Propietario de Hielos de Vitoria

Francisco Wendt

“La clave de una pyme siempre es el factor diferencial”

Miércoles, 04 de Julio de 2012
Pocas personas pueden conocer tanto el mundo de la PYME como nuestro invitado de hoy, Francisco Wendt. No sólo porque gestiona una, como es Hielos de Vitoria, dedicada a la fabricación y distribución de cubitos de hielo, sino también porque es el presidente de GDA Business Brokers, que se ha especializado en la compra, venta o participación de este tipo de empresas. Nadie mejor que él, pues para que nos hable de cómo ve el panorama actual.
“Estamos en un país de gran tradición e historia de las llamadas pequeñas y medianas empresas, porque en el fondo son las que sustentan la economía”

“Todas las Pymes son redimensionables a priori. Lo importante, sin embargo es ver si el negocio al que se dedica aporta valor añadido, si tiene un factor diferencial que la haga interesante. Hay empresas que van bien, pero su negocio no tiene futuro”

“Hay empresas que van bien, pero su negocio no tiene futuro, y en cambio otras que no van bien pero que son reconducibles. Simplemente hay que cambiar algunas cosas del día a día”
De hecho, a una compañía como GDA le deben llegar los clientes de todos lados, tanto los que quieren comprar como los que quieren vender
Sí, es cierto. La verdad es que estamos en un país de gran tradición e historia de las llamadas pequeñas y medianas empresas, porque en el fondo son las que sustentan la economía. Y llega un día en que los empresarios de dichas compañías se plantean qué hacer: ¿crecer? ¿vender? ¿comprar? Así que un poco, el cometido de  nuestra consultora es hacer el acompañamiento a todos esos empresarios, y tratar de que encuentren la respuesta, aunque siempre son ellos los que deben decir la última palabra, por supuesto.

Y llega el día en que pasaron de ser simples asesores a quedarse una de esas empresas que querían vender…
Sí, entré como asesor en Hielos Vitoria, una empresa con una ya considerable trayectoria profesional, de veinticinco años, allá por el año 2003. A cambio de mi trabajo recibí un paquete de acciones, más o menos el 10%. Con el tiempo, la empresa entró en cierto conflicto por discrepancias entre los socios, y junto a mis hijos vimos que era el momento de dar el paso.

Y esto fue hace poco
Pronto hará un año, en este verano. Fue cuando se produjo un buy out de los socios y pasamos a tener el 70% de las acciones, tras hacer una ampliación de capital.

Usted y sus dos hijos al frente de una compañía que fabrica cubitos…
Bueno, de hecho, uno de mis hijos se quedó en GDA y el otro se ha quedado al frente de Hielos Vitoria. Pero lo cierto es que es un placer poder trabajar en el día a día, y codo con codo con ellos.

Las ventajas de una empresa (casi) familiar… aunque creo que los perfiles de sus hijos son distintos…
Básicamente, su formación académica. Uno tiene un Master por Esade, y el otro es arquitecto, con un Master por el IESE. Así que sí, ocupan cargos más o menos parecidos aunque su trayectoria en los estudios es distinta.

Y usted que lo ha vivido en primera persona, y que además por la gestión en GDA lo debe ver continuamente, piensa que cualquier Pyme es redimensionable?
A priori sí, aunque el proceso para ver si una empresa puede ser reconducida lleva su tiempo. Lo primero es ver si el negocio al que se dedica aporta valor añadido, si tiene un factor diferencial que la haga interesante. Hay empresas que van bien, pero su negocio no tiene futuro…

Pues menuda predicción…
Y en cambio, hay empresas que no van bien pero son reconducibles y tienen futuro. Y eso lo vemos constantemente. Simplemente hay que cambiar algunas cosas del día a día.

¿Y fabricar cubitos de hielo es negocio?
Sí, lo está siendo. Aunque hay que estar permanentemente invirtiendo. Es un negocio de cierta acotación geográfica. Por ejemplo, no puedes tener mercado más allá de los 400 kilómetros.

¿Y eso?
Pues porque el proceso de mantenimiento y transporte al punto de venta no sale rentable si hay que transportarlo a mayor distancia. Nosotros tenemos dos fábricas, una en Gazteiz y otra en Ripollet, y desde esos dos puntos, dibujamos nuestro radio de acción, que nos permite llegar, justo, a Portugal, y al Sur de Francia. Pero no pretendemos ir más allá. Son unidades productivas cerca de los puntos de venta.

¿Y cuál es el secreto de la fabricación del hielo, si es que hay alguno?
Bueno, la verdad es que no hay demasiado secreto. Se trata de conseguir una optimización del consumo energético, porque al final, la factura de mayor importe que tenemos nosotros es la eléctrica, así que se trata de hacer stock en invierno, época de menor consumo, para distribuir en verano. El hielo se guarda en cámaras que consumen mucha energía, así que hemos invertido recursos a buscar otras que consuman menos. Pero vaya, aún así, nuestra factura eléctrica supera los 700.000 euros anuales…

Deben ser ustedes clientes Vip de Fecsa-Endesa o Iberdrola ¿no?
Bueno, hemos ido redireccionando el consumo gracias a la modernización de la maquinaria del proceso, que gasta cada vez menos energía.

Ya que estamos en el tema, ¿qué me dice de estos cubitos cada vez más grandes que nos llegan esas bolsas que hay que martillear para poder sacar el hielo?
Bueno, pasa que en el proceso de distribución, algunos de esos cubitos se acaban apelmazando, y son los que nos llegan a veces como una especie de bloque que es difícil de separar, y esto es porque a veces se rompe la cadena de frío. Pero ya le digo que no se parece en nada el cubito hecho en la nevera de nuestro hogar que el que se hace industrialmente.

Ahora se está poniendo de moda otro tipo de hielo, al menos en su forma…
Porque están cambiando también los hábitos de consumo. Por ejemplo, la gente que toma mojitos. Es imprescindible hacerlo con hielo picado, así que nosotros servimos bolsas de 2 kgs, y estamos trabajando en diseño de formatos que pueda reclamar el mercado próximamente. Se trata en suma, de que el consumo energético sea mas barato, de que la logística no encarezca demasiado el producto.

Y como está el mercado de su sector, ¿muy concentrado o atomizado?
Somos media docena de empresas punteras en España, pero lo cierto es que, debido a la necesidad de estar cerca de tus puntos de distribución, no nos hacemos demasiada competencia unos a otros.

Pero antes había mucho distribuidor pequeño que se fabricaba su hielo
No sale a cuenta. Año tras año ha ido cayendo aquellos que fabricaban a pequeña escala y se lo distribuía porque los márgenes no daban. Por eso, nosotros hemos ido captando a parte de esa competencia y ahora distribuyen el hielo que fabricamos. Ellos conocen muy bien el mercado.

¿El hielo en cubitos aún es un producto de consumo estacional?
Hoy en día, aún si lo es. Aunque estamos tratando de desestacionalizar. Pero es un tema climático, el consumo es directamente proporcional a la temperatura media ambiental, eso no se puede alterar.

Y usted debe dedicar tiempo a los hielos y a las pymes
Trabajar con pymes da también una perspectiva global de todo, especialmente de la economía, de modo que las posibilidades de futuro que en su momento vimos en Hielos Vitoria también lo percibimos en otras compañías. Pero no siempre salen bien las cosas.

Bueno, pues entonces es el momento de llamar a GDB Business Brokers…