Co-fundador de Medtep

Pablo Pantaleoni

“Nos falta mucha cultura emprendedora”

Martes, 17 de Abril de 2012
Hace ya tiempo que ya no se escucha aquello de “El mundo de los audaces”. La crisis nos ha vuelto a todos muy conservadores y la innovación y el arrojo lo hemos dejado quizá para otros tiempos. Pero aún existen iniciativas que desafían lo convencional. Pablo Pantaleoni y Jacob Suñol, dos jóvenes de 23 y 26 años respectivamente, dejaron sus empleos para fundar Medtep, una empresa dedicada a la comunicación entre doctor y paciente. Su primer producto es una plataforma web de gestión de clínicas médicas, y ahora preparan el historial médico en línea. Hablamos con uno de ellos, Pablo.
“Aún nos falta mucha cultura empresarial, porque aquí las cosas no son fáciles, y más cuando quieres emprender. Si lo comparamos, por ejemplo con los Estados Unidos, estamos a años luz”
 
“Aún hoy, está la idea de que un paciente es un sujeto sólo pasivo, que no decide nada. Pero creemos que debe convertirse en el único responsable de sus decisiones médicas. Que debe ser el propietario de su historial”
 
“Aún existen algunos prejuicios sobre la nube. Pero es algo mucho más seguro que tener nuestros datos en papel, se lo aseguro. Esa idea de la facilidad en acceder a la nube hay que erradicarla”
Todo empieza con tu Erasmus, ¿no?
Pues sí. Conocí a Jacob Suñol en Lausana, de Erasmus. Él es ingeniero informático y surgió una gran complicidad desde el primer momento, con ganas de encontrar algún proyecto común. 
 
No puede negarse que han empezado muy jóvenes, en esto. Y que las cosas parecen encarriladas
Lo cierto es que no nos podemos quejar... pero ante todo, hay que decir que aquí falta aún mucha cultura emprendedora: las cosas no son fáciles, y más cuando quieres emprender. Si lo comparamos, por ejemplo con los Estados Unidos, estamos a años luz. Allí, regularmente, hay los business angels, inversores que se reunen cara a cara con aquellos que tienen ideas de emprender. Y muchos de esos proyectos acaban viendo la luz. Aquí no. Aquí se llenan la boca con la palabra start up, pero poco más.
 
Pero aquí también ha encontrado facilidades. Con tan solo 20 años  montó una empresa
Sí, en Madrid. Y tengo que reconocer que sí, lo tuve fácil. La idea fue la de crear una red para estudiantes de Erasmus que tuvieran necesidad de información sobre aspectos prácticos de su estancia. Y lo cierto es que enseguida recogió sus frutos.
 
Pero decidió regresar a Barcelona...
Sí, y estuve un tiempo dedicándome a la organización de eventos, porque, en el fondo, es lo que me va. La combinación de la parte financiera con la parte más ejecutiva es lo que me motiva. 
 
Y hace cosa de un año, nace Medtep y decide dejar de lado el resto de proyectos...
Sí, Jacob había regresado de su estancia en París, donde habia hecho un Master, y estaba trabajando para la multinacional Everis. Todo empezó cuando un día, su padre, que es estomatólogo, tiene problemas con el software de su ordenador y le pide a su hijo a ver si se lo puede solucionar...
 
¿Todo comoienza entonces con un fallo en un ordenador?
Pues se podría decir que sí. Tuvo que solucionarlo desde la distancia y ese fue el embrión de Medtep, porque enseguida se vio que la solución era adaptable, no solo a la gestión de una consulta de un médico, sino a otros especialistas, y a clínicas en general. 
 
Pero faltaría asesoramiento 
Fue precisamente el padre de Jacob quien le dictó los pasos a seguir, las necesidades, y a partir de aquí, fue creando el sistema. Luego, sucedió que los colegas del doctor comprobaron que aquello funcionaba mejor que los softwares que les habian costado miles de euros, y es cuando vimos que aquello podia ir a más.
 
Creo que la clave de su sistema está en que es sencillo, seguro, y barato
Pues si. El hecho de que a través de cualquier navegador uno pueda acceder a esa gestión de los historiales médicos es lo que lo hace realmente atractivo. Y solo cuando se necesita dar un paso más, el pack se paga a 29,90 €uros.
 
O sea, ¿no es un paquete de software?
No, no. Ni se instala ni requiere mantenimiento. Depende del espacio en el ancho de banda que uno necesite, eso es lo que acaba pagando. Estamos en la nube, y con total garantia de seguridad.
 
O sea, que su producto permite a un médico tener el historial completo de su paciente a su alcance y desde cualquier navegador
Para entender exactamente lo que es, habría que pensar en el objetivo final de lo que nosotros llamamos E-health, es decir, la salud en red. Aún hoy, un paciente es un sujeto pasivo que con el tiempo creemos que debe convertirse en el único responsable de sus decisiones médicas. Debe ser el propietario de su historial y tomar las decisiones con toda la información que pueda tener a su alcance. 
 
O sea que al término de Comercio Electrónico deberíamos añadir el de Salud Electrónica...
Bueno, básicamente, de lo que estamos convencidos es de que el sector de salud a través de la red ya mueve miles de millones de euros, y sin duda va a cambiar radicalmente las cosas. Como pacientes, tenemos repartidas nuestras fichas entre varios especialistas y no tenemos el control de todo nuestro historial. Pensamos que esto no tiene mucha coherencia y creemos que va a cambiar. 
 
Permítame una pregunta que le puede parecer excesivamente cauta: ¿Ya es seguro esto de tener nuestro historial en la nube?
Mucho más seguro que tener nuestros datos en papel, se lo aseguro. Esa idea de la facilidad en acceder a la nube hay que erradicarla. Nosotros estamos alojados en Rac Base, uno de los más potentes en el sector, y se hacen copias de seguridad de todo, absolutamente todo.
 
Hace poco tiempo que han empezado y aún son pocos
Tenemos a dos personas más trabajando, pero claro, llevamos solo un año de vida. Además, aprovechamos al máximo las nuevas tecnologias y de momento, es suficiente. Si el crecimiento continua, ya veremos.
 
Y su mercado de momento es España...
Sí, pero hemos hecho ya varios contactos en Argentina, y en algún otro país americano. Pero vamos a abordar esa fase una vez el producto se haya comprobado que funciona bien en nuestro país. 
 
¿Tienen inversores externos?
Sí, conocimos a Patricio Hunt, un experto en la financiación de Start ups, que creyó en el proyecto, invirtió su tiempo, y también su dinero, y ahora pasa  horas con nosotros. Con él acabamos diseñando la estrategia a seguir, y gracias a ese trabajo, nos costó poco obtener los 50.000 €uros que necesitábamos para empezar. 
 
Y más adelante, cuando el proyecto ya esté consolidado, ¿venderán?
No, ni Suñol ni yo tenemos eso en la cabeza. Jacob ha tenido ofertas de Google para incorporarse a la compañia y yo, lo mismo, pero en el sector de inversiones. Pero creemos firmemente en el proyecto. Queremos aportar valor, porque aún hay mucho aún por hacer, si uno tiene ganas. Y por suerte, las tenemos.