Custo Dalmau

Innovador

“La idea es ser fiel a uno mismo”

 “Tratamos de ser muy rigurosos con nuestro concepto, que consiste en no desvirtuarlo sólo por el hecho de vender más. Así que la idea es que, siendo puristas con nuestra filosofía, llegar al máximo número de mercados”

Miércoles, 29 de Febrero de 2012
 A pesar de que corren tiempos que no parecen proclives para determinadas alegrías, el Salón de Moda Urbana y Contemporánea The Brandery, en Barcelona, cerró sus puertas el pasado 29 de enero con un considerable éxito. El evento ha supuesto una importante plataforma de negocio para las 135 marcas que han participado y se han realizado más de 15 desfiles de 26 firmas. Entre las más destacadas, Custo Barcelona, que contaba con el stand más grande, y que continuó fiel al estilo que le ha reconocido internacionalmente. Tuvo un rato para atendernos en Feedback.  
“Tratamos de ser muy rigurosos con nuestro concepto, que consiste en no desvirtuarlo sólo por el hecho de vender más. Así que la idea es que, siendo puristas con nuestra filosofía, llegar al máximo número de mercados”

 

“La piratería no es sólo un problema nuestro: afecta a toda la industria en general. Y más concretamente en China, en que el gobierno no parece tener mucho interés en que desaparezca”

 

“La crisis también ha tenido elementos positivos, como la creatividad. Ahora hay más que nunca, porque esta situación nos ha obligado a ser innovadores, a no repetir”.

Repasando su trayectoria es evidente que todo cambió en el 96

Sin duda alguna. Fue cuando entramos en el mercado de los Estados Unidos, algo que en aquel momento nos parecía del todo inalcanzable. Aquello cambió completamente la dimensión del proyecto. 

 

Y con los años, más expansión en los Estados Unidos pero también en China, por ejemplo…
Sí, aunque nosotros seguimos siendo una empresa pequeñita, que tratamos de ser muy rigurosos con nuestro concepto, que consiste en no desvirtuarlo sólo por el hecho de vender más. Así que la idea es que, siendo puristas con nuestra filosofía, llegar al máximo número de mercados. Ser coherente, vaya, mantenerse fiel a lo que uno es. 

 

Y esto pasa por una formación, claro 
Sí, y que además la planteamos internamente. Lo más importante es que cuando entra alguien a trabajar en la compañía entienda lo que somos y cómo nos gusta que se hagan las cosas. Y se imparte una formación acorde con lo que tienen que hacer.

 

Antes comentaba que son una empresa pequeñita. No sé si exagera un poco…
Pues si. Mi empresa es familiar y pequeña, porque tenemos la habilidad de hacer mucho ruido, pero seguimos siendo pequeñitos y tampoco queremos sacrificar el concepto, esta filosofía del producto para vender más, tal y como le decía. Tenemos que hacer un esfuerzo muy grande para llegar a mercados muy lejanos y lo vamos haciendo poco a poco.

 

De hecho, esta coherencia de la que habla, dio en el clavo. Sus camisetas son uno de los diseños más copiados en China
Si, en China sí, es piratería pura. Bueno, la piratería, ya ves, no es un problema nuestro, afecta a toda la industria en general. Y más concretamente en China, en que el gobierno no parece tener mucho interés en que desaparezca. 

 

Pero eso no interferirá sus planes de futuro 
No, por supuesto. Para nosotros, el plan de futuro pasa por abrir tiendas propias. Porque entre otras cosas, nuestro universo es extenso y necesitamos espacios propios. A corto plazo, por ejemplo, abriremos dos tiendas nuevas en Miami, dos en Sao Paolo y también en Lima, porque Latinoamérica está funcionando muy bien. Esto en los próximos tres meses. 

 

Quizá salir de España sea unos de los remedios de la crisis, ¿no? 
Mira, en estos momentos nuestro sector en España seguramente es de los peores mercados que hay actualmente. Aquí, por ejemplo, después de hacer muchas acciones extraordinarias en el pasado 2011, nos hemos más o menos mantenido comparando resultados con el año anterior, el 2010. En EEUU, sin embargo, hemos crecido un 47% sin hacer nada extraordinario.

 

O sea que depende mucho del mercado exterior
En buena medida, sí. En China, por ejemplo hay alegría, y también en la India y en Rusia. En Latinoamérica un poco menos. En los demás países, incluyendo los Estados Unidos, no hay alegría. 

 

¡Pero si me acaba de decir que han aumentado las ventas casi un 50%!
Aún así. Lo que pasa en España, esto sí es grave. Es un parón muy grande. 

 

¿Y cuáles cree que son los factores a tener en cuenta en todo ello? 
Bueno, hay mercados que nos cuestan más porque nuestro producto es colorista, está unido al sol y al Mediterráneo, y en las latitudes norteñas, como en Finlandia, por ejemplo, nos cuesta vender porque no hay estos dos factores. 

 

Es un elemento muy a tener en cuenta
Por supuesto. Fíjate en cómo va la gente vestida en África o en la India, y cómo van vestidos en Europa o en Canadá. Es una cuestión, no sé si cultural, genética o antropológica, pero es verdad: con el sol la gente se pone color.

 

Volvamos con la crisis. ¿Algún elemento positivo?
La creatividad. Ahora hay más creatividad que nunca porque esta situación nos ha obligado a ser innovadores, a no repetir.  

 

Un buen argumento, sin duda
Yo creo que se saca siempre algo positivo de la crisis. Nosotros lo interpretamos como un final de ciclo en el que, en buena parte, el consumidor ha dicho basta, no me interesa que las cosas se continúen haciendo así. 

 

No lo había visto nunca desde esta perspectiva
Sí, y es curioso porque concretamente en España hay una cierta apatía, como si notásemos una cierta resistencia del consumidor a ir a la tienda. Y en cambio les propones que compren de otra manera, como tiendas efímeras itinerantes que hemos puesto por ejemplo en marcha en España, y han sido un exitazo. 

 

Hábleme de estas tiendas 
Sí, en el mes de diciembre pusimos en marcha este sistema, al que bautizamos como “Pop Up Stores”, que duran 4 ó 5 días en distintas ciudades. Lo hemos hecho en Sevilla, Zaragoza, Valencia, Madrid, Bilbao y Barcelona. En las seis tiendas han pasado más de 300.000 personas. Así que, con la crisis y todo esto, te das cuenta de que hay algo que falla en el comercio empresarial, pero las ganas de comprar no se han agotado. La crisis está pues, para ser más creativo. 

Y si lo ve de este modo, ¿cómo plantea sus próximos proyectos? 
Bueno, los planes en una empresa nunca tienen que ser rígidos: tienes que  tener mucha flexibilidad para adaptarte, pero no hasta el extremo de que acabes desviándote de la idea original. Aquí, en el mercado español se han hecho cosas extraordinarias, porque hemos visto que el consumidor está muy preocupado por la economía, así que hemos tenido que sacrificar márgenes, o estudiar productos que salgan mejor de precio. Pero sin olvidar esta coherencia de la que le hablaba al principio.