Alfredo Pastor

“La gente no se da cuenta de lo necesario que resultan los recortes”

“Creo que en general, no hemos terminado de comprender la gravedad de la crisis”

Martes, 07 de Junio de 2011
Hasta hace muy pocos años nadie les hacía mucho caso, pero con la crisis, los economistas se han vuelto de repente muy importantes, y sus opiniones han acabado siendo oráculos para el ciudadano de a pie. Sin embargo, no todos están legitimados para dibujar un perfil claro u sereno de la difícil coyuntura que estamos atravesando porque parece que inmersos en la crisis, exijamos aún más tremendismo. Hoy hablamos con un economista que realmente entiende de esto.
“Entre todos hemos colocado a la economía académica en la cima de todo y no es eso, porque entre otras cosas, la tendencia de la teoría es alejarse de los problemas reales del ciudadano”
 
“Creo que el presidente Zapatero ha perdido toda capacidad para liderar, ya no tiene crédito. Arrastra los pies y obedece, pero le falta la confianza de la gente. Y creo que en general, no hemos terminado de comprender la gravedad de la crisis”
Esto de hablar de mercados emergentes debe ser algo dinámico, cada día que pasa, deben haber cambios, ¿no? 
Por supuesto. Ya no hablamos solo de China, de la India, sino en general de los BRICS, es decir, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, países con una gran población, un enorme territorio y con una gigantesca cantidad de recursos naturales. Hoy en día hay una quincena de países del Africa Subsahariana que están en proceso de crecimiento constante y espectacular.
 
Y más allá de lo que sabemos a un nivel básico ¿Qué tiene que tener un país para ser emergente?
Esencialmente que la tasa de crecimiento tiene que ser alta al menos durante un tiempo. También deben ser países que no tengan grandes conflictos civiles. Con estos dos datos, la cifra ha ido en aumento estos últimos años. 
 
Pero esta tasa de crecimiento sostenida proviene de países que durante mucho tiempo han tenido cifras muy bajas de producto interior bruto...
Sí, esta es una característica esencial. Son países muy pobres y así puede resultar mucho más fácil crecer. Pero si este crecimiento lleva tiempo dándose, año tras año, y durante un período largo, debe ser algo tenido en cuenta.  
 
Aquellos que tienen enormes recursos naturales parece que lo tienen más fácil, ¿no?
Pues curiosamente, no. Los recursos son una maldición porque hay una gran tentación, por parte de países occidentales, y por reminiscencias de las antiguas potencias coloniales, a la explotación de los mismos. Por tanto, y excepto en los países árabes con su petróleo, los recursos equivalen a explotación, y por tanto, a  conflictos y pobreza.
 
¿Y eso les pasa a todos los países que disponen de recursos naturales?
Mire, solo hay un país que es rico en recursos propios y que a la vez se le puede considerar rico: los Estados Unidos.
 
¿Y nosotros? ¿Estamos lejos de entrar en el grupo de las economías emergentes?
No se dan las circunstancias necesarias, porque entre otras cosas, tenemos otro problema: lo tenemos casi todo inventado. Ya tenemos hospitales, hicimos las escuelas en su momento, y también las grandes infraestructuras. Y nuestro crecimiento se ha ido dando a lo largo de los últimos 30 años. 
 
Usted siempre ha estado cerca de las políticas públicas, incluso durante algún tiempo estuvo en la Secretaria de Economía
Sí, lo admito. A mi siempre me ha gustado más el sector público que el privado. Me definiría más como un tecnócrata, que como un político.
 
Y hace poco escribió hace poco una dura crítica al corporativismo de los economistas
Creo que entre todos hemos colocado a la economía académica en la cima de todo y no es eso, porque entre otras cosas, la tendencia de la economía teórica es alejarse de los problemas reales del ciudadano.
 
¿No será también que están ocurriendo cosas que no se ciñen a esos famosos ciclos que ustedes, los economistas, nos repetían?
Bueno, creo que la economía, entendida como ciencia, va muy despistada últimamente. Sí, es cierto que esos ciclos no se están dando como se preveían. Y eso pasa porque estamos anclados en el concepto de Ciencias Naturales. La economía nunca será una Hard Science como la Física o la Química y eso habrá que aceptarlo, tarde o temprano.
 
Entonces, si la economía no es una ciencia de núcleo duro, entonces debería limitarse a los análisis posteriores a los acontecimientos... pero a ustedes se les sigue pidiendo que se adelanten a lo que va a ocurrir
Creo que el verdadero problema es que entre nosotros hay profesionales que se han vendido. El documental del que ahora todo el mundo habla, Inside Job, que está inspirado en un libro que leí hace ya meses, nos muestra con crueldad esta realidad. Ha habido muchos que no han dudado en mentir, ocultar la realidad, manipular las cosas, y todo ha contribuido a esta enorme crisis. 
 
Pues sí que vamos bien 
Se ha pecado de desidia, de mirar hacia otro lado. Se ha insistido en que el mercado lo arregla todo y ese es un dogma falso. Mire, hay un libro clásico sobre las burbujas en economía, que retrata muy bien las estafas que se producen en esos momentos de crecimiento hinchado, ya sea en el mundo de las finanzas, de las tecnológicas, o de la construcción… 
 
Hemos hablado antes de BRICS. ¿Usted también lo hace de PIGS?
¿De las economías de Portugal, Italia, Grecia y España? No soy muy partidario de ese nomenclator. De todos modos, le digo que los que tienen problemas, lo que harán es dejar de pagar y punto. Harán como en el concurso de acreedores. Grecia hizo disparates. Portugal en cambio es diferente: lleva años de atonía y han vivido sin reaccionar. Y lo de España es, sobre todo, producto de una gran burbuja inmobiliaria.
 
Usted ya hablaba de eso hace 3 años, eso de que lo del "tocho" iba a acabar mal...
No era difícil verlo. Pero ya habíamos pasado por una crisis inmobiliaria terrible, a principio de los 90. Desde hacía unos tres años, había crecido enormemente la inversión extranjera en nuestra construcción, y eso disparó el precio hasta que reventó. La crisis enganchó a muchos, incluso a países como Suecia. Varios de sus bancos se pillaron los dedos.
 
Si tuviera que aconsejar a empresarios españoles sobre inversiones en países emergentes, ¿Qué les diría? 
Pues de entrada, que empiece a viajar en ellos, que se acerque y busque oportunidades. Hasta ahora se ha hecho: se ha ido a  Brasil, a México, o a Marruecos, pero el problema es que España no ha tenido presencia colonial en los países subsaharianos  y ahora costará  algo mas, la integración. 
 
Parece pues, que la colonización sirvió para algo, y permítame el sarcasmo 
Sí, aunque debemos recordar que la España colonizadora nunca llegó a ser tan cruel con los colonizados como en otros países. Y permítame citar a los británicos, los belgas, los holandeses o los franceses. Pero esto es otra historia. 
 
La economía va muy ligada a la política. ¿Cómo la ve en nuestro país? 
Bueno, creo que el presidente Zapatero ha perdido toda capacidad para liderar, ya no tiene crédito. Arrastra los pies y obedece, pero le falta la confianza de la gente. Y creo que en general, no hemos terminado de comprender la gravedad de la crisis. Lo de los recortes, por ejemplo. No acabo de entender cómo la gente no se da cuenta de lo necesario que resulta ahora recortar. Con la que está cayendo y con los abusos que ha habido, es lo más normal. Y creo que deberíamos hacer un pequeño esfuerzo de comprensión. 
 
¿No habrá también mucha manipulación?
Por supuesto. Ya se sabe que las masas son fácilmente manipulable, mucho más que a nivel individual, cuando la gente puede mantenerse más firme en sus opiniones. Y creo que en el fondo, el problema es afrontar esta situación crítica en España con el desempleo especialmente, para tratar de que todo no acabe en un problema de orden social. En eso hay que trabajar ahora...