Propietario de Vinos y Licores Grau

Jordi Grau

“Siempre hay que estar alerta ante las innovaciones tecnológicas”

Martes, 18 de Septiembre de 2012
Vins i Licors Grau es una empresa familiar cuyos orígenes se remontan a 1951, cuando Miquel Grau i Lluís, padre de Jordi Grau i Dillet, el actual director general, abre las puertas de una bodega en la calle Palamós de Palafrugell. A partir de aquí y gracias al impulso de su hijo Jordi, en 1977 se instalan como distribuidora de vinos y licores. En la década de los ochenta el negocio se va ampliando y en 1987 nace la empresa filial, Gironina S.A que se dedicará a la distribución. La incorporación de los nietos de Miquel, Sergi i Jordi Grau, la inauguración de las actuales instalaciones, en 2003, sólo han hecho que consolidar la empresa que cuenta actualmente con 45 trabajadores.
“Hoy en día, cualquier sector debe estar alerta ante todas las innovaciones tecnológicas, y nosotros no podíamos ser menos, por mucho que nuestro campo, el de los vinos, sea como clásico”
 
“No debería extrañarnos ver vinos por debajo de 10 €uros, porque lo que nosotros proponemos es básico en cualquier negocio que pretenda tener éxito: encontrar ese producto con la máxima calidad”
 
“Todo ha evolucionado mucho en muy pocos años, y no sólo desde un punto material. También en ideología y pensamiento los cambios han sido espectaculares. Y esto que estamos viviendo pues no deja de ser un eslabón más, así que hay que adaptarse e incluso ir por delante”
Unir modernidad y tradición como es vuestro caso no deja de resultar interesante
Bueno, parece evidente que hoy en día, cualquier sector debe estar alerta ante todas las innovaciones tecnológicas, y nosotros no podíamos ser menos, por mucho que nuestro campo, el de los vinos, sea considerado como “clásico”. Pero en nuestra manera de entender la empresa pensamos que era del todo imprescindible. Y es más, ya que nos introducíamos, debíamos hacerlo a conciencia. Y creo que es gracias al esfuerzo y a la calidad de nuestros colaboradores, que nuestro trabajo ha valido la pena: hemos recibido recientemente, en este 2012, el premio a la mejor web de comercio electrónico, el E-Commerce award.
 
Y ahora, acaban de presentar en sociedad una aplicación para IPhone
Era cuestión de tiempo dar ese nuevo paso. Una vez hemos conseguido hacer de nuestra web un lugar de reconocido prestigio a la hora de escoger el vino o el licor, se trataba de ir un poco más allá, así que junto con nuestros partners tecnológicos, hemos diseñado  una aplicación de descarga gratuita que nos lo permite, aunque de momento sólo para el Iphone. Pero vaya, en breve lo tendremos para otros dispositivos móviles, como el Android. 
 
Volviendo a su web, reconozco que me ha sido muy sencillo moverme por ella y me han sorprendido cosas como esa pestaña de “Vinos por debajo de 10 euros”… veo que el low cost ha llegado también aquí
Es lógico. Pero no debería extrañarnos ver vinos por debajo de 10 €uros, eso es algo que todos vemos cuando vamos a hacer la compra al supermercado. Lo que nosotros proponemos es básico en cualquier negocio que pretenda tener éxito: encontrar ese producto con la máxima calidad. Por ese precio, o incluso menos, te puedes llegar a sorprender muy gratamente.
 
Veo que si compro online en su página me llega la botella, esté donde esté, en un máximo de 48 horas
Eso es a lo que nos comprometemos, efectivamente. Aunque en algunos casos, de manera excepcional, puede que le llegue dentro de las 72 horas tras el pedido, pero intentamos ajustarnos a lo prometido. 
 
¿Y podría entonces darse la paradoja que tengan que enviar a no sé, a Francia, un vino francés?
Sin ir más lejos, no hace mucho, nos pidieron uno de nuestros vinos catalogados más caros, 7.000 €uros la botella… desde París.
 
Me ha gustado también ver que ofrecen información de “Los más vendidos”, las Novedades que entran en su catálogo y hasta un rincón de “Ofertas”…
Estuvimos pensando en  el diseño de la web el tiempo suficiente para que el producto final nos haga sentir satisfechos. Las diferentes opciones están basadas en las demandas que hace hoy en día el público cuando pide saber más sobre aquello que compra, y con internet tienes la ventaja que puedes ir incoporando aquello que piensas que puede generar interés. 
 
Si si abuelo, el señor Miquel Grau, lo pudiera ver, no se lo creería 
¡Uy! el negocio que creó mi abuelo era una taberna de venta de vino a granel, la típica bodega de la postguerra, en Palafrugell, en el corazón del Emporda. Las cosas han evolucionado mucho en 60 años, y no sólo desde un punto material. También en ideología y pensamiento los cambios han sido espectaculares. Y esto que estamos viviendo pues no deja de ser un eslabón más, así que hay que adaptarse e incluso ir por delante.
 
Unos avances que fueron iniciados por su padre, Jordi en los setenta, ¿no? 
Así es. De hecho, a finales de los 60 él ya se instaló en Barcelona pero no para dedicarse a esto sino para terminar los estudios de música. Para costeárselos, empezó a comprar vino embotellado y el fin de semana, lo vendía en la bodega familiar. Fue entonces cuando conoció a mi madre, que trabajaba en una empresa de vinos del Penedés. Y así continuó la saga…
 
Y de hecho, su padre fue el que vió el futuro de la distribución y creó Vins i Licors Grau
Bueno, fueron ambos. Pero sí, partir de ese instante, el crecimiento fue sostenido. Hasta que hace unos diez años, en 2003, ya con Sergi y conmigo incorporados a la empresa, es decir, la nueva generación, inauguramos la nueva sede, de 4.500 m2, en Palafrugell. Y aquí continuamos. 
 
Una sede por la que ha pasado mucha gente
Es que en el proyecto, una parte importante es la Viniteca, un lugar en el cual se puede catar, y por encima de todo, aprender a conocer el vino. Ese era una de los objetivos, que nos propusimos: crear un espacio en el que la gente se sintiera a gusto y pudiera profundizar en su conocimiento de este mundo tan apasionante. Porque en el fondo, hay mucho más que ciencia en esto de la enología. Hay también la socialización, el trato, los amigos…