Director general de Eurona Telecom

José Carlos Oliveras

“Internet ya no es una opción”

“Nuestro cliente quiere tener Internet. Ya no es una opción. Sabe que eso forma parte del derecho universal de acceso a la información que hoy en dia existe”

Miércoles, 27 de Julio de 2011
“Algunos operadores solo ven megas, ofertas, permanencias y demás conceptos al hablar de Internet. Nosotros vemos compromiso social, el compromiso de continuar lo que nuestros mayores empezaron”. Así se definen publicitariamente Eurona Telecom, una empresa que se ha propuesto hacer llegar Internet a todos los rincones. Y es que las nuevas tecnologías ya se han convertido para todos en derechos (casi) inalienables. Hoy hablamos con el director general de Eurona Telecom, José Carlos Oliveras.
“Las empresas van evolucionando. Es inevitable. Cuando nacimos, nos dedicamos a la obra publica, es decir, ayuntamientos y consejos comarcales. Pero con el paso de los años, se decidió invertir en el cliente final. Así que lo que empezó como una parte del negocio marginal, ahora es lo que predomina”
 
“Nuestro cliente quiere tener Internet. Ya no es una opción. Sabe que eso forma parte del derecho universal de acceso a la información que hoy en dia existe”
 
“Las “telecos” tiene fama de ser las empresas que peor sirven al usuario, así que las que se dedican a ello, tienen que esforzarse para diferenciarse. Nosotros tenemos call centers de trato exquisito, casi personalizados, y mimamos a nuestros clientes utilizando las redes sociales. Hay que hacer lo que sea para que el cliente esté satisfecho”
¿Cómo ha sido el primer año como director general de Eurona Telecom? 
Bueno, no podemos negar que es un año complicado por la situación general. Yo llegué aquí con una misión concreta: la de nuestra salida a Bolsa, en el llamado Mercado Alternativo Bursátil, el MAB, destinado a medianas y pequeñas empresas. Y desde el pasado 15 de diciembre que estamos en ello. 
 
No corramos tanto. Si le parece, retrocedamos hasta el principio. Si tuviera que definirme su compañia, ¿cómo lo haría?
Digamos que somos una empresa de referencia en España en servicios de telecomunicaciones para áreas afectadas por la brecha digital.
 
¿Aún hay muchas áreas sin internet, en España?
Hoy en dia, casi un 20% de las familias españolas se encuentra en una zona oscura, o bien con grandes deficiencias en la llegada de Internet. Gracias a nuestra red, al sistema WIMAX, mucho más eficiente y accesible que el cable o el ADSL, nosotros podemos llegar a esas zonas que, digamos, pueden ser “poco rentables” para las operadores convencionales.
 
De momento, operan en Catalunya...
Sí, estamos afincados en Catalunya porque es aquí donde nuestro Presidente, Jaume Juanpera, fundó la empresa hace diez años, en 2001. Pero nuestra vocación es estar en otros rincones de España. Ya lo estamos en Galicia, Aragón y Valencia. En total, casi 4.000 clientes distribuidos en casi 500 municipios.
 
¿Y los puntos negros en España se producen por culpa de una orografia complicada?
No especialmente. Nosotros no tenemos ese problema como puedan tener Suiza o Austria, es mas bien una problema de los cables de cobre que en su dia se instalaron.
 
¿Un cobre malo?
No, no... no es eso. Es un tema de tecnología. Cuando esto se instaló, se pensó sólo en transportar voz y no voz y datos, que es lo que sucede hoy en día. El cobre es ideal para el transporte de solo voz, pero su alcance se reduce a la mitad si lo que hay que transportar son también datos. Y lo mismo le sucede a la fibra óptica. Por eso, nuestra tecnología se basa en el sietema Wimax de ondas de radio. Es como el ADSL pero no necesita cables. Por ello, llegamos a entornos rurales que de otra forma no serían en absoluto rentables para otros.
 
Así, pues, este sistema en un poco como la TDT... 
Pues si. Para encontrar un paralelismo que entienda la gente, sí. Nosotros transportamos la señal desde una base principal hacia las antenas de repetición que colocamos en los lugares estratégicos. Y estos a su vez permitirán su reemisión a esos sitios más complicados.
 
