Pep Viladomat

actitudes y aptitudes

“El talento no tiene fronteras”

“En general no son mejores comunicadores aquellos que tienen repleto de amigos sus facebook, linkedin o twitter, sino que acostumbra a ser inversamente proporcional”

Miércoles, 26 de Septiembre de 2012
La vida es demasiado corta para pasarla buscando trabajo. Déjanos hacerlo por ti”. Así de contundente se muestra la portada de la página web de Market You, una empresa que se dedica a buscar los mejores perfiles empresariales. Podría parecer que es una más de las que inundan el mercado virtual pero hay un elemento que la hace distinta. Hoy hablamos con su presidente ejecutivo.
“En el mundo se mueven 420 billones de dólares en el sector de Recursos Humanos. Esto significa tres veces más que en música, videojuegos y cine cada año. Así que esto permite encontrar nichos”
 
“A la hora de valorar currículum hay que tener en cuenta no sólo si se es o no válido para aquello por lo que estamos buscando, sino también si se es bueno o no comunicando, si se sabe trabajar en equipo… en definitiva, actitudes y aptitudes”
 
“En general no son mejores comunicadores aquellos que tienen repleto de amigos sus facebook, linkedin o twitter, sino que acostumbra a ser inversamente proporcional”
Usted tenía muy claro que su máxima aspiración era irse a Silicon Valley…
Sí, ya en la carrera, esa era mi idea. Quería ir allí, mejorar mi inglés, estar en el lugar donde se respira tecnología, y donde se apoyan ciegamente tantos y tantos proyectos. Pero bueno, tampoco me fue tan mal: acabé en la City de Londres.
 
Donde llegó a tener a decenas de trabajadores bajo sus órdenes en Dot Mobile
Sí, cuando me incorporé al frente del área tecnológica de la oficina, era el más joven de los 10 que estábamos trabajando allí. Al cabo de  tres años, habíamos crecido, éramos ya 160, y facturábamos 1,2 millones de libras mensuales. Fue cuando llegó Vodafone y nos compró.  
 
Se hicieron ricos…
En realidad pagaron menos de lo que esperábamos, ya que nos dieron la opción de las stock options. Pero en realidad lo que querían eran a nuestros clientes…
 
¿Cómo era vuestro equipo?
Pues básicamente, gente joven. Con aspiraciones distintas a la hora de utilizar el móvil, en un mercado ya saturado en que hay 1,2 móviles por persona. Con disponibilidad de buena conexión a internet, partners en las universidades, y unos socios financieros que invirtieron 7 millones de libras para que pudiéramos crecer.
 
Y en poco tiempo se vio mirando ofertas de empleo…
Pues no. Debo reconocer que nunca he tenido una entrevista de trabajo hasta hoy. No, en aquel momento decidí que era el momento de volver a estudiar e hice el MBA por el IESE. Algo que me confirmó que lo que debía hacer era volver a mi idea inicial: la de emprender.
 
Y tras la experiencia en Reactable, que dura dos años, nace Market You. ¿Qué aporta de nuevo al mundo de los Recursos Humanos?
Quedémonos con una cifra: en el mundo se mueven 420 billones de dólares en el sector de Recursos Humanos. Esto significa tres veces más que en música, videojuegos y cine cada año. Así que como puede suponer, esto es mucho mercado y permite encontrar nichos. Y nosotros hemos pretendido ser los que en menos preguntas te damos más información sobre un candidato.
 
Así que han encontrado el sistema para detectar mejor la idoneidad de uno u otro aspirante
Es algo conocido que a nivel mundial el gran problema que existe en este campo es la gran dificultad que hay para detectar el talento. Y lo que se hace a un primer nivel es una criba a partir del currículum, sin poder saber si muchos de los descartados podrían o no ser válidos para ese sitio.
 
¿Qué es lo que debemos valorar, entonces?
Hay tantos factores: Si se es o no válido para aquello por lo que estamos buscando, si se es bueno o no comunicando, si se sabe trabajar en equipo… en definitiva, actitudes y aptitudes. Se trata de que hay que conocer mejor a las personas y eso es lo que hacemos en Market You. Nos dijimos que si había que hacerlo, lo teníamos que hacer muy bien.
 
Y no se fue a Silicon Valley pero si a la Costa Este, a Harvard… 
Sí, fuimos a estudiar el sistema que tienen allí, pero era demasiado complejo. Luego fuimos a Inglaterra, donde había un test online muy bien hecho, pero era demasiado largo, así que llegamos a un acuerdo para trabajar en ese test y hacerlo igual de efectivo, pero más corto.
 
¿Cómo, de corto?
Son 60 preguntas que se contestan en 8 minutos. Contestándolas, podemos medir hasta las 12 variables, los soft skills, medir el intangible de cada uno hasta conocerlo bien. Es un test único en el mundo, porque además los resultados los sabe también aquel que lo hace, cosa que le permite conocerse mejor y sobre todo, constatar como realmente le ven desde fuera.
 
Por tanto, las empresas vienen a ustedes para que les digan si tienen entre los que han hecho el test, alguien idóneo…
Cuando nos piden que tenga unas determinadas aptitudes o estos conocimientos, o que sea bueno en eso o en lo otro, nosotros ya sabemos los dos o tres candidatos que van bien para  el sitio.
 
Se gana mucho tiempo, así
Y los candidatos, contentos, porque tras el test, pueden perfeccionar sus debilidades, las que se han detectado con ese test de tan solo ocho minutos.  Hay que pensar que a veces hemos propuesto a un candidato sin que este estuviera en ese momento buscando trabajo.
 
Hoy sin embargo, las ofertas campan a sus anchas en las redes sociales
Siempre habrá excepciones, claro, pero en general no son mejores comunicadores aquellos que tienen repleto de amigos sus facebook, linkedin o twitter, sino que acostumbra a ser inversamente proporcional, y un buen profesional tiene que distinguir entre las múltiples ofertas que actualmente estan en internet.
 
¿Y de dónde obtienen los ingresos?
Las mismas empresas, siempre que al final acaben contratando a uno de los candidatos. Les cuesta, en definitiva lo que les habría costado poner una demanda de empleo, un anuncio tradicional.
 
¿Y si soy el candidato? ¿Qué pago?  
Nada, es gratis. Aunque si se quiere realizar un test más amplio, mas profundo, que no es necesario, ya se lo avanzo, sí se paga algo. Es el llamado modelo freemium.
 
Viendo las cuentas, parece que van creciendo deprisa…
La idea es ir internacionalizando la compañía. Sí, hemos nacido en Barcelona, aquí estamos, pero el talento no tiene fronteras y por ello, hay que ampliar los límites de la búsqueda. Ahora estamos a las puertas de una tercera ronda de inversión, no solo con nuestro dinero, sino con Business Angels que nos permitirán llegar cerca del millón de euros. La ventaja es que los negocios online tienen una escala muy buena y la cosa va bien.