Carlos Camí

“Las posibilidades de la tecnología 3D son infinitas”

Martes, 18 de Septiembre de 2012
Nub3d nace en 1999 en Barcelona como fruto de la pasión por la tecnología que tuvieron Jorge Rodríguez y Fernando Campo. Al ver un hueco en el mercado en soluciones de medición para las empresas industriales, decidieron aunar esfuerzos y crear una cuya misión sería desarrollar tecnología de medición creativa que resolviese problemas reales y trajera mejoras cuantificables. Hoy, doce años después, ha blamos con su director, Carlos Camí.
“Los proyectos acaban siendo diferentes de lo que en su día se plasmó en un diseño:  a veces porque hay infinidad de operaciones colaterales que las pueden hacer cambiar. Por eso es importante que los clientes sepan que lo que compran está bien fabricado”
 
“La gran ventaja de un proyecto como Barcelona Activa, es que hay unos servicios comunes de valor añadido como son la formación, unas sinergias comunes, y unos objetivos que compartimos todos”
 
“El 3D está en boca de todos hoy en día. Quizás sí que se hable más en el mundo del cine o la televisión, pero aplicado a la inspección automática, como es una cadena de montaje de coches, la cosa da mucho de sí. Y las posibilidades aún son infinitas”
Usted llegó a la empresa de la mano de uno de sus dos fundadores, Jorge Rodríguez
Sí, la idea era potenciar el área gerencial. Y tanto Jorge como Fernando Campo, el otro socio, consideraron que era necesario separar la parte de investigación, o sea, la parte técnica, la que desarrollaban ellos, de la parte financiera. Y eso les hizo pensar en incorporar a alguien de fuera. Y me lo propusieron. Y aquí estoy.
 
Una buena elección. Y la empresa tiene ya más de 12 años
En efecto. Fue en 1999, cuando Jorge finalizaba el Doctorado en Telecomunicaciones y trabajaba en una aplicación médica relacionada con el cáncer de pecho. Era para el Hospital Clínic y se trataba de determinar el volumen de tejido necesario para la reconstrucción del pecho tras una mastectomía. 
 
No le veo mucha relación con lo que ha acabado siendo la empresa
Vimos que las posibilidades estaban en la parte industrial más que en la aplicación en sí, y a través de la entrada de un business angel, pudimos llegar a una empresa del País Vasco, especializada en motores de fundición. Y de ahí nació ya la compañía.
 
Entonces se incorpora Fernando Campo
De hecho, Jorge y Fernando habían hecho la carrera juntos, se conocían bien, y se necesitaban para sacar adelante el proyecto, de modo que Jorge se ocupó de los temas del hardware y Fernando, del software. Empezamos en un lugar pequeño, para saltar a otro un poco más grande y de allí, al Parc Científic, en Barcelona. Aquí está la presencia de Barcelona Activa, con unos servicios comunes de valor añadido como son la formación, unas sinergias comunes, y unos objetivos que compartimos todos. 
 
De aquel primer proyecto en el mundo de la salud, ustedes ahora son punteros en otro sector, el de la automoción.
Así es. Tenemos dos productos estrella. Uno es el escáner de mano que nos permite detectar si una pieza está bien fabricada o no. Es un escáner tridimensional, que se lleva en la mano y que permite, a través de la ingeniería inversa…
 
A ver, a ver. ¿Qué es eso de la ingeniería inversa? 
Es comprobar a través de una pieza real, de que está hecha como se diseñó, cuáles son sus características… Nosotros aplicamos ese escáner y detectamos toda la información de esta pieza. Y de una manera altamente precisa, que eso es lo que distingue nuestro producto. A través de la imagen 3D, podemos hacer un CAD y comprobar si es el que inicialmente diseñó la pieza o no.
 
Asombroso. Y me ha hablado de dos productos…
El otro producto nos permite entrar en la inspección en línea. En este último año y medio, se ha trabajado hasta conseguir el escáner más rápido del mercado que permite  entrar en la línea de producción, detectando que las piezas estén bien.
 
Es muy interesante pero no creo que sea muy popular 
No crea. De hecho el 3D está en boca de todos hoy en día. Quizás sí que se hable más  en el mundo del cine o la televisión, pero aplicado a la inspección automática, como es una cadena de montaje de coches, la cosa da mucho de sí. Y las posibilidades aún son infinitas. 
 
De hecho, creo que ya tienen un cliente que lo van a incorporar pronto…
Sí, estamos trabajando para Nissan, gracias a una subvención del CeTIDE, el Centro Tecnológico para la Integración y Desarrollo Empresarial en este proyecto. Si como parece, todo va como hasta ahora, tendremos una participación en los resultados.
 
O sea, que aquí van por objetivos, como en todas partes
De hecho, la subvención así lo demanda, pero creo que está bien que las empresas puedan participar del éxito o del fracaso de sus investigaciones y sus productos.
 
Al final, lo que ustedes hacen es constatar que un diseño perfecto es difícil de crear 
Bueno, en realidad, no sé si hay diseños perfectos. Pero lo cierto es que las cosas acaban siendo algo diferentes de lo que en su día se plasmó en un diseño, sobre el plano. A veces porque hay infinidad de operaciones colaterales que las pueden hacer cambiar, que si soldaduras, ajustes, u otros temas. Y esto es algo muy importante que los clientes que compran algo sepan que está bien fabricado. Esa es una garantía.
 
Por lo que cuentan, parece que el sector de la automoción serí uno más en el que podrían aplicar sus tecnología. ¿No lo van a intentar con otros? 
Bueno, estamos en ello. Hemos empezado a hacer cosas para que podamos trabajar en otro sector, el aeronáutico. Y también creemos mucho en las energías renovables 
 
¿Y no han pensado en algo más prosaico con esto de la tecnología 3D? El campo audiovisual, por ejemplo, el lúdico? 
Bueno, creo que no es eso. Por decirlo de alguna manera, nuestra escáner lo que hace es reproducir con máxima exactitud imagen y medidas, y eso que proponer sería como comprarse un Ferrari para circular por una ciudad llena de atascos. Nosotros trabajamos no tanto el impacto o el realismo visual del 3D sino por la precisión de aquello que se escanea.
 
Y esperan superar la barrera del millón de euros de facturación este año
Sí, el pasado año lo cerramos con 800.000 €, y si todo va como esperamos, vamos a sobrepasar el millón a finales de este 2012. Para ello, ya hemos planificado crecer en personal también. 
 
¿Y ya encuentran ingenieros de aquí cuando buscan personal?
Bueno, aquí hay más gente de fuera que de aquí. Tenemos sobre todo alemanes. 
 
Pero si los alemanes se nos llevan los ingenieros para allá…
Pues nosotros tenemos de varias nacionalidades. Aunque en nuestro sector, los mejores debemos reconocer que están en Alemania y también en Corea del Sur.