Habla usted como un “teleco” siendo como es, economista
Prefiero considerarme un gestor de equipos de alto rendimiento tecnológico. Es lo que me encargaron desde los inicios en Siemens y he desarrollado a lo largo de mi vida, durante muchos años en Centroeuropa. Pero sí, debo reconocer que me siento cómodo trabajando al lado de ingenieros, sí.
 
¿El perfil del cliente de Europa ha cambiado mucho?
Sí, por supuesto, ya que cuando nació la empresa se hacia sobre todo obra publica, es decir, nos contrataban los ayuntamientos y los consejos comarcales. El primer cliente que tuvimos fue el municipio de Seva, en la comarca de Osona. Pero con el paso de los años, se decidió invertir en el llamado cliente final. Así que lo que empezó como una parte del negocio marginal, ahora es lo que predomina.
 
Y este cliente final, el particular al fin y al cabo, ¿qué les pide?
Nuestro cliente quiere tener Internet. Ya no es una opción. Sabe que eso forma parte del derecho universal de acceso a la información que hoy en dia existe. Y nosotros se lo damos, y además, como lo hacen las llamadas empresas de “cielos azules”, a bajo coste y con simetria, es decir, con la misma velocidad de subida que de bajada. Y podemos proporcionar desde 1 MB a 3 MB en internet, y trarifa plana en llamadas nacionales.
 
El cliente es pues, el centro de todo su marketing...
Las “telecos” tiene fama de ser las empresas que peor sirven al usuario, así que hemos querido diferenciarnos de todo eso. Nosotros tenemos call centers de trato exquisito, casi personalizados, en todas las zonas en las que operamos. Lo cierto es que no en todos los sitios quieren preguntar lo mismo, y hay que tener en cuenta pues aspectos como la lengua. Sí, mimamos a nuestros clientes utilizando la red 2.0, las redes sociales...
 
¿Y no temen  tocar pronto su techo de negocio?
Queda aún mucho trecho por recorrer. No sólo en España, sino luego también en Europa, y sobre todo, en paises del tercer mundo, en Sudamérica o en Africa. Sí, hay mucho mercado, aún.
 
Volvamos al tema de la Bolsa que me comentaba al principio. Ahora mismo, parece arriesgado
Hablamos de un mercado aún poco conocido, que en otros lugares ya está muy implantado. Estados Unidos, por ejemplo, tiene un 34% de sus pequeñas y medianas empresas en él, y en Europa, Gran Bretaña, Alemania o Francia nos llevan mucha ventaja. El salto al MAB es una consecuencia de un plan estratégico que nos permite ganar en visibilidad, generar más liquidez y un mayor aprovechamiento de las operaciones corporativas que surgirán en el futuro.
 
Y el salir a bolsa, aunque sea en el poco conocido mercado alternativo ¿no puede  disminuir el control sobre su futuro?
Salir a bolsa es una decisión meditada para crecer. Había otras, como el capital riesgo, por ejemplo, pero este piensa demasiado a corto plazo para nuestro tipo de negocio. En el mundo en que vivimos, si se quiere crecer, afrontar nuevas inversiones en redes que son costosas, hay que arriesgarse y nosotros lo hemos abordado con  una decisión que aporta total transparencia...
 
¿A qué se refiere?
Quiero decir que vamos a poner todo en Bolsa, es decir, hasta el 100% de las acciones. Eso es máxima transparencia.
 
¿Y ya se han visto resultados?
La acción ha subido de 1,1 a 1,4 €uros desde que estamos. De momento el MAB tiene 15 empresas, hay unas 30 en lista de espera y creo que el día que lleguemos a ser 100, la cosa se verá de otra manera desde fuera.
 
A pesar de esta ambición, no son ustedes muchos...
Unos 35, de momento. Pero sí es cierto que a quienes trabajan aquí les damos claramente las pautas de lo que queremos de ellos. Y se resumiría en el concepto “implicación”. Hay gente nuestra trabajando en condiciones extremas, en la montaña, con condiciones climatológicas adversas; hay otros que trabajan en un call center sin mirar el horario. Y por supuesto, los directivos tenemos que dar más ejemplo, si esto es lo que nos exigimos. En Eurona, lo digo siempre, el cliente es el “jefe” y debemos mantener con él un trato de máxima proximidad.