director general de Coupies

Daniel Mensing

“La universalización es la clave para cualquier negocio”

“No podemos negar que hay una cierta saturación en la oferta de compra on line, así que el secreto está en tener la clave de proporcionar a un usuario aquello que necesita en el momento oportuno”

Miércoles, 07 de Diciembre de 2011
Si hace sólo diez años nos hubieran dicho que a través del teléfono móvil no sólo encontraríamos un restaurante en una ciudad desconocida sino también un cupón de descuento para el plato especial del día, no hubiéramos dado crédito. Pero la tecnología es así, y la que está dominando nuestra vida sólo ha hecho que empezar. Hoy les proponemos conocer a Daniel Mensing, que acaba de fundar una empresa que se dedica precisamente a eso: a echar una ojeada a un futuro que parecía muy lejano pero que ya está aquí.

“No podemos negar que hay una cierta saturación en la oferta de compra on line, así que el secreto está en tener la clave de proporcionar a un usuario aquello que necesita en el momento oportuno”

“La gente quiere buscar la información por sí mismo, no ser bombardeada por ofertas que no le interesan. Así que lo idóneo es que el usuario se mueva para buscar una oferta que acabe encontrando de manera más o menos inmediata”

“Cobramos un importe muy, muy bajo, unos 50 centimos por cada utilización de cupón, que paga el comercio. Así que el secreto está en sumar muchas cantidades pequeñas. Es un modo como cualquier otro de hacer negocios”

No podrá negarse la internacionalidad de la empresa. Es el fruto de muchas ideas procedentes de varios países
Bueno, de hecho, aunque la idea sale aquí, la sede principal está en Alemania, entre otras cosas porque el primer y gran apoyo, el empujón que necesitaba para que esto fuera una realidad, fue gracias a un pequeño capital aleman. Así que Barcelona sería su subsede. Pero vaya, el director general, que soy yo, está aquí.

¿Y aún están en la fase de arranque de la empresa?

Sí, en efecto. Nosotros buscamos para la sede de Barcelona un inversor que nos ayude a consolidar este principio. Mientras, en Alemania, ya van por el segundo peldaño: allí ya se está buscando un socio de capital riesgo.

Bueno, pues veamos que es lo que ofrecéis
Básicamente, tecnologia de geolocalización más internet en teléfono móvil. Cualquier usuario de IPhone y Android puede bajarse la aplicación y utilizarla para encontrar, si quiere por categorias, ofertas de muchos tipos. La descarga es gratuita y la aplicación muestra los cupones de descuentos en la caja que ofrecen los comercios que tienes a tu alrededor. Así te aprovechas de las ofertas existentes. 

Y eso en cierto modo, rompe con el bombardeo masivo de E-commerce que hoy barre nuestros terminales móviles
Pues si, en efecto. Esa es una de las claves. Se trata de que los cupones de descuento lleguen a los usuarios que puedan estar cerca del punto de la oferta, aunque también se puede acceder directamente a lo que llamamos una web-up. Uno puede aprovechar cualquier browser para acceder. Y para el usuario, lo que digo, la descarga es gratuita.

Y las tiendas, ¿saben que el cliente llega con un cupón si este se presenta?
Sí, porque lo que hace el cliente es confirmar el uso del cupón de descuento, lo arrastran, y nosotros lo que hacemos es validarlo si está realmente cerca de la zona. Entonces se le envía una alerta a la tienda que sabe que va a llegar alguien con ese cupón.

Oiga, y ustedes ¿de donde sacan las ganancias?
Cobramos un importe muy, muy bajo, unos 50 centimos por cada utilización de cupón, que paga el comercio. Así que el secreto está en sumar muchas cantidades pequeñas. Es un modo como cualquier otro de hacer negocios.

¿Y eso da?
En Alemania ya tenemos alrededor de 4.000 cupones diarios de descuento, con clientes del tamaño de Schlecker, una empresa con 700 puntos de venta. Así que cuando aquí nos acerquemos a estas cifras, Coupies va a ser rentable. Estamos trabajando en la línea de grandes cadenas de distribución alimenticia, centros comerciales, cadenas de zapateria, restaurantes, bares, discotecas, y otros establecimientos que puedan resultar atractivos para el usuario.

Y esto teniendo en cuenta de que poco a poco, van a ir aumentando también los terminales a través de los que se podrá acceder a estos cupones descuento, ¿no?

Pues si. De hecho, actualmente, además del Iphone y el sistema Android, tenemos la posibilidad de que Blackberry o Samsung puedan también hacerlo. Cada vez tenemos más claro que hay que buscar la universalización en el acceso a nuestra aplicación.

Y veo que se puede acceder también a través del banner...

Sí, el sistema es totalmente antifraude, los sistemas de seguridad permiten hacer cualquier operación con total seguridad.

¿Se encargan ustedes mismos del diseño de los cupones?
No, hoy en dia, la gran mayoria de los establecimientos ya te traen el diseño configurado, aunque si alguno lo pide, pues no hay problema, se diseña uno personalizado.

¿No cree que en el mercado hay una cierta saturación en la oferta de compra on line?
Sí, la hay. Por eso, el sistema que ofrecemos se aleja de una oferta masificada, de la que acabas pasando, eliminando un 90 % de ella casi sin mirar lo que ofrece. El hecho de que alguien, por necesidad, por proximidad, se interese por algo en concreto, hace de esta compra algo mucho más selectivo. Soy yo quien me muevo a buscar una oferta, y además lo hago pensando en una compra más o menos inmediata. La gente quiere buscar la información por sí mismo, no ser bombardeada por ofertas que no le interesan. El secreto está en tener la clave de proporcionar a un usuario aquello que necesita en el momento oportuno.

Veamos un ejemplo. Estoy en una zona de Barcelona que no conozco bien y busco un sitio en el que comer. Tengo ya descargada la aplicación, miro si hay una buena oferta, arrastro el cupón y... ¿puedo incluso ya reservar mesa?
Bueno, este podría ser el siguiente paso, aunque no lo contemplamos aún. Aún así, no creo que llegados a este punto tengas problemas. Quizá tienes que esperar unos minutos para tener la mesa libre.

A estas alturas tampoco no creo que esto sea un gran problema

No, claro que no. Porque la idea es buena. Y lo que nosotros pretendemos ahora es expandirnos, encontrar inversores para poder incorporar nuevas aplicaciones y crecer en estructura. Y en eso estamos...

Y ello sin olvidar los clientes, claro.

No, por supuesto. El objetivo de la compañia es hacer crecer el número de clientes de manera rápida, que lleguen muchos que, al pagar una cantidad muy baja, pueden ver su oferta. Y como más atractiva, mejor.