Fundadora de Bye Bye Pelos

Carmen Lozano

“El secreto está en popularizar el producto”

Martes, 12 de Julio de 2011
Aunque quizá tenemos la impresión de que la depilación es algo como muy contemporáneo, no somos nada originales: en la Antigua Roma era una práctica común. Ahora, sin embargo, la tecnología se ha puesto al servicio de una moda que los defensores argumentan por razones de estética pero también de higiene. El éxito de la empresa catalana Bye Bye Pelos es una de las pruebas de ello: con 58 franquicias en España, 6 en Italia, 1 en Suiza y pronto en Francia. Hoy hablamos con sus fundadora.
“Hace cinco años, aún se consideraba la fotodepilación como un artículo de lujo, así que tratamos de cambiar el enfoque para que se convirtiera en algo básico: le dimos un giro de 180 grados, bajamos los precios y lo popularizamos”
 
“La gran ventaja de la franquicia es que gente de todo tipo pueda iniciar un negocio con una pequeña inversión, con un local y una máquina, y que la empresa pueda tener un crecimiento que, de otro modo, sería muy difícil de conseguir”
 
“Algún colectivo médico intenta convencernos de que para realizar una fotodepilación se necesita un dermatólogo que lo supervise. Pero todo esto ocurre porque hay cierta desinformación sobre el sistema y cuando hay confusión, es fácil sembrar dudas”
¿Quién lo iba a decir que estando en tantos sitios acabaría fundando una empresa? 
A veces, no sé sabe cómo, las cosas vienen por casualidad. En mi caso, fue un miembro de mi família me pidió que me incorporara a su negocio de centros de estética. Ya tenia dos, uno en Cornellá y otro en Andorra y necesitaba ayuda. Y fue allí donde descubrí las posibilidades de algo que en aquel momento, hace ocho años, en el 2003, era prometedor: la fotodepilación.
 
¿Y ya surgió el tema de crear un franquiciado? 
Casi. Pero también distintos puntos de vista. Yo tenía la idea de buscar una máquina que cumpliera con las expectativas que teníamos para que pudiera resultar una franquicia. Y la encontramos, en concreto, en Israel. Lourdes, en cambio, la persona con la que trabajaba, quería hacer crecer la estructura propia. 
 
Y siguieron caminos distintos 
Con el tema de la franquicia, pronto vi las posibilidades de que gente de todo tipo pudiera iniciar un negocio con una pequeña inversión, con un local y una máquina, y que la empresa pudiera tener un crecimiento que, de otro modo, sería muy difícil de conseguir. 
 
Y finalmente se armó de valor y creó Bye Bye pelos...
Si, en el año 2006. Pero debo reconocer que el la casualidad volvió a intervenir. Porque fue un antiguo cliente de mi época de cuando trabajaba en el sector del transporte que creyó en mi idea. Luego hubo otro socio. Y así empezamos. Con un centro en Terrassa.
 
Y el inicio fue impactante. Empezaron rompiendo precios
Hace cinco años, aún se consideraba la fotodepilación como un artículo de lujo, así que tratamos de cambiar el enfoque para que se convirtiera en algo básico para las mujeres, y con el tiempo, también para muchos hombres. Para ello, habia que darle un giro de 180 grados a todo. Se trataba de bajar el precio y popularizar un método que aún ahora sigue siendo puntero.
 
Porque... ¿la fotodepilación es mejor que el láser?
Es sencillamente distinta. La pulsión lumínica, IPL no requiere de médicos para aplicarla. Con una mínima formación se puede hacer sin ningún tipo de problema. Es un tratamiento que hay que saber explicar muy bien, aunque creo que hoy, pocas mujeres no saben ya como funciona.
 
¿Y cómo funciona?
El sistema de fotodepilación por IPL tiene los mismos fundamenos que el láser. La diferencia es el tipo de rayo luminoso. La luz pulsada intensa lo que consigue es cortar el suministro alimenticio de la raíz del pelo, y por eso, a la larga, el pelo desaparece definitivamente. El tratamiento empieza con una sesión al mes los primeros 4 o 5 meses. Luego, una sesión cada dos o tres meses, hasta un total de 8, que es la media. Mientras dura el proceso, hay que seguir alternando con la cuchilla, pero nos daremos cuenta de que cada dia que pasa, tendremos que utilizarla menos. Hasta que llega el dia que ya no hace falta mas.
 
He oído que parte del sector médico anda a la greña con ustedes...
Creo que se debe a que no habían vislumbrado el potencial de la fotodepilación y ahora tratan de recuperar el terreno perdido. Tratan de vender que para realizar una fotodepilación se necesita un dermatólogo al frente que lo supervise. Pero todo esto ocurre porque hay cierta desinformación sobre el sistema y cuando hay confusión, es fácil sembrar dudas.
 
Por tanto, usted defiende que este método lo pueden practicar las franquiciadas, sea cual sea su formación
Por supuesto. La idea de mi empresa fue, desde el principio, que habia que crecer con personas que iniciaran su propio negocio inviertiendo en la máquina, que cuesta unos 22.000 euros y un local. A partir de ahí, con sólo 15 dias de formación, se está en condiciones de empezar. Pero también es verdad que hay otro perfil, mas de inversor, que lo que hace es entregarnos la gestión, y nosotros buscamos el personal para llevarlo a cabo. 
 
El precio de la máquina es elevado...
Bueno, en el mercado hay máquinas fabricadas en China, desde 3.000 euros. Pero la que utilizamos es la mejor. Así lo creemos. De hecho, hay otros centros que la tienen también. Pero ahora mismo, el potencial que tenemos nos convierte en el principal cliente.
 
Y dice que los requisitos son mínimos 
Hay que tener en cuenta el precio de la máquina y a partir de ahí, nosotros vemos las posibilidades, por zona, por el local, y damos la respuesta. Como puede suponer, es muy importante la ubicación geográfica del solicitante, para que no coincida cerca de otras franquicias. 
 
¿Y la crisis no ha afectado al negocio de sus franquiciados?
Quizás se ha notado un poco a lo largo de este 2011, pero en 2010 apenas percibimos algo. Hay que tener en cuenta de que muchas chicas jóvenes que se han quedado sin trabajo contemplan esta posibilidad y a muchas, les va bien, muy, muy bien.
 
Están en España, Italia, Suiza, y pronto en Francia. ¿Hasta cuándo?  
Bueno, nos queda mucho por crecer. Y vamos a buen ritmo. Cada día alguien se pone en contacto con nosotros para solicitar información sobre si puede tener una franquicia...
 
Bueno, ¿y hacia dónde va su plan de negocio?
A crecer por donde podamos hacerlo. De hecho, estamos en contacto con gente interesada ya en Colombia, en Brasil, en otros países de Europa. Como decía, en España ya vamos por las 60, en Madrid tenemos 4, estamos en Sevilla, Algeciras, Gijón, y me dejo algunas provincias. Y estamos en contacto con Francia e Italia. Ahora mismo, el panorama es fantástico.
 
De hecho, veo que han entrado en el mundo del motociclismo como sponsors de varios pilotos
Nuestros colores están en la moto de Pol Espargaró, también del portugués Oliveira, y de jóvenes valores como Devahive o Bierge. Es un mundo donde nos sentimos cómodos y nuestros franquiciados nos lo agradecen.
 
Aún así, creo que rechazó estar patrocinando al equipo de Paris Hilton, donde está la sensación de este año, Maverick Viñales...
Es que quien primero nos vino a ofrecer el tema de patrocinio fue Pere Gurt, director del equipo de los Espargaró. Y además, temíamos que con Paris Hilton el tema fuese demasiado farandulero. Estamos muy contentos de estar en el equipo en el que estamos. Hace unas semanas nos invitaron al G.P de Qatar y me lo pasé de maravilla.