanismos que producen arrugas, flacidez, manchas... para modularlos y actuar tanto en conseguir minimizar el problema como también prevenirlo. También colaboramos con parques de investigación científica, con universidades y con centros de muy alto nivel.
 
Suena muy revolucionario
Nuestra idea es atacar directamente a la raíz del problema para combatirlo y ralentizar su aparición en el tiempo.
 
¿Y cuáles son ahora mismo los planes más inmediatos de la compañía?
De entrada, internacionalizar la marca. Ahora mismo estamos en Italia y en Francia, pero esta última es una plaza difícil porque ya el mismo concepto cosmética es muy francés, y nuestra idea es la de consolidarnos en mercados como Alemania y dar el salto a Estados Unidos, México y Brasil.
 
Muy ambicioso..
Y por ello hemos incorporado al nombre de la compañía el BCN, porque Barcelona te permite identificar mucho mejor el origen y eso, hoy, es importante, porque la "marca Barcelona" se asocia a calidad de vida, innovación, vanguardismo, diseño, investigación... cosa que era impensable hace unos años.