Director de Campaña del PSC en las Elecciones Autonómicas de Catalunya

José Zaragoza

Una campaña que se viene fraguando desde el instituto

"Un producto, por bueno que sea, puede estropearse si no se comunica bien"

La relación de José Zaragoza con el candidato le permite plantear una campaña en la que verdaderamente cree

Lunes, 18 de Septiembre de 2006
La realidad es capaz de superar cualquier sueño. Muy pocos hubieran dicho a José Zaragoza en su juventud que acabaría siendo el orquestador de una campaña cuyo objetivo es llevar a su amigo, José Montilla, a la presidencia de Catalunya. Zaragoza afronta el reto confiado y con una seguridad enorme, sabiendo que lo más importante: sentirse cómodo con el candidato, lo tiene más que superado.

"La personalidad de nuestro candidato está definida por sus hechos"


"Una campaña electoral es un debate de ideas"


"Lo importante es comunicar, no si se hace en directo o no"


"Lo que más varía entre una empresa y una campaña es la forma de cuantificar los resultados"


"Nosotros realizamos toda la creatividad de la campaña"


Usted tiene una estrecha relación con el candidato de su partido a las elecciones de Catalunya

Sí, mi coincidencia política con el Señor Montilla viene del año 78. Coincidimos en el Baix Llobregat. Él era de Sant Joan Despí y yo, de Molins de Rei. Cuando se casó se fue a vivir a Cornellà, pero todo quedó en la misma comarca. Ya hablando de temas de campaña, la primera que dirigí con él fue la de 2004, cuando se presentó como jefe de lista.


Conociédolo tanto, será fácil prepararlo para las elecciones. ¿Cómo lo hace?

Conocerlo mucho es importante, porque sé que su personalidad está muy definida por sus hechos. Nuestro candidato soluciona problemas y su trayectoria está basada fundamentalmente en la acción; no en describir cosas, sino en acciones concretas. Si tienes un político muy definido por sus hechos, debes mostrarlo. Para nosotros es importante contraponer las afirmaciones de otros con hechos.


Hablando de "otros", ¿qué importancia tienen los demás candidatos en la preparación del suyo?

Es básico saber a quién tienes delante. Explicándolo en términos de fútbol, diríamos que la estrategia del Barça no es la misma contra el Madrid que contra el Numancia. La manera de enfrentarlo es diferente. Igual pasa aquí. En esta campaña, el perfil es de hechos y es muy importante recalcar cómo la acción de gobierno del Señor Montilla ha transformado Cornellá y, por tanto, transformará Catalunya.


¿Qué es una campaña electoral?

Es un debate de ideas. Un debate de trayectorias, de propuestas para que los ciudadanos puedan escoger que es lo más conveniente para sus intereses dentro de una sociedad.


Lleva dirigiendo varias campañas últimamente, ¿se siente cómodo haciéndolo?

No sé si el adjetivo es cómodo. Lo que sí que tengo claro es qué debo hacer. Es una cuestión de pragmatismo, de eficacia y de precisión. No me viene de nuevo. Aunque no necesariamente dirigiendo, llevaba tiempo participando en campañas… La primera que dirigí, la de las generales, fue una campaña muy especial, complicada, pero se recibió muy bien. Y en las siguientes hemos ganado. El balance no puede ser mejor.


Usted ha sacado el tema del fútbol. Si algo no va bien al principio de la campaña, en la primera parte, ¿qué cambios hace para el segundo tiempo?

Bueno, utilizo un instrumento de la ciencia política que es la sociología, no como ciencia exacta pero sí aproximativa. Se explora la evolución de la opinión pública, buscando saber si el mensaje que se da es percibido o no.  A veces explicas algo y la gente no lo entiende como tú lo quieres explicar. Entonces, es cuando hay que realizar algún cambio, intentando encontrar siempre la fórmula más clara y más sencilla.


¿Podría compararse el papel del director de una campaña política con el del director de una empresa?

Más que llevar una empresa, yo lo compararía con el lanzamiento de un producto. Coincide en que hay unos objetivos y unos recursos limitados. La planificación y el trabajo son parecidos e, igualmente, corres el riesgo de tener un buen producto y no poder explotarlo si no lo explicas bien. Lo que varían son los resultados finales.


¿En qué varían?

En política, pones en común unas ideas con los ciudadanos para que ellos escojan. En una empresa, no pones en común, sino que buscas un resultado. Lo que más varía, en definitiva, es la forma de cuantificar los resultados.


Ha mencionado el riesgo de estropear un buen "producto" si no se explica adecuadamente. ¿Cuáles son las claves para la buena comunicación?

Simplicidad y proximidad. La simplicidad significa ser claro, especialmente en tus propuestas, para que te entiendan. La proximidad es fundamental en lo que planteas al ciudadano. Debes hablar de cosas concretas, no lejanas, de los elementos básicos de cualquier campaña. Las campañas basadas en la descripción de cosas irreales, utópicas, son campañas que en publicidad se dice "venden humo". Nosotros somos partidarios de cosas sencillas y claras, de que la gente tenga la información para tomar una decisión.


 Los medios de comunicación son vitales para comunicar el "producto". ¿Tienen alguna predilección a la hora de escoger con qué grupos mediáticos trabajan?

No, no. Al contrario. Son los medios los que tienen el interés. Creemos que es importante que tu voz la escuchen aquellos que no piensan como tú. Hay gente que no piensa así, pero creo que están equivocados, porque es totalmente lo contrario. Hay que tener eficacia sea donde sea.


Hablando de televisión, explíquenos cómo se hace la conexión en directo, durante un meeting para salir en los informativos.

Primero, habría que explicar que esto sólo existe en Europa, gracias al sistema de televisión pública que tenemos. En Estados Unidos, todo es privado y sale más en la pantalla quien más dinero tiene. Aquí, el modelo de televisión pública hace a los partidos entrar en dinámicas como la del directo. Sin embargo, lo importante es comunicar, tanto si se hace en directo como si no. Por ello, la conexión en directo no es tampoco fundamental, simplemente juega un papel más dentro de la estrategia de comunicación. 


Y para la publicidad, ¿utilizan una agencia externa?

No, la creatividad la hacemos toda nosotros. Tenemos una experiencia y nos encontramos cómodos. En España hay poca tradición de publicidad política. Otra cosa es la parte técnica: el spot, la impresión… Para los soportes técnicos sí que contratamos a alguien externo, pero la creatividad, desde hace algunos cuantos años, la aportamos nosotros.


¿Se ve dirigiendo muchas más campañas?

Cada vez que te planteas algo así, debes decidir si estás dispuesto a asumir la tensión y la presión… Todo depende del candidato y la confianza que tengas con él. Son momentos de intensidad y si no crees en el candidato es muy difícil que puedas llevar tu trabajo a buen término. Como ya he dicho, con el candidato me encuentro muy cómodo y, con lo bien que están yendo las cosas, creo que tengo bastantes campañas más por delante.