Fundador y Director General de Catchoom

David Marimón

“No creamos una realidad virtual. La aumentamos”

Martes, 12 de Febrero de 2013
El desarrollo de las nuevas tecnologías se ha vuelto tan imparable estos últimos años que resulta imposible estar enterado de todas las novedades que salen continuamente al mercado. Y ello resulta apasionante, porque se avanza a pasos agigantados pero también tiene su peaje: quizá hemos perdido cierta capacidad de sorprendernos. Hoy les presentamos Catchoom, que podríamos definir como un especie de “Google” pero en imágenes. Creada a finales de 2011, recibió 600.000 €uros de Inveready y créditos, y fue reconocida con el primer premio en el Augmented Reality Event, que tuvo lugar en Silicon Valley (¿dónde si no?) en mayo del pasado año. Hablamos con su fundador y director general, David Marimon.
“Para buscar palabras en Internet, tecleamos en Google. Para reconocer canciones, tenemos el Shazam. Y para reconocer imágenes, las procesaremos a través de Catchoom
 
“Las aplicaciones de la realidad aumentada son muchas, aunque ahora mismo hay sectores en los cuales están más implantadas. En el mundo de los videojuegos, por ejemplo. O en el Publishing”
 
Catchoom crea la tecnología que permite hacer una foto a un objeto y compararla con una base de datos de imágenes de objetos y obtener resultados en menos de un segundo”
¿Cómo podemos definir en pocas palabras “Catchoom”?
Bueno, creo que podemos utilizar el símil que antes has mencionado: para buscar palabras en Internet, tecleamos en Google. Para reconocer canciones, tenemos el Shazam. Y para reconocer imágenes, las procesaremos a través de Catchoom, al que queremos convertir en el estándar tecnológico de reconocimiento visual. 
 
Algo parecido a la posibilidad de que con mi móvil pueda fotografiar y obtener información de una cosa...
Sí, es esa identificación de las imágenes que captamos en el mundo real y la relación que podemos establecer con información añadida lo que tiende los puentes entre el mundo físico y el digital.
 
Bien
Digamos que Catchoom crea la tecnología que permite hacer una foto a un objeto y compararla con una base de datos de imágenes de objetos y obtener resultados en menos de un segundo. A partir de esta tecnología, hay empresas que generan las bases de datos, como por ejemplo, las empresas estadounidenses Metaio (su aplicación es “Junaio”) o Layar, que utilizan la tecnología de Catchoom. Y Catchoom también trabaja con desarrolladores que piensen en nuevas aplicaciones de la realidad aumentada.
 
Ya hemos entrado en el gran tema. Esto de la Realidad Aumentada, ¿es difícil de entender para un profano?
Bueno, digamos que el principio es sencillo de comprender: se trata de la superposición de publicidad o datos sobre el mundo real. Por ejemplo, si uno entra en un bar y se fija en un cliente, digamos que le aparecería junto a él todo un perfil de la persona, aquello que previamente queramos decir…
 
Nada que ver con lo que llamamos la realidad virtual…
No, porque nosotros no creamos la imagen virtual, sino que es real, lo que hacemos es darle contenido suplementario. Y tampoco hay que confundirla con la lectura de códigos QRD, que operan a través de un dispositivo de lectura como el teléfono móvil.
 
¿Las aplicaciones de la realidad aumentada son muchas?
Sí, aunque ahora mismo hay sectores en los cuales están más implantadas. Echemos una ojeada al mundo de los videojuegos, por ejemplo. Ahí se utiliza muchísimo. Pero poco a poco, va empezando a utilizarse en el comercio, en el publishing. En Europa, por ejemplo, ya es un tema muy consolidado. Nosotros podemos decir que somos punteros ahora mismo en España y nuestro deseo es expandirnos, y principalmente, entrar en el mercado norteamericano.
 
Ya que lo ha mencionado, ¿participan ustedes del proceso creativo de los videojuegos?
No, no se trata de eso, sino de implementar nuestro software. Vendemos las licencias, ya sea accediendo a él a través del cloud, o bien le damos el software a un tercero, por ejemplo Layar o Metallo que son líderes del mercado, como le decía antes, y que a su vez, lo utilizan para sus clientes.
 
Son  por tanto, dos sistemas de negocio distintos los que utilizan…
Sí, así es. Nosotros licenciamos la tecnología que hemos desarrollado. Layar, por ejemplo, nos paga para colocarla en su servidor, y otros acceden a ella, directamente entrando en la nube. 
 
¿Qué otras áreas son susceptibles de incorporar la realidad aumentada?
Podríamos aplicarlo, por ejemplo, a la comprobación de autenticidad de un producto, o al recuento de veces que un producto se ve en un vídeo, así que resulta ideal para las campañas de product placement. Automatizándolo, podríamos saber muchas cosas.
 
Una vez más, la publicidad tiene la última palabra
Ahora mismo, la idea es integrar cada vez mas el concepto en las redes de publicidad, de lo que conocemos como las redes comerciales. Pero en definitiva, lo que hay que entender es que son nuestros clientes quienes tienen esta última palabra. Son ellos los que crean aplicaciones o plataformas con nuestra tecnología de reconocimiento de imágenes.
 
Ustedes han conseguido consolidarse en muy poco tiempo de vida…
Hay que tener en cuenta que , al crearse Catchoom como spin off de Telefónica, eso permitió arrancar con clientes ya existentes.
 
¿Y creen que esto irá a más en los próximos años?
Sí, creemos que en un par de años la realidad aumentada tendrá aplicaciones de uso generalizado